domingo, 11 de diciembre de 2016

Diócesis de Guarenas cuenta con cuatro nuevos diáconos permanentes


La Diócesis de Guarenas arribó el 30 de noviembre a veinte años de creación y poco a poco ha consolidado su clero diocesano

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Más Fotos en Facebook
Guarenas, 11 de diciembre de 2016.- “El ministerio del diaconado permanente forma parte del sacramento del orden sacerdotal en el que la persona consagrada está llamada a vivir la triple funcionalidad por medio del Espíritu Santo: enseñar, santificar y regir. También participa en la fraternidad sacerdotal, y en la edificación del Cuerpo de Cristo, bajo la autoridad del obispo”.

Con este mensaje, monseñor Gustavo García Naranjo, motivó a los cuatro nuevos diáconos permanentes consagrados en dos ceremonias distintas, y que ahora forman parte del clero en la Diócesis de Guarenas para afianzar el trabajo de evangelización en esta iglesia particular fundada en 1996.
La primera ceremonia fue el 4 de diciembre, en la parroquia “Nuestra Señora de la Encarnación” de Caucagua, donde luego de un proceso de formación, fueron ordenados los educadores jubilados Egdy José Rodríguez y Rubén Serrano, además de Jesús Sánchez Mfd, quien es técnico en telecomunicaciones. Estos tres nuevos diáconos trabajarán en comunidades de Barlovento.

Entretanto, la cuarta ordenación diaconal correspondiente a Alfredo Rojas Díaz, fue este 10 de diciembre en la parroquia “Nuestra Señora de Coromoto” de Trapichito, cuya petición fue realizada por el párroco Clemente Medina, para que recibiera la imposición de manos de parte de monseñor García Naranjo.
Monseñor Gustavo García Naranjo junto al padre Luis Avendaño de la Arquidiócesis de Caracas quien visitó a su señora madre en Guarenas.
También asistió el padre Luis Avendaño, amigo del recién ordenado y quien para la fecha celebró un bautizo en la zona, además de un grupo de diáconos permanentes de la diócesis: Felix Antonio Colmenares OchoaDiacono Pedro Perdomo y Diacono Henry Tovar Mendoza, entre otros, junto a un grupo de seminaristas y miembros de los grupos de apostolado.
Se conoció que el nuevo diácono cumple su trabajo evangelizador en la vicaría “María Auxiliadora” de Ciudad Casarapa en Guarenas, desde donde un grupo encabezado por Larry Soler y Genoveva Guevara le mostraron apoyo y solidaridad en su trabajo, además de testificar en su favor.
Diáconos para el servicio a los más necesitados
El mensaje del Obispo de Guarenas resaltó en primer lugar el oficio de enseñar. “Esto es que el diácono está llamado a proclamar la Escritura, la Palabra de Dios, e instruir y exhortar al pueblo”, dijo el obispo.
García Naranjo además citó el oficio de santificar. “Es decir, que el diácono se desarrolla por medio de la oración, sobre todo en la administración del sacramento del bautismo, en la distribución de la Eucaristía, en la asistencia y bendición de los matrimonio, en presidir el rito de los funerales y de la sepultura y en la administración de los sacramentales”.
En tercer lugar, mencionó la tarea de regir, detallando que “se manifiesta particularmente en el servicio, pues se ejerce de forma especial en las obras de caridad y de asistencia, así como en la animación de las comunidades a vivir la caridad”.
Finalmente, el obispo de Guarenas hizo un llamado especial a los jóvenes que asistieron a la ceremonia en la iglesia “Nuestra Señora de Coromoto” en Trapichito.
“A ustedes los animo: si el Señor los llama para que sigan más de cerca, no tengan miedo de responder. Tengan el valor de decirle a Él un generoso “Sí”. No hay cosa más bella que consagrar la vida a Dios cuando el Señor así lo quiere.
La Diócesis de Guarenas fue erigida como tal el 30 de noviembre de 1996 por el Papa Juan Pablo II, luego de desprender esta porción del pueblo de Dios de la Diócesis de Los Teques. Fue puesta bajo la autoridad de monseñor Gustavo García Naranjo como su primer obispo. Poco a poco ha venido consolidando su propio clero y seminaristas.








VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.