lunes, 31 de octubre de 2016

El Papa Francisco logra sentar al gobierno y a la oposición de Venezuela





Ningún pueblo puede resolver sus tensiones con violencia. Siempre hay otra posibilidad. Violencia solo crea violencia. Hoy necesitamos encontrar caminos que aunque difíciles conducen a una paz segura y duradera”.

Así se expresó monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Vaticano, durante la instalación de la mesa de conversaciones a la que asistieron el presidente Nicolás Maduro, miembros de la Mesa de la Unidad Democrática, y un grupo de facilitadores integrados por ex mandatarios y el secretario general de Unasur, Andrés Pastrana.

El encuentro se llevó a cabo este 30 de octubre, a partir de las 8 de la noche en el Museo Alejandro Otero de Caracas, y monseñor Celli leyó un comunicado en nombre del Papa Francisco, sustituyendo así al nuncio apostólico en Argentina, monseñor Emil Paul Tscherrig, quien había anunciado esta fecha para la instalación de las conversaciones.

El hecho de que estamos aquí sentados es un momento muy positivo, me parece que este es un buen comienzo, pero ahora hay que poner ladrillos detrás de ladrillos, les deseo un buen camino de diálogo”, expresó Celli, afirmando también que “el país espera señales auténticas para comprender que el diálogo es una realidad”.

“El Papa ha dicho que ningún pueblo puede resolver sus tensiones con la violencia, siempre hay otra oportunidad, hay que encontrar caminos que conducen a una paz duradera”, leyó del comunicado, monseñor Celli.

“El Papa Francisco ha podido observar que de un lado hay muchas personas que expresan el diálogo como la única vía para recorrer el camino de la paz; al mismo tiempo existen personas que son contrarias al mismo porque están desilusionadas”, dijo.

“Estamos enfrentando un profundo desafío, el diálogo es el camino central de la política (...) la política tiene el deber de servir por el bien común de un pueblo garantizando alimentos, medicinas (...) hay que encontrar el camino de la paz en el marco de la Ley, la democracia y la paz; y el poder público y la oposición tienen el deber de defender la Constitución y hacer cumplir las leyes”, resaltó.


Nicolás Maduro expresó que tiene un compromiso total y absoluto en los procesos del diálogo y la paz, agradeció al Papa Francisco y tendió la mano a la MUD. “Tengo un compromiso total y absoluto como líder de la República con estos procesos de diálogo. Y a la MUD le tiendo la mano y le tiendo la palabra para conversar”, dijo.

Pasadas las nueve de la noche, las partes volvieron a encerrarse para establecer los puntos a tratar de este encuentro, y dar así un paso a un diálogo más estructurado.


Por el Gobierno nacional asistieron la canciller de la República, Delcy Rodríguez; el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez; el ministro para la comunicación e información, Ernesto Villegas; y el diputado Elías Jaua. Entretanto, por la MUD acudieron Jesús Torrealba; el gobernador del estado Lara, Henry Falcón; el dirigente Timoteo Zambrano; y el alcalde del municipio Sucre del estado Miranda, Carlos Ocariz.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.