lunes, 31 de octubre de 2016

Iglesia Venezolana, unida al Papa Francisco, exige diálogo al gobierno y oposición


 Obispos venezolanos reiteran su agradecimiento y “total adhesión al Santo Padre Francisco” en sus esfuerzos en favor del pueblo venezolano

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 30 de octubre de 2016

A la hora de redactar este informe (10:00 am del 30 Octu 2016) no se tenía certeza de la realización del encuentro entre representantes del Gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática. Y es que no ha sido fácil lograr que las partes se sienten a conversar y llegar a acuerdos que se traduzcan en beneficios para la población de Venezuela.

Aunque las partes pidieron al Vaticano ser el mediador en este conflicto de más de tres lustros, en vísperas de la primera reunión prevista para este 30 de octubre en Margarita, como propuso el enviado papal Emil Paul Tscherrig, a última hora informó el gobierno que fue cambiado para Caracas, aunque sin certeza del lugar y hora del encuentro.

Quince organizaciones adscritas a la MUD reiteraron el 29 de octubre que “no están dadas las condiciones para un diálogo”, debido a que “el Gobierno insiste en bloquear todas las vías pacíficas, constitucionales y democráticas para salir en paz”.

Mediante un comunicado enviado al secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, aseguraron que el Gobierno “continúa promoviendo la confrontación política, la persecución, la violencia y el amedrentamiento” a sus adversarios.

Llamado urgente de la CEV

Estos vaivenes en la política venezolana, trajeron como consecuencia que en la mañana del domingo 30 de octubre, la Conferencia Episcopal Venezolana, hiciera un fuerte llamado a las partes “a ser coherentes con lo solicitado al Santo Padre”.

Exhortó a entender que es “sólo el camino del diálogo junto con el respeto a la Constitución y las leyes, y no el de la perenne confrontación, el que puede permitirnos encontrar alternativas de solución a tantos males que nos aquejan”.

Los obispos pidieron “respetar el compromiso que han asumido ante el país de iniciar conversaciones el día 30 de octubre con el acompañamiento del representante de la Santa Sede enviado al efecto, a fin de evitar una espiral de violencia que suma en un mayor sufrimiento a nuestro amado pueblo”.

Así mismo, llamaron a “valorar la preocupación y el esfuerzo del Santo Padre Francisco a fin que mediante un proceso de diálogo respetuoso se encuentren caminos y se tiendan puentes para la búsqueda de soluciones a los grandes males en los cuales el país se encuentra sumido en los actuales momentos”.

Otros llamados a las partes fueron “escuchar al pueblo con sus clamores, esperanzas y requerimientos” porque “es el verdadero protagonista de la democracia”; así como “evitar llamados a acciones peligrosas que puedan desencadenar actos de violencia”.

Unidos al Papa Francisco


Por su parte, el obispo de San Cristóbal, Mario del Valle Moronta, en un mensaje que este fin de semana fue leído en todas las iglesias del estado Táchira, ratificó la adhesión y comunión con el Papa Francisco, ante el cuestionamiento surgido de algunos sectores políticos por la designación de un mediador para buscar el diálogo en Venezuela.

La inmensa mayoría de venezolanos hemos podido ver en este gesto una decidida contribución para lograr la paz social en nuestro país”, dijo el prelado, agregado: “Vivimos momentos nada fáciles y es necesario conjugar los esfuerzos de todos para conseguir soluciones justas, humanas y llenas de la caridad de Cristo”.

Considera monseñor Moronta que “los factores del oficialismo y de la oposición deben demostrar que su único interés es el país y su gente”. Y concluye con un mensaje claro al gobierno de Nicolás Maduro: “debe oír y atender los clamores y justos reclamos del Pueblo, quien es el gran protagonista de la democracia”.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.