viernes, 16 de septiembre de 2016

Francisco y Urosa, pastores que dan ejemplo de misericordia



El gesto del Papa Francisco hoy en Roma, recuerda en este blog las actividades del Cardenal Urosa Savino, que en varias ocasiones ha visitado a los niños enfermos en el Hospital JM de los Ríos de Caracas

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
16 de SEPTIEMBRE de 2016

“El papa Francisco visitó dos estructuras sanitarias en la tarde del viernes 16 de septiembre en el marco del “Viernes de la Misericordia”, día que dedica a realizar una obra de caridad personal en ocasión del Año Santo Extraordinario”, publica el portal Aleteia.

En esta ocasión el Pontífice visitó en primer lugar la sala de emergencia y la sección de neonatología del Hospital San Giovanni en Roma, donde actualmente están hospitalizados cerca de 12 niños con diversas enfermedades, dice la nota afianzada en la oficina de prensa del Vaticano.

Francisco se detuvo de manera especial a bendecir a cinco niños (de estos, dos son gemelos) que se encuentran en estado muy grave y están intubados. 

a sorpresa nel reparto di neonatologia dell'Ospedale San Giovanni
 
Luego, se dirigió en la planta superior del área sanitaria donde se encuentra una sala en la que están hospitalizados otros niños, dice la nota informativa.

Un ejemplo para todos y en todo

Aunque el ejemplo a comparar no es el más reciente, la visita que hacen los pastores de la Iglesia a los hospitales y centros de acogida, es una práctica que se hace en todas las instancias, como ha sido el caso del Arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino. 

Ver Aquí y Aquí.

En efecto, en diversas oportunidades el Arzobispo de Caracas también ha mostrado el afecto que siente por los más desvalidos, y también ha compartido con chiquillos que por motivos de salud, han estado recluidos en el Hospital J. M. de los Ríos.

En varias ocasiones no solo ha visitados a los enfermos para darles una palabra de aliento y bendecirlos o entregarles un juguete, sino que también ha motivado a sus padres para que les bauticen y hagan cristianos.

“El sacramento del bautizo quita el pecado original y nos hace Hijos de Dios. No debemos ser egoístas con los niños negándoles el bautismo e impedirles que se incorporen como hermanos de Jesucristo a la Iglesia”, ha explicado en diversas oportunidades.

Con estos ejemplos se deja constancia de que tanto el Papa Francisco en Roma, como el Cardenal Urosa en Caracas, al igual que miles de pastores católicos en el mundo, le dan continuidad a esa práctica de la iglesia de cuidar y velar por los más necesitados e indefensos entre sus actos de fe y misericordia. 

De manera que la actitud del Santo Padre es un aliciente para que la misericordia no se deje de practicar durante todo el año.  



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.