jueves, 26 de mayo de 2016

Víctor Hugo Basabe recibió ordenación episcopal y tomó posesión de la Diócesis de San Felipe




“Víctor Hugo, antes de dar su respuesta, fue escogido por Dios, fue amado por Dios”, expresó durante la ordenación episcopal monseñor José Luis Azuaje, refiriéndose al nuevo obispo de San Felipe

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Nota de Prensa CEV

Fue el pasado sábado 21 de mayo, a las diez de la mañana, en la Catedral “Nuestra Señora de la Presentación”, en San Felipe, estado Yaracuy. Una nutrida asistencia de la feligresía y autoridades locales, junto a un grupo de familiares y amigos, esperaban con alegría la ordenación episcopal y toma posesión de monseñor Víctor Hugo Basabe, el nuevo obispo de la Diócesis de San Felipe.

Una nota de prensa de la Conferencia Episcopal Venezolana, dio cuenta de la ceremonia religiosa que tuvo entre los “obispos ordenantes principales” a monseñor José Luis Azuaje, primer vice-presidente de la CEV y obispo de la Diócesis de Barinas; monseñor Mario Moronta, segundo vice-presidente de la CEV, y obispo de San Cristóbal; y monseñor Nelson Martínez Rust, ahora obispo emérito de esta iglesia yaracuyana.

La ordenación episcopal contó además con la asistencia de monseñor Aldo Giordano, nuncio apostólico de Su Santidad en Venezuela, quien leyó el decreto de la Santa Sede mediante el cual fue nombrado obispo de San Felipe, Victor Hugo Basabe.

“Con una Catedral desbordada de familiares y amigos provenientes del estado Zulia, especialmente desde la Diócesis de El Vigía”, de donde monseñor Basabe era originario, y “de fieles de las distintas parroquias que conforman la Diócesis de San Felipe”, describió el escenario la nota de prensa.

La ordenación del nuevo obispo estuvo amenizada “entre gaitas y alegres cantos interpretados por una orquesta y coro conformado para la ocasión por jóvenes de las distintas parroquias de esta diócesis yaracuyana”.

Monseñor José Luis Azuaje, expresó durante la homilía que “Dios nos llama con amor, no presiona, no obliga” por lo tanto es una respuesta libre su seguimiento, agregando que con esta respuesta se “pasa a ser propiedad exclusiva del Señor”.

Refiriéndose a Víctor Hugo, acotó: “has sido elegido para cumplir una misión, como Jeremías, has sido escogido para proclamar la palabra de Dios” en medio de su pueblo. “Víctor Hugo, antes de dar su respuesta, fue escogido por Dios, fue amado por Dios”.

De igual manera, el obispo de Barinas, citando al Papa Francisco, expresó “que un obispo no es solo la suma de cualidades o virtudes, ciertamente necesarias, sino que este debe conocer a Cristo, ser Testigo del Resucitado, compartir sus sufrimientos y asemejarse a Él”, reveló la nota de prensa de la CEV.

Acotó que el obispo “que hoy se consagra es escogido como un hombre de Dios, no para ser una celebridad, su vocación es estar entre su pueblo. El obispo debe ser profeta y guiar con la verdad, debe caminar delante del pueblo, caminar en medio del pueblo y detrás del pueblo”.


Por su parte, monseñor Víctor Hugo Basabe, al finalizar la ordenación episcopal y ya con todas las insignias episcopales, dio gracias a Dios por este servicio al que ha sido llamado, pidiendo a su nueva grey le acompañen con la oración y con el trabajo pastoral, pues desde ya se siente comprometido a estar cerca de los más pobres, los afligidos, los que buscan consuelo y tienen sed de Dios.

“Monseñor Basabe, por voluntad de Dios, Obispo de la santa Iglesia de San Felipe, en nombre del Romano Pontífice, impartió la bendición con indulgencia plenaria invitando a todos los presentes a esforzarse por permanecer en plena comunión con la Iglesia y en santidad de vida”, culmina la nota de prensa.







VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.