domingo, 29 de mayo de 2016

¡OTRO OBISPO VENEZOLANO! Francisco Escalante recibió Ordenación Episcopal



El 28 de mayo a las diez de la mañana se realizó la ordenación episcopal de monseñor Francisco Gerardo Escalante Molina, en la capilla “Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote” del Seminario Diocesano “Santo Tomás de Aquino” de Palmira, estado Táchira
Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Padre José Vicente Carvajal // Prensa DiócesisSC
“La finalidad que cada Obispo recibe de continuar la misión realizada por Jesús, haciendo posible que la misma se continúe en el tiempo, y por ello quienes reciben la plenitud del sacramento del orden, se llaman sucesores de los apóstoles, obispos de la Iglesia”.
De esta manera, monseñor Mario Moronta, explicó algunas tareas de los obispos durante una homilía que pronunció con motivo de la ordenación episcopal de monseñor Francisco Escalante, quien próximamente asumirá de manera conjunta las Nunciaturas Apostólicas de El Congo y Gabón, tras la designación recientemente realizada por el Papa Francisco.    
Según una nota de la Diócesis de San Cristóbal, la ceremonia fue presidida por el Nuncio Apostólico en Venezuela, Aldo Giordano y entre los obispos co-ordenantes estaban Mario Moronta, titular de esta Iglesia y monseñor José Trinidad Fernández, obispo auxiliar de Caracas. 
De igual manera, acompañaron los monseñores: Diego Padrón, arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana; William Delgado, obispo de Cabimas; Manuel Felipe Díaz, arzobispo de Calabozo; Luis Alfonso Márquez, obispo auxiliar emérito de Mérida; monseñor Víctor Manuel Ochoa, obispo de Cúcuta y Jorge Aníbal Quintero Chacón, obispo de Barcelona. A ellos se sumaron 140 sacerdotes entre diocesanos y religiosos; y se contó, además, con varias religiosas y fieles católicos.
“Generalmente los Obispos son destinados a pastorear una Diócesis, pero, algunos de ellos, como monseñor Francisco Escalante, reciben un encargo particular como es el servicio de ser Nuncios Apostólicos”, explicó Moronta durante la homilía que hizo a petición del nuncio Aldo Giordano.
Agregó que Escalante al igual que otros Nuncios, “son enviados a diversas naciones para representar al Papa y la Santa Sede ante sus autoridades y, a la vez, fortalecer el trabajo de las Iglesias en cada nación o región”.
“El servicio episcopal de un Nuncio es una obra peculiar, pues monseñor Francisco Escalante ha sido designado por el Papa Francisco, Obispo de Roma y Sucesor de Pedro, para que con su ministerio episcopal, vaya a anunciar la Palabra, fortalecer la comunión eclesial y ayudar a crear nuevas Iglesias locales, así como ayudar al santo Padre en la designación de nuevos sucesores de los Apóstoles, no como un simple funcionario ni como un profesional cualquiera, sino como apóstol, ungido por el Espíritu y testigo del Señor”, dijo Moronta.
Enviado a cumplir con la misión de Jesucristo

Destacó el hecho de que un miembro del Presbiterio de San Cristóbal, como es el caso de Francisco Gerardo Escalante Molina, recibiera la consagración episcopal y que con ella, mediante la fuerza del Espíritu, entrará en el Colegio Episcopal en plena comunión con el Obispo de Roma. Igualmente resaltó que el común denominador era la palabra “envío”, concretando que monseñor Francisco es sucesor de los apóstoles y que el término apóstol significa, ser enviado, para continuar la misión de Cristo.
“La acción de ungir, que significa, bíblicamente, consagrar y destinar para una tarea bien concreta, y que como tal conlleva el envío, pues no se consagra para retraerse, ni convertirse en un burócrata, sino para salir al encuentro de todos, preferencialmente a los más pequeños”, dijo.
Invitó a monseñor Escalante a “contagiar la alegría del reino de Dios y por su papel de representante del Papa ante las autoridades, le corresponde establecer puentes que garanticen la obra evangelizadora de la Iglesia en cada pueblo y cultura, y que aunque existan las mediaciones protocolares, le toca predicar la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, pues su vocación de ser profeta, implica el que anuncie el evangelio de la vida, de la justicia y del amor”.
Monseñor Escalante, sucesor de los apóstoles
Al terminar la homilía, el nuncio Aldo Giordano interrogó al elegido en relación a su fe y futuro ministerio ante al pueblo de Dios y al término del mismo, se hizo el canto de las letanías, mientras monseñor Francisco Escalante permanecía postrado.
Concluidas las letanías, el celebrante principal hizo la imposición de manos sobre el elegido y a continuación lo fueron haciendo los demás obispos presentes. La plegaria de ordenación se desarrolló según lo establecido, mientras los diáconos Juan Ramón Cárdenas y Carlos Pérez, sostenían sobre la cabeza del elegido -que se mantenía de rodillas- el evangeliario.
Luego de ello, el Señor Nuncio, Aldo Giordano, hizo la unción con el Santo Crisma; entregó el evangeliario, efectuó la imposición del anillo y de la mitra y por último hizo entrega del báculo, para que después el recién ordenado Obispo, pasara a sentarse en el primer lugar entre los obispos y recibiera el saludo de ellos y proseguir con la liturgia de la eucaristía.
Después de la comunión, el Obispo Escalante recorrió todo el templo impartiendo la bendición con la mitra y el báculo. También dirigió sus palabras de gratitud en primer lugar a Dios, “por el don grande y maravilloso que me dio con la ordenación sacerdotal y que me ha dado hoy con la ordenación episcopal”. Ambas momentos son considerados por monseñor Escalante “un regalo y un don, que no es sólo para mí, sino para la familia y el pueblo de Dios donde voy a trabajar, con los cristianos del Congo y de Gabón, por lo que pido a todos, que den gracias a Dios por dichos dones”.
Explicó también detalles de su escudo episcopal, que fueron apreciados por todos los presentes. Se destaca entre ellos la escalera y el molino del recuadro inferior derecho, “escalera, que representa el apellido de Escalante y el molino por su segundo apellido, Molina”. En la parte superior de ese mismo extremo, indicó que colocó una escuadra de carpintero, en honor a San José, pues su nombramiento fue dado a conocer por el Papa Francisco el 19 de marzo, día de la fiesta de San José, de quien es devoto y quien hizo todo en silencio, estimando a su juicio, que en la vida diplomática también se hacen muchos trabajos de manera silenciosa.
Recordó monseñor Escalante, también los primeros días de octubre de 1977, cuando su mamá le trajo al seminario menor, y agradeció la ayuda de las hermanas dominicas que le apoyaron en su decisión de querer estudiar en el Seminario. Palabras de gratitud también tuvo hacia el Seminario Diocesano “Santo Tomás de Aquino”, donde considera que nació y creció, por lo que expresó sus palabras hacía los sacerdotes formadores de su época, hacia algunos de sus compañeros y también a todos los miembros del presbiterio de San Cristóbal.  
Por último, el nuevo Obispo ratificó a quienes le acompañaban: “no solo vinieron a mirar, sino que hoy han sido testigos de eso que sucedió en esta celebración, por lo que ahora tienen el compromiso de orar por mí, para que yo pueda llevar esta misión pastoral en apartadas tierras a buen término” y solicitó al Nuncio, Aldo Giordano, que hiciera extensivo el saludo al Papa Francisco de parte de la Iglesia de San Cristóbal y concluyó agradeciendo a todos los Obispos que se hicieron presente en su ordenación episcopal.

Al concluir la eucaristía solemne, el nuevo Obispo, Monseñor Escalante Molina, recibió de parte del Consejo Legislativo del Estado Táchira, la condecoración Orden Gran Cruz del Táchira; mientras que la Alcaldía de Guásimos le otorgó el botón al mérito y el Seminario Diocesano “Santo Tomas de Aquino” le hizo entrega del botón y banderín de esta casa de formación.
La ceremonia y el coro litúrgico estuvieron a cargo del Seminario Diocesano y luego de la lectura del evangelio, fue presentado al Ordenante Principal, el candidato a la ordenación episcopal y el mandato apostólico fue leído por el Padre Félix María Caicedo López, director del Instituto Universitario Eclesiástico “Santo Tomás de Aquino”.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.