lunes, 30 de mayo de 2016

Germán Machado narra experiencia en Jubileo del Diaconado Permanente en Roma


El diácono incardinado a la Arquidiócesis de Caracas participa en el jubileo del diaconado permanente en El Vaticano. Este miércoles 1 de junio, se vuelven a encontrar con el Papa Francisco durante la Audiencia General

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic

Caracas, 30 de mayo de 2016.- El diácono permanente Germán Claudio Machado Echezuría, en representación de la Iglesia católica de Venezuela y de manera particular de la Arquidiócesis de Caracas, participó este domingo 29 de mayo, en la misa que con motivo de los 50 años de la institución del diaconado permanente presidió el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro de El Vaticano.

En emotivos mensajes de voz y escrito enviados vía WhatSapp desde Roma, Germán Machado da cuenta de las actividades cumplidas durante este Jubileo de los Diáconos Permanentes. 

Tuve la oportunidad de estar muy cerca del Papa Francisco”, comentó el también capellán del Cementerio General del Sur. “Él me vio con la bandera de Venezuela y me saludó directamente aunque solo por intermedio de miradas que pudimos compartir de manera mutua”, añadió.

“Me gustaría haberle dado la mano pero había mucha gente de por medio. Espero que esa oportunidad se presente en la audiencia general del miércoles, este primero de junio, cuando nuevamente asistiremos a la Plaza de San Pedro para escuchar sus enseñanzas”.

Machado indicó que en este Año Jubilar de la Misericordia se organizaron varios eventos de carácter mundial, entre ellos el dedicado a los diáconos. “El Jubileo de los Diáconos se inició el viernes 27 de mayo, a las cuatro de la tarde. Todos los participantes se reunieron por grupos lingüísticos para reflexionar sobre el tema: “El diácono, imagen de la misericordia para la promoción de la nueva evangelización”.

Luego, el sábado 28 de mayo, desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde, todos los participantes peregrinaron hacia la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro. 

“Los participantes, durante la misma franja horaria, visitaron las tres iglesias jubilares que el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización ha designado especialmente para que, durante el Año Santo, los peregrinos puedan acudir al sacramento de la Reconciliación y realizar un momento de Adoración eucarística”, dijo.

También estuvieron disponibles algunos Misioneros de la Misericordia en estas actividades. Estas iglesias jubilares, ubicadas en las cercanías de la zona de la zona de San Pedro, son la Iglesia de S. Salvatore in Lauro (Piazza di San Salvatore in Lauro, 15); la Iglesia de S. Maria in Vallicella [Chiesa Nuova] (Piazza della Chiesa Nuova); y la Basílica de S. Giovanni Battista dei Fiorentini (Piazza dell’Oro, 1). “Los participantes también peregrinaron hacia las iglesias de Roma dedicadas a San Lorenzo”, añadió.


El sábado 28 de mayo, a las 4:00 p.m., los diáconos y sus familias se reunieron para recibir una catequesis en la misma iglesia del día anterior, titulado: “Caridad Pastoral del Ministerio Diaconal”, siendo dictada por monseñor Jorge Padrón, director de la sagrada congregación para el clero.

Importancia del diaconado permanente en Venezuela

Germán Machado explicó que “esta ha sido una experiencia reafirmativa que nos hace reconocer nuestra vocación, y nos inserta como personas en el ministerio de una forma muy especial”. Asimismo explicó que es un evento que no se realiza con mucha frecuencia. “Esta es la única oportunidad por lo menos en los próximos diez años en que se reúna a una gran cantidad de diáconos permanentes”.

Respecto a Venezuela indicó que el diaconado permanente comparado con otros países ha sido de mucha utilidad y está muy avanzado. “A pesar de nuestras limitaciones vamos desarrollando poco a poco nuestro ministerio, y muchos países, lamentablemente, no están a ese nivel”.

Finalmente expresó que esta experiencia le ha permitido “conocer ese tren de la iglesia católica y saber cómo quiere presentarlo para el servicio que es sumamente significativo en las diferentes parroquias y comunidades”.

Con otros venezolanos en Roma


Germán Machado ha tenido la oportunidad de compartir con tres venezolanos que asistieron a este encuentro, aunque ellos no realizan labor pastoral en el país: el diácono Manuel Lagos, dehoniano, estudiante de psicología en Roma; el seminarista Alejandro Keri, de los Legionarios de Cristo; y un diacono permanente venezolano que asistió con su esposa, y que labora en Orlando, Florida, aunque de este no reportó su nombre.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.