miércoles, 6 de abril de 2016

Venezolanos piden al Papa intervenir a favor de la Ley de Amnistía


 Familiares de 10 presos políticos se encadenaron en la sede de la Nunciatura en Caracas

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Caracas, 06 de abril de 2016.- El pasado martes 5 de abril, familiares de presos políticos venezolanos se encadenaron dentro de la Nunciatura Apostólica en Caracas, con la intención de ser escuchados por los medios de comunicación, y para que el Papa Francisco interceda a favor del cumplimiento de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aprobada el 29 de marzo por el parlamento de este país bolivariano.

“Hoy le pedimos al nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano que por favor sea mediador y le haga llegar al Papa nuestra carta”, dijo Leida Calderón, tía del preso político Luis Lugo Calderón.

“Nos dio todo su apoyo en función de comunicar al Vaticano nuestra petición y nuestra protesta pacífica aquí en la Nunciatura. No puede pasar un día más en que nuestros familiares sigan presos, deben ser liberados porque no hay razón legal ni motivos para que los tengan presos”, informó.

Por su parte, la esposa del abogado Marcelo Croato, Elkys Arellano, afirmó que la iniciativa busca la justicia sobre los casos de los encarcelados por motivos políticos durante el 2014.

“No estamos aquí representando a ningún partido político. Tenemos a nuestros hijos en casa esperando a sus seres queridos. Nuestros familiares sufren mucho, las familias están presas como sus esposos presos en la cárcel”, indicó.

“Pedimos que nuestro Papa latinoamericano interceda para que se ejecute la Ley de Amnistía y así se liberen a todos los presos políticos inocentes y que se haga justicia en Venezuela”, aseguró la señora de Croato.


La señora Marilú Guevara, madre de Peter Moreno, exhortó al Ejecutivo nacional a respetar la voluntad del pueblo y permita la unión de las familias separadas. “Las cadenas significan el sufrimiento y el llanto de todas las madres, esposas venezolanas que tenemos a nuestros hijos presos injustamente”, dijo llorando y mostrando las cadenas con que se amarró frente a la sede de la nunciatura en Caracas.

“Las cadenas significan la tristeza y la soledad de los niños que quedan sin sus papás. Le hago un llamado al presidente que se ponga una mano en el corazón y que acepte la Amnistía y que libere a los presos políticos”, explicó.


Entre los familiares encadenados se encuentran Elkis Arellano, esposa de Marcelo Crovato; Isabel Abreu, madre de Dany Abreu; Esdanyelis Noriega, esposa de Alejandro Zerpa; Vladimir González, tío de Andrea González; Leila Calderón, tía de Luis Lugo Calderón; Marilu Guevara, madre de Peter Moreno; Norma de Ortega, madre de Efraín Ortega; Isaac Grossi, hijo de Betty Grossi; Jorge Fernández, padre de Vilca Fernández; José Antonio Abreu, papa de Danni Abreu; y Editson Leal, hermano de Nixon Leal, quienes esperan mantener la protesta pacífica por la libertad de sus familiares.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.