miércoles, 6 de abril de 2016

El Cardenal Urosa instituyó nuevos ministros extraordinarios en Iglesia de La Boyera


“La Anunciación del Señor” recibió la visita del Arzobispo de Caracas en el marco de sus fiestas patronales, quien invitó a la feligresía a fortalecer el trabajo de evangelización y asumir nuevos compromisos dentro de su comunidad parroquial

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Más fotos en Facebook

Caracas, 06 de abril de 2016.- “Ustedes que son llamados a tan alto servicio en la Iglesia, deben procurar dar testimonio de fe y vida cristiana y vivir con intenso fervor estos ministerios de unidad y de amor de la Iglesia Católica”.

De esta manera se expresó el Cardenal Jorge Urosa Savino, la noche del 5 de marzo, durante el rito de envío que presidió en la parroquia “La Anunciación del Señor” de La Boyera, al instituir a doce ministros extraordinarios de la Comunión Eucarística y Lectores de la Palabra, en el marco de la fiesta patronal de esta iglesia de El Hatillo.

Recordó que el ministerio que se les confía les permitirá “comulgar la Eucaristía por sí mismos, distribuirla a los demás, llevarla a los enfermos y proclamar la Palabra de Dios a toda la comunidad cristiana”, especialmente en su jurisdicción parroquial.

Ante la abarrotada iglesia, y en presencia del párroco del lugar, presbítero Honegger Molina, así como del alcalde de El Hatillo, David Smolanski, hizo énfasis en el mensaje de Jesucristo e invitó a escuchar la Palabra de Dios y cumplirla.


Hay que leer y estar atentos a lo que nos dice la Palabra de Dios, pero sobre todo hay que cumplirla, es decir, cumplir los mandamientos de la Ley de Dios, que es la senda que nos conduce hacia la felicidad”, acotó el cardenal Urosa.

“La felicidad no se consigue con el dinero, con la belleza, o con el poder”, dijo Urosa, añadiendo que “los problemas de Venezuela, tienen parte de su raíz en que se le está dando mucha importancia al dinero y a otras cosas que no la tienen”, indicó.

Los ministros extraordinarios

El padre Honegger Molina presentó ante el cardenal Urosa a los aspirantes ministros extraordinarios: Alexandra Farrera, Ana Rocío De La Torre, Alicia de Galarraga, Fanny Castillo, Ingrid Osorio, Isabel Hernández, Maikel Carrión, María Teresa de Benítez, Maritza Ochoa, Nathaly Acevedo y Rafael Mata.

Dentro de la ceremonia, el cardenal Urosa les hizo cuatro preguntas: “¿Quieren ser instituidos ministros extraordinarios de la Comunión Eucarística y Lectores de la Palabra? ¿Quieren recibir el encargo de distribuir a sus hermanos el Cuerpo del Señor, para servicio y edificación de la Iglesia y anunciar la Palabra de Dios?”.

“¿Están dispuestos a procurar diligentemente todo cuidado y reverencia en la distribución de la Eucaristía y difundir el mensaje de Jesucristo? ¿Están dispuestos a ejercer sus ministerios en comunión conmigo y con la Iglesia, bajo la dirección de su párroco, y únicamente en el territorio y por el período que se les indique?”.

Ante las afirmaciones positivas de las respuestas por parte de los cristianos comprometidos, el arzobispo procedió a entregarles los relicarios y crucifijos que les identifican. 

Antes, les previno “de tener mucho cuidado con estas responsabilidades”, valiéndose de varias anécdotas conocidas por él a lo largo de su vida sacerdotal. “El Cuerpo de Jesucristo no es para dejarlo en cualquier lugar”, dijo.

Un poquito de la historia parroquial



El cardenal Urosa tuvo palabras de recuerdo para quienes fueron los predecesores del presbítero Honegger Molina en “La Anunciación del Señor”, iglesia nacida oficialmente el 13 de junio de 1976, bajo la bendición del para entonces obispo coadjutor de Caracas, monseñor José Alí Lebrún Moratinos.

Pero los orígenes se sitúan algunos años antes, especialmente con el padre Manuel Yánez, que según la historia parroquial celebraba misas en un kiosco ubicado en los terrenos de la Central Madeirense.

En ese sentido, mencionó al padre José Policarpo Krautle Frankel, constructor del actual templo que fue bendecido por el arzobispo de la ciudad, cardenal Lebrún, el 29 de abril de 1984, instante que fue recogido por una histórica foto en la que el sacerdote de origen alemán también agradece el diseño a la arquitecta Isabel Herrera de Umérez.

También mencionó a monseñor Luis Armando Tineo Rivera, actual obispo de Carora, “quien trabajó por espacio de 18 años en esta parroquia”.


Finalmente, el arzobispo de Caracas hizo un llamado a toda la feligresía para esa devoción y amor por su iglesia parroquial se convierta en un mayor compromiso como cristianos, asumiendo responsabilidades en la catequesis y la evangelización.

Padre Honegger Molina, actual párroco de la Iglesia, en La Boyera.




El actual Cardenal Urosa en sus tiempo de obispo auxiliar de Caracas junto a un grupo de sacerdotes. Entre estos el padre Luis Armando Tineo -ahora obispo de Carora- quien era párroco de la Iglesia "La Anunciación del Señor", en La Boyera. Entre otros sacerdotes, los futuros obispos: William Delgado (Cabimas) y Saúl Figueroa Albornoz (Puerto Cabello) y los padres Ramón Vinke y Porras.

  


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.