domingo, 14 de febrero de 2016

Monseñor Lückert: “La Iglesia apuesta por la vida” en medio de la crisis humanitaria en Venezuela



Durante la Jornada Mundial del Enfermo pidió al Estado avocarse a dar respuesta oportuna ante la crisis humanitaria en materia de salud

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Caracas, 14 de febrero de 2016.- La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), denunció en el marco de la Jornada Mundial del enfermo, “el profundo deterioro que sufre el pueblo venezolano en materia de salud”, debido a “la falta de atención médica en los hospitales públicos ante la carencia de médicos, de insumos médicos elementales”.

Monseñor Roberto Lückert León, presidente de la Comisión de Justicia y Paz del episcopado, planteó la triste situación en la que se encuentran las familias pobres del país, asegurando en un comunicado el pasado 11 de febrero, que estas “hacen lo imposible” para obtener los medicamentos para los familiares enfermos.

“En los últimos meses se ha recrudecido sistemáticamente la falta de medicamentos para todo tipo de enfermedades, pero especialmente para enfermedades de diabetes, tensión, epilepsia, VIH, cardiovasculares, que ya han cobrado la vida de numerosas personas, sin verse solución por parte de los organismos gubernamentales”, dijo.

Considera que esto es “consecuencia de las limitaciones en la asignación de recursos económicos, humanos y materiales o el manejo inadecuado de los mismos”, situación denunciada desde hace tiempo por gremios médicos y farmacéuticos, sin embargo, “el Estado no les prestó ni les ha prestado atención, por no ser una prioridad política”.

Detalló la “la falta de prevención, vigilancia y control sanitario”, lo cual ha permitido la reaparición de “enfermedades infectocontagiosas como la malaria (136.402 casos) y el dengue (54.152 casos)”. Habló de la “incapacidad para atender” “nuevas amenazas” como la chikungunya (16.293 caso), y el zika (412.962 casos hasta el 23 de enero).

Sin comida y sin salud

Roberto Lückert, quien es arzobispo de Coro, plantea que la crisis del desabastecimiento de los alimentos también genera otras amenazas: “desnutrición por falta de consumo de nutrientes y vitaminas, falta de aplicación de los controles sanitarios; el descontrol de los índices glucémicos por no mantener un régimen alimenticio adecuado; y la “alteración del estado psíquico y social generando angustia, miedo y ansiedad”.

Considera que Venezuela está casi en una situación de ‘sálvese el que pueda’.

“Si esto es así entonces es necesario apostar por la vida, trabajar para que se de en todo el contexto de la nación la opción por una vida digna. La Iglesia exige al Estado y a sus diferentes instituciones avocarse a dar respuesta oportuna a tan trágica situación”, dijo.

Crisis Humanitaria y Fallecimientos de niños

Fallecimiento de niños.- Leonardo Maldonado director del Consejo Municipal de Protección del Niño, Niña y Adolescente, informó a medios locales que durante carnaval fallecieron seis niños en el Hospital Central de San Cristóbal (estado Táchira).

No había los medicamentos para suministrárseles, para que se les expandieran los pulmones, que es el sulfatán pulmonar, ni los respiradores artificiales para que ellos pudieran subsistir en esas condiciones”, dijo. Este hecho se suma al fallecimiento de 36 recién nacidos por falta de insumos y maquinarias en hospitales públicos del país, según han reportado varios medios de comunicación.

Crisis Humanitaria.- José Manuel Olivares, médico y diputado, denunció el pasado 26 de enero ante la Asamblea Nacional, el desabastecimiento de 65% de los 150 medicamentos esenciales propuestos por la Organización Mundial de la Salud. La AN debatió sobre la crisis de acceso a medicamentos e insumos médicos, concluyendo con la aprobación de un informe que “declara a Venezuela en crisis humanitaria en materia de salud”.

En este contexto, la CEV solicita a los organismos gubernamentales “no ocultar los indicadores más recientes”, ya que servirán para la planificación de una estrategia nacional en la atención sanitaria”; además, pide “activar y agilizar mecanismos que faciliten la cooperación nacional e internacional”, para atender esta crisis.


El Papa Francisco nos ha invitado a tocar el sufrimiento del otro, y sabemos que actualmente en Venezuela hay mucho sufrimiento en los centros de salud como en nuestras familias”, dijo finalmente, monseñor Roberto Lückert León. 



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.