jueves, 11 de febrero de 2016

¡Comenzó la Cuaresma! El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Reconciliación


El Papa propone 3 medicinas que curan del pecado en Cuaresma: oración, ayuno y caridad; entretanto, en Caracas, monseñor Adán Ramírez recuerda la importancia del “Silencio”

Ramón Antonio Perez / @GuardianCatolic

Tan rápido como lo ha permitido el tiempo litúrgico para este 2016, la llegada de la Cuaresma impulsa al reencuentro con Dios. Parece que el espíritu también necesita la rapidez del perdón.  Desde Roma a Caracas, pasando por los más recónditos lugares, la cristiandad católica entró desde este Miércoles de Ceniza a sus cuarenta días de arrepentimiento, en el que estará marcado por la Oración, la Caridad y el Ayuno.

El Papa Francisco, durante la tarde del miércoles, presidió en la Basílica de San Pedro, presidió la Santa Misa con el Rito de bendición e imposición de las Cenizas. Igualmente envió a los Misioneros de la Misericordia en ocasión del Año Jubilar convocado e noviembre pasado. El Santo Padre estuvo acompañado de cardenales, obispos y más de 700 Misioneros de la Misericordia que son enviados a todo el mundo con la facultad de absolver algunos pecados reservados a la Sede Apostólica.

Francisco propuso en su homilía tres “medicinas o remedios” que los cristianos pueden abrazar para “curarse del pecado” en esta Cuaresma: la oración, la caridad y el ayuno.

1.- Oración: “Expresión de apertura y de fidelidad en el Señor, es el encuentro personal con Él, que corta las distancias creadas por el pecado”, explicó el Papa. “Orar significa decir: ‘no soy autosuficiente, tengo necesidad de Ti, Tú eres mi vida y mi salvación”.

2.- Caridad: El Papa dijo que “el amor es verdadero, en efecto no es un acto exterior, no es dar cualquier cosa de modo paternalista para acallar la conciencia, sino aceptar quien tiene necesidad de nuestro tiempo, nuestra amistad, de nuestra ayuda”. Es también “vivir el servicio”.

3.- Ayuno: La penitencia, para “liberarnos de las dependencias frente a lo que pasa y entrenarnos para ser más sensibles y misericordiosos”. “Es una invitación a la simplicidad y a compartir”.

La paradoja de la ceniza


Entretanto, en Caracas, en la Santa Iglesia Catedral, se llevó a cabo una programación que incluyó cuatro celebraciones eucarísticas para la imposición de la Ceniza.

A las 8 de la mañana correspondió a monseñor Adán Ramírez Ortíz, Deán del Capítulo Metropolitano, presidir esta ceremonia.

Paradoja: LA CENIZA, que es el resultado de un fuego, se vierte sobre nosotros para apagar un fuego.

LA CENIZA ES SILENCIO: las llamas cesaron, cesó el crujir de la leña, el calor de las brasas también se apagó, y queda la ceniza como testigo mudo de un silencio.

HOY, ESA CENIZA DICE AL HOMBRE: «¡SILENCIO!»

Cuando hagas limosna… LA LIMOSNA ES EL SILENCIO DEL EGO. Se apaga el egoísmo, deja de importar el yo, y el afán de apoderarse de todo y de todos, el deseo de controlarlo todo y a todos, da lugar a la generosidad, a la entrega y al despojo. He dejado de importar para mí mismo. Cuanto soy y cuanto tengo lo entrego a Dios y a los demás.

Cuando reces… LA ORACIÓN ES SILENCIO DEL ESPÍRITU. Preocupaciones, urgencias, problemas personales, y todo el griterío que llena la mente del hombre se apaga al caer la ceniza, y en el silencio se escucha a Dios.


Cuando ayunes… EL AYUNO ES EL SILENCIO DE LA CARNE. Tantos placeres, tanta comida, tanta bebida, tanto recreo para los ojos, nos tiene abotargados. El ayuno hará callar todo ese alboroto de sensaciones, y nos hará sentir hambre de Dios.


¡MARACAIBO "Alimenta la vida"! 


Monseñor Ubaldo Santana pide “luchar contra la indiferencia, la violencia y el individualismo”

Durante esta misma fecha, el arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera, presidio la eucaristía de Ceniza en la catedral metropolitana marcando el comienzo de los 40 días de preparación para vivir la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Con el miércoles de ceniza la iglesia católica inicia el tiempo de recogimiento, según expreso el arzobispo. “Un tiempo para tomarse el pulso interior y reconocer las debilidades humanas, pero al mismo tiempo, disponer el corazón al arrepentimiento y conversión”.

Las cenizas en la frente, dijo el pastor de la iglesia católica “es un signo de reconocimiento ante el pueblo de la debilidad humana, pero es necesario no quedarse en el signo, sino interiorizar el significado y vivirlo a plenitud”.

“En este tiempo de cuaresma les quiero pedir que, por lo menos, luchemos contra algunos de estos tres males, que afectan la vida personal, familiar y socio-política”: “La indiferencia, eso que no me importa que el otro sufra. La violencia callejera, la violencia de la delincuencia, pero también esa violencia se ha metido en el corazón de nuestras familias, así como acabar con la violencia social, pero también violencia familiar debemos dejar de pensar solo en individual sin importar en lo que le sucede al hermano.

Este miércoles el arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Santana, también instó a buscar el diálogo productivo y constructivo en el país,  como parte de su mensaje en el inicio de la cuaresma.

Campaña compartir 2016: Alimenta la Vida
El arzobispo de Maracaibo también presentó en rueda de prensa la Campaña compartir 2016, que lleva por lema Alimenta la vida. 

Este año la recolecta toma en cuenta los mensajes del Papa Francisco. Señaló que el mensaje de cuaresma los invita a compartir la actitud misericordiosa de Dios, construyendo la paz, venciendo y superando la cultura de la indiferencia.

La cuaresma, acotó, es un tema para volverse hacia Dios, hacia el hermano, nosotros creemos que el lema que propone la campaña de este año, alienta la vida, donde haya desesperación llevo esperanzas, es una contribución a despertar al conjunto de los cristianos y venezolanos, a acoger una actitud distinta, a veces nosotros mismos somos pesimistas en relación a resolver los problemas que tenemos.
“La campaña lleva un trabajo concreto en el seno de las comunidades”, y aclaró que no se trata solamente de recaudar fondos que es algo importante porque expresa la solidaridad, sino que “se busca un giro a la manera personal, grupal y parroquial de enfrentar las dificultades de la vida”.


Informó que se crearán grupos de apoyo, de solidaridad y acompañamiento “para ayudar a las personas que estén desanimadas, a los que se sienten maltratados o dolidos”. 





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.