domingo, 16 de agosto de 2015

El Padre Carlos José Salazar Pacheco celebró su primera Eucaristía en Río Chico


La cosecha es abundante, pero los obreros son pocos. Rueguen, pues, al dueño de la cosecha que envíe obreros a su cosecha”. Lucas 10,2.

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Carlos Ibirma / @CarlosIbirma
Iglesia de Río Chico / @SantuarioMerced

Río Chico, 16 Agosto de 2015.- “Yo soy ‘Misionero de la Consolata’, y nosotros, como tales, no estamos para quedarnos aquí en Barlovento, sino para anunciar el evangelio en cualquier parte del mundo. Creo que aquí en Barlovento hace falta rezar mucho por las vocaciones, para que quieran salir hombres y mujeres que quieran anunciar la palabra de Dios”, manifestó el nuevo sacerdote de los ‘Misioneros de la Cosolata’.

Para la gloria de Dios y el beneficio espiritual de la región de Barlovento, y de todos los fieles católicos del mundo en donde están presentes los ‘Misioneros de la Consolata’, el nuevo clérigo perteneciente a esta orden religiosa, Carlos José Salazar Pacheco, inició formalmente este domingo sus actividades como sacerdote en la población de Río Chico, con una Eucaristía a las nueve y treinta de la mañana.

De esta manera decidió pedir por su vocación y consagrarse a la Virgen de las Mercedes, Patrona Celestial de todos los barloventeños.

Jesucristo es el Pan de Vida


En su primera homilía, el misionero expresó que “El evangelio de hoy nos está hablando que Jesús es el ‘Pan de Vida’. “Aquel que puede saciarnos, que puede alimentarnos, que puede darnos esa fuerza para caminar con él”, dijo. 

“Es Jesús, que a todo aquel que quiera seguirlo, él lo busca; y es ese Pan de Vida que yo he encontrado en mi vida para caminar, y ya forma parte de mí. Yo soy de aquí, barloventeño, yo soy de Panaquire; el Señor me llamó a mí, como pudo llamar a cualquier otro, con una misión para anunciar el evangelio”, dijo entusiasmado.

Esta primera celebración eucarística que realizó el padre Carlos Salazar, fue concelebrada por el padre Beltrán Sánchez, párroco de Río Chico. El ministerio de acólitos conformado por Adrián Guillén y Miguel Núñez ayudó a los sacerdotes en el altar. Los cantos de la celebración los realizó el grupo parroquial “Oramos Cantando”, y también colaboraron en la actividad todos los grupos de apostolado de la Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”.

A la Eucaristía asistieron algunas autoridades civiles de la región; así como una nutrida representación de feligreses de Panaquire, pueblo de donde es oriundo el nuevo misionero Carlos José; además, estuvieron presentes algunos de sus familiares, quienes se vieron bastante emocionados durante toda la Misa.

Pedir por la Vocaciones Sacerdotales y Religiosas




El padre Carlos José también indicó que “El ‘Pan de Vida’, que es Jesús, lo podemos descubrir en el sacerdocio, como lo he descubierto y, espero seguirlo descubriendo y alimentándome de él para seguir descubriendo, para seguir proclamando su palabra”. 

Dijo que “como comunidad, debemos ser misioneros, aquellos que dan testimonio de Jesús. La Iglesia se reúne el domingo, se alimenta del pan de la Eucaristía, y sale con fuerza para anunciar y testimoniar que Jesús está en medio de nosotros”.

Para finalizar, el ‘Misionero de la Consolata’, Carlos José Salazar Pacheco, afirmó: “Hermanos, hoy les pido que recen por las vocaciones sacerdotales, yo no tengo ni siquiera un mes de ordenado, son muchas las tentaciones que uno encuentra en el camino. El sacerdocio que yo he recibido, no lo he recibido para mí, lo he recibido parta ponerlo a disposición de la gente. Entonces les pido que se acuerden, en sus oraciones, de este panaquiereño que hoy pasó por aquí, para que yo pueda anunciar ese ministerio que el Señor me ha dado en su gracia”.

Pidamos al Señor que bendiga esta tierra y que despierte vocaciones; ya sea en la vida sacerdotal o en la religiosa, sea en la vida marital”, expresó Carlos José.

Por su parte, el Párroco de Río Chico, Beltrán Sánchez, dio las gracias a todos los presentes por la asistencia a la Misa y le expresó al padre Carlos José que “Oremos por su vocación y por su perseverancia, en Panaquiere hablamos que tenías en tú sacerdocio una garantía (refiriéndose al padre Carlos José), y ojalá esa garantía dure para siempre. Gracias padre Carlos José por venir a ofrecer ésta Eucaristía aquí, y que el Señor te dé perseverancia”.

Barlovento, tierra ardiente… y de hombres sencillos


Barlovento, es una zona donde la mayoría de sus habitantes son afrodescendientes, sus antepasados fueron traídos a Venezuela en la época en que existía la esclavitud; quizás por esta razón el barloventeño tiene la fama, a nivel nacional, de poseer una gran modestia y sencillez. Los hombres y mujeres de esta región tienen un marcado carácter de humildad en sus actividades y en el trato con otras personas.

Por ser Carlos José Salazar Pacheco un nuevo ‘Misionero de la Consolata’ barloventeño, estamos seguros que su sacerdocio estará signado por un servicio humilde y sencillo, en beneficio de los que necesitan a Dios en sus vidas, en cualquier sitio que lo envíe la ‘Divina Providencia’.

Es importante señalar, al referirnos a la humildad y sencillez del barloventeño, que esas características son las que deben poseer los sacerdotes según el Papa Francisco quien, en una homilía el 09 de marzo de 2015, expresó: “Así actúa el Señor; hace las cosas con sencillez. Te habla silenciosamente al corazón. Recordamos en nuestra vida las muchas veces que hemos oído estas cosas: la humildad de Dios es su estilo. Y también en la celebración litúrgica, en los sacramentos, qué bonito que se manifieste la humildad de Dios y no el espectáculo mundano. Nos hará bien recorrer nuestra vida y pensar en las muchas veces que el Señor nos ha visitado con su gracia, y siempre con este estilo humilde, el estilo que también Él nos pide que tengamos: la humildad”, manifestó S.S. Francisco.

Este joven misionero, fue ordenado recientemente sacerdote de los `Misioneros de la Consolata’ el 24 de julio, en el auditorio de la U.E. “José Nicomedes Marrero” de Panaquire, su pueblo de origen; en una celebración presidida por el obispo de la Diócesis de Guarenas Monseñor Gustavo García Naranjo, quien estuvo acompañado del padre Stefano Camerlengo, superior general del ‘Instituto Misioneros de la Consolata’, y del superior de la delegación en Venezuela, padre Peter Makau, entre otros religiosos e integrantes del clero diocesano.

¿Quiénes son y qué hacen los Misioneros de la Consolata?




Los Misioneros de la Consolata, están consagrados de por vida a las misiones. Fueron fundados por el Beato José Allamano a principios de siglo pasado, forman dos (2) congregaciones católicas internacionales: Una que reúne a los padres y hermanos misioneros, y otra a las hermanas misioneras.
  • Anuncian a Cristo resucitado a los pueblos que todavía no han sido evangelizados en África, Asia y América Latina.
  • Colaboran en animaciones misioneras de las Iglesias locales, aborígenes, y con los pueblos más pobres y marginados.
  • Ayudan a la Iglesia local, los grupos y movimientos cristianos para que vivan su compromiso misionero.
  • Orientan a los jóvenes que quieran entregar su vida a la misión como sacerdotes, hermanos y laicos misioneros.

¡Cuánta falta nos hacen sacerdotes en Barlovento! Tierra en que en los últimos años ha visto un incremento significativo de su población, por lo cual, los barloventeños necesitan más evangelizadores que les proclamen el evangelio del Señor Jesucristo y les infundan los valores cristianos, para de esta manera, contrarrestar también los vicios y problemas que trae consigo un crecimiento poblacional no planificado, como los que esta zona ha experimentado en los últimos años.

En nuestros días, el evangelio de Jesucristo está vigente al recomendarnos la oración para pedir sacerdotes: “La cosecha es abundante, pero los obreros son pocos. Rueguen, pues, al dueño de la cosecha que envíe obreros a su cosecha”. Lucas 10,2.

Finalmente, se pudo conocer que el padre Carlos José, partirá muy pronto a la ciudad de Elche – España, donde continuará su labor sacerdotal; debido a que es una característica en algunos ‘Misioneros de la Consolata’, ir a predicar a sitios distintos de su lugar de origen.



El Guardián Católico y la Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” de Río Chico, de la mano del Párroco Beltrán Sánchez, y todas las personas que hacen vida de fe activa en nuestra Iglesia, felicitan al nuevo padre, Carlos José Salazar Pacheco, de los “Misioneros de la Consolata” por el inicio de su labor misionera. Que Dios lo bendiga…




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.