lunes, 1 de junio de 2015

Venezolanos piden libertad de los presos políticos, durante multitudinarias concentraciones a nivel nacional





Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, vestida de blanco y con flores en la mano, junto a dirigentes de la oposición venezolana y miles personas exigieron al régimen elecciones y la puesta en libertad de los presos políticos
El Cardenal Urosa insistió en “el diálogo y el encuentro fraterno en Venezuela”

Ramón Antonio Pérez /@GuardianCatolic 
Fuentes: ForumLibertas.com / www.aleteia.org

La oposición al régimen de Nicolás Maduro le planteó este fin de semana un nuevo pulso al convocar una manifestación exigiendo elecciones parlamentarias, la libertad de todos los presos políticos, algunos de ellos encarcelados desde hace más de un año, y el cese de la represión y la censura. La convocatoria se saldó condecenas de miles de personas en las calles de las principales ciudades de Venezuela.

La manifestación fue convocada por el líder opositorLeopoldo López a través de un vídeo grabado desde la cárcel militar de Ramo Verde, donde se encuentra desde hace 14 meses, y transcurrió de manera pacífica, desafiando todos los pronósticos agoreros y amenazantes que el mandatario empleó para desmoralizar a los opositores.

En la misma cárcel donde está encerrado López, estaba el alcalde Daniel Ceballos, aunque posteriormente fue trasladado a un penal común de alta peligrosidad. Ambos dirigentes están en huelga de hambre desde hace una semana con el apoyo de ocho estudiantes; y cabe recordar que en Venezuela hay detenidas por cuestiones políticas otras 77 personas.

Una multitud vestida de blanco


Maduro había amenazado a los policías de Chacao y el estado Miranda, bastiones de la oposición, con arrestarlos si se producía algún hecho violento, aunque la manifestación transcurrió sin ningún percance digno de mención.

Unos 35.000 manifestantes vestidos de blanco acudieron este sábado a la Plaza Juan Pablo II de la avenida Francisco de Miranda, al este de Caracas, confirmó satisfecho el alcalde del Hatillo, David Smolansky. La protesta se extendió al resto de las ciudades del interior venezolano.

La manifestación, en demanda de la libertad de los presos, fue respaldada por 27 ex presidentes iberoamericanos en la denominada “Declaración de Caracas”. Ese documento pidió la vigencia de la libertad de expresión y el cese de la persecución a los periodistas no colonizados por el régimen.

Los dirigentes de Voluntad Popular, el partido fundado por López, evitaron comentar la falta de apoyo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática, MUD, a la manifestación. Sólo Andrés Velásquez de Causa R, la ex diputada María Corina Machado y Roberto Enríquez, secretario general de Copei, miembros de esa alianza, acudieron al acto.

El gobernador de Miranda y ex candidato presidencial, Henrique Capriles, había anunciado que participaría de la protesta, pero cambió de opinión a última hora para visitar al ex alcalde Ceballos en la cárcel para presos comunes.

La coalición opositora está dividida entre una línea moderada que encabeza Capriles y que sostiene que la crisis actual le permitirá a la alianza una victoria contundente sobre el régimen. Pero Lopez, el alcalde Antonio Ledezma -también detenido pero en su domicilio- o la misma Machado sostienen en cambio que Maduro debería ser forzado a renunciar para dar paso a un proceso realmente democrático que genere un nuevo gobierno.

Capriles no pudo entrar a cárcel del estado Guárico


“No es un tema de testículos”

Capriles justificó no haber participado de la protesta y visitado en su lugar al dirigente preso con el argumento de que “el gobierno pasó la raya con Ceballos, porque lo trasladaron de noche, le raparon la cabeza en contra de su voluntad y le pusieron un uniforme”.

Pero Capriles tenía otro mensaje en mente. Aseveró que la única forma de conseguir la libertad de los presos políticos es ganar la Asamblea Nacional (Parlamento). “El pueblo tiene la llave para conseguir la libertad de los presos políticos. Si nos unimos y activamos esa fuerza indetenible que tenemos a través del voto, ganaremos la Asamblea Nacional e iniciaremos el cambio, y con él vendrá la amnistía para todos nuestros compañeros que están privados de libertad por razones políticas”.

Firme en su posición, sostuvo que para conseguir el cambio y derrotar al gobierno hay que utilizar el cerebro. “No pisemos el peine (trampa) que pone el gobierno, no es un tema de testículos, se trata de emplear el cerebro, de pensar en frío. No podemos perder el foco que no es otro que ganar la Asamblea Nacional, para cambiarle el rumbo al país”, remarcó.

Capriles insistió en que “debemos remar todos juntos para alcanzar esa meta. Debemos tener claro que el cambio debe ser pacífico, constitucional, democrático y electoral”. Las cruciales elecciones legislativas deben realizarse en la segunda mitad del año, pero el gobierno aún no fija fecha aparentemente por el fuerte deterioro de la imagen de Maduro.

Entre los presentes en el acto que coronó la marcha estaban el ex presidente colombiano Andrés Pastrana y el boliviano Jorge Tuto Quiroga. Este último le dijo a Clarín que este movimiento “merece el apoyo de todos los latinoamericanos”, porque la libertad de López, Ceballos y Ledezma “va a garantizar que la libertad en otros países no se vea afectada”.



“Diálogo y encuentro fraterno”

Por otra parte, el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, se ha pronunciado en torno a la huelga de hambre que desde el 23 de mayo mantiene Leopoldo López en la cárcel de Ramo Verde; a la que se han sumado Daniel Ceballos en la Penitenciaría General de Venezuela (estado Guárico); Raúl Emilio Baduel y Ricardo Tirado en la cárcel de Tocuyito (Carabobo); y el diputado Julio Ribas junto a cuatro estudiantes universitarios, frente a la Iglesia “Nuestra Señora de Guadalupe”, en Caracas.

El cardenal Urosa ha recordado que se debe tomar en cuenta la propuesta hecha por el Papa Francisco: “el diálogo y el encuentro fraterno en Venezuela”. “Me preocupa muchísimo que ellos tengan que llegar a ese extremo para ser oídos. Creo que es un signo de que la situación política del país no ha mejorado en los últimos meses”, ha resaltado el arzobispo de Caracas.

“En enero de 2015 la Conferencia Episcopal Venezolana publicó un extenso documento sobre la crisis global que vive Venezuela, económica, político y social. Allí hacíamos recomendaciones para la resolución de esta crisis, y hacíamos un nuevo e insistente llamado al diálogo”, ha argumentado el Cardenal Urosa.

“Lamentablemente la respuesta del Gobierno ha sido otra: no escuchar a quienes disienten de su línea política, y endurecer su actitud contra el empresariado, culpándolos de una supuesta guerra económica”, ha añadido.

“Liberar a los presos políticos”

“Esto se refleja también en el maltrato que sufren los presos políticos, con las vejaciones, humillaciones, castigos frecuentes y agresiones, que pueden considerarse como torturas psicológicas, la prohibición de visitas por parte de la familia, la restricción de las visitas. Eso viola sus derechos humanos, y va en contra de la dignidad de la persona humana”.

El arzobispo recordó que el presidente Chávez y sus compañeros, cuando estaban presos en Yare, podían recibir todo tipo de visitas. “Se ha adoptado ahora una línea severísima, casi medieval, contra esas personas. Y recordemos que todavía hay cerca de 70 personas presas por acusaciones con motivo de las manifestaciones del año pasado”, ha indicado.

“Me parece que la primera medida es la que ha indicado el Papa Francisco ya en varias ocasiones con motivo de la crisis venezolana: el diálogo. Además, bajar el tono ardiente del discurso. Dejar el enfrentamiento y la radicalización, que no conducen a nada”, ha insistido.

“Creo que es necesario, también, liberar a los presos políticos o, en cualquier hipótesis, juzgarlos en libertad, tal como está prescrito por el Código Orgánico Procesal Penal. Y luego, respetar el debido proceso judicial y desterrar el maltrato carcelario a quienes estén en prisión. Ceballos, Leopoldo y las otras personas presas por actos vinculados a acciones políticas, no merecen ese maltrato, ningún preso lo merece”.

También ha recordado que “la masacre de Uribana no se ha esclarecido. Eso clama al cielo. Y otra cosa, que crea profunda preocupación, hay que fijar la fecha de las elecciones parlamentarias, para que puedan efectuarse en condiciones adecuadas”.

Actitud hacia el empresariado y otras medidas a adoptar

“La misma actitud fundamental de diálogo. Por ejemplo, tener en cuenta la carta dirigida por Lorenzo Mendoza, presidente de Polar, al presidente Maduro. Es preciso que el Gobierno escuche a los empresarios, atienda a sus justas peticiones, y tenga en cuenta sus sugerencias para salir de esta crisis económica que ha disparado la inflación y extremado la escasez de alimentos medicinas y repuestos de todo tipo. Y dejar de amedrentarlos con prisión, que es a todas luces injusta. Repito: si alguien comete algún delito, debe ser juzgado en libertad, tal como lo postula la ley”.

“En el campo de lo social es preciso, por una parte intensificar los esfuerzos por controlar la inseguridad y reducir la delincuencia a la mínima expresión. La inseguridad es terrible. No se nota mejoría. Por otra parte, es preciso solucionar la gravísima escasez de artículos de primera necesidad que angustia a la población, que ha dado origen a la altísima especulación del bachaqueo. Todo esto va generando en la gente un disgusto cada vez mayor, que se traduce frecuentemente en actos de violencia en los supermercados. Hay que tener mucho cuidado con este problema”, dijo el cardenal Urosa.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.