sábado, 4 de abril de 2015

Obispo de Guarenas pidió a los sacerdotes ser fieles a su vocación



Durante la Misa Crismal asistieron casi 40 sacerdotes de las 24 parroquias de la Diócesis de Guarenas, quienes renovaron las promesas hechas a Dios, además de su obediencia al Obispo de la zona

Monseñor Gustavo García Naranjo hizo un llamado a los miembros del clero de la Diócesis de Guarenas para continuar orientando “su vocación al servicio de los más necesitados”; permanecer “fieles al llamado de apacentar y cuidar las ovejas”, según lo pidió el mismo Jesucristo al apóstol San Pedro; y “llevar una vida sacerdotal plena de alegría”, tal como lo propone el papa Francisco.


El llamado del Obispo de Guarenas se produjo durante la misa Crismal que se celebró en el marco de la Semana Santa, en la catedral Nuestra Señora de Copacabana de esta ciudad, oportunidad en la que fueron bendecidos los óleos y el aceite de consagrar, además de renovar las promesas de al menos cuarenta ministros sacerdotales.

Primeramente explicó que la misa crismal es la celebración por excelencia del sacerdocio de Cristo, siendo “un día en que nosotros celebramos y descubrimos muestra vocación sacerdotal”. Acto seguido, describió la responsabilidad sacerdotal.

“¡Qué bonito es ver un sacerdote sencillo! Que no ostenta, que no busca el dinero, que no busca siempre el poder o el tener, sino que vive en la sencillez y en la pobreza. ¡Qué bonito es encontrarse con un sacerdote fiel a su ministerio sacerdotal! No un sacerdote que corre tras los placeres de este mundo, y denigrándose él a sí mismo, denigra el ministerio sacerdotal. Esto no lo queremos”, resaltó el Prelado.

En ese orden precisó que la Iglesia católica y el pueblo de Dios en general, desean contar con sacerdotes capaces “de ser fieles a esa promesa” que le hicieron a Dios.

Apóstoles de la alegría


El Prelado explicó que los sacerdotes  tienen la misión de ser apóstoles de la alegría como lo recuerda el papa Francisco en su exhortación apostólica ‘Evangelii gaudium’ - Evangelio de la alegría. 

“El Santo Padre nos está hablando constantemente, no sólo a los sacerdotes sino a todos los cristianos del mundo, que tenemos que ser portadores de una gran alegría”, dijo Monseñor García Naranjo a sus sacerdotes y fieles.

Otro aspecto que destacó de los sacerdotes fue la alegría misionera como una labor que se estrecha de manera íntima con el pueblo de Dios. “Qué bonito un sacerdote que está allí cerca contigo, que es tu compañero de ruta, y presto a aconsejar, a reanimar y acompañar. Esa es la alegría misionera del sacerdote”, dijo en indio de aplausos.

Renovar las promesas sacerdotales



Durante la homilía Monseñor García Naranjo recordó la importancia del momento en que fueron ordenados sacerdotes. 

Cristo fue quien nos eligió, nos llamó y nos regaló este don precioso. Puso su infinita grandeza en nuestras pobres manos para poder perdonar al hombre, para poder convertir al pan en su cuerpo y en su sangre. Creo que  nunca acabaremos de entender del todo, esa infinita bondad de Dios con nosotros, ese cariño que tuvo Dios con nosotros al llamarnos a ser sus ministros”, dijo.

La celebración contó con la presencia de fieles y movimiento de apostolado seglar de las 24 parroquias que conforman a la Diócesis de Guarenas, así como de seminaristas y misioneros que durante la Semana Santa realizaron una intensa labor evangelizadora en Barlovento y otras vicarías de esta Iglesia Particular.

Monseñor García Naranjo agradeció la recepción dispensada por el párroco de Nuestra Señora de Copacabana, Monseñor Benito Alberto Perdomo, “quien organizó toda la ceremonia y preparó comida para toda esta gente que concurrió de todas las parroquias”.


Finalmente, destacó la presencia de algunos sacerdotes visitantes como José Gregorio Hernández de los operarios diocesanos; el padre claretiano Marcelino, que se encontraba de misión en Indonesia; el padre Ender, procedente de la Diócesis de Trujillo; y el padre Manuel Nunez, quien se encontraba en La Rosa, pero cumplió actividades como misionero en la parroquia “San Francisco Javier” de Aragüita.









VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.