jueves, 2 de abril de 2015

Cardenal Urosa: "Que se sancionen violaciones contra los derechos humanos"



Frente al Nazareno, el Arzobispo de Caracas hizo una oración especial por los funcionarios policiales que son sometidos y asesinados para despojarlos de su arma. "Le pedimos a Dios por ellos, para que usen su fuerza para el bien del pueblo y que Dios los libre del mal y del peligro".

DELIA MENESES |  EL UNIVERSAL
Ramón Antonio Pérez @GuardianCatolic 

La multitud congregada al mediodía de este miércoles en la basílica de Santa Teresa, escuchó atenta, con devoción y calor el sermón del cardenal y Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa.


Feligreses vestidos de morado, en sillas de ruedas, con muletas, cargando bebés recién nacidos, descalzos y arrodillados estaban en el templo para venerar al Nazareno.

Durante la homilía, Urosa recordó a los fieles que creer en Jesucristo "exige un compromiso de nuestra parte, nos compromete con la vida y con la comunidad".

El cardenal pidió ser consecuentes con la fe y vivirla en el corazón. Señaló que hay tres puntos en los que los venezolanos deben ser mejores.

El primero es fortalecer la familia, "que está muy golpeada, hay que defenderla". Abogó por familias amorosas, estables, religiosas y santificadas por el sacramento del matrimonio. "No se puede menospreciar este sacramento, que Dios bendiga el amor conyugal".

El segundo aspecto que, según el arzobispo de Caracas, debe ser mejorado por los venezolanos, se refiere al amor al prójimo y el respeto a la vida. "Lamento el crecimiento desmedido de la violencia, el egoísmo, la división, el odio, la violencia asesina, la delincuencia".

Contó que hace días un sacerdote llegó a Montalbán y tres hombres con revólveres lo abordaron, "gracias a Dios no le hicieron nada. No podemos ni comprar pan, tranquilos, eso no puede ser. La violencia y la delincuencia no son el camino para vivir una vida buena. La mayoría de los delincuentes terminan asesinados por otros delincuentes".

Recordó las palabras del Papa Francisco quien ha señalado reiteradas veces que no se es buen cristiano si no se ama al prójimo, si no se trabaja por la paz.

Exhortó a que se respete el mandamiento, no matarás, e hizo una plegaria especial por los funcionarios policiales que son atacados, sometidos y asesinados para quitarles el arma. "Oramos por los policías, para que usen su fuerza para el bien del pueblo y que Dios los libre del mal y del peligro".

"El cristiano debe ser gente de paz, rechazamos la violencia venga de donde venga. Rechazamos la violencia política y pedimos que se sancionen las violaciones contra los derechos humanos que se han cometido contra las personas presas y torturadas, los culpables deben ser sancionados".

El tercer punto que destacó Urosa se refirió a la necesidad de intensificar la práctica religiosa. "No podemos acercarnos a Dios solo cuando tenemos necesidades apremiantes. Hay que ser consecuentes, asistir a la misa dominical, no podemos ser religiosamente fríos".


Resaltó la importancia del bautismo, pues a través de este sacramento los niños reciben la gracia del Espíritu Santo. "Así como los padres se preocupan por alimentarlos, deben darles el acceso a la vida divina a través del bautismo".

Urosa rechazó el aborto provocado, "porque es asesinar a un niño en el vientre de su madre". Recordó que las personas que participan de un aborto son excomulgadas de la Iglesia.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.