lunes, 8 de diciembre de 2014

Arquidiócesis de Mérida festejó a la Inmaculada Concepción de María



La Inmaculada Concepción, madre de los merideños y madre universal, fue venerada por los feligreses, en las principales avenidas de Mérida y centro de la ciudad

Prensa Arquidiócesis de Mérida
Yenifer Espinoza


Con fe y devoción los feligreses merideños, comenzaron la preparación para la solemnidad de la Inmaculada Concepción, a través de la oración de la novena desde el pasado 30 de noviembre, para celebrar por todo alto la solemnidad de la Madre Universal este lunes 8 de diciembre.

La celebración inició a las 5 de la mañana, con el repique de campanas, la quema de pólvora y el rezo del Rosario de la Aurora alrededor de la plaza Bolívar, con la participaron de los devotos de la Inmaculada, seminaristas y grupos de apostolados.

Procesión de la Inmaculada

La imagen de la Inmaculada Concepción fue llevada en hombros y venerada con cánticos y alabanzas, desde la avenida las Américas, hasta la Catedral de Mérida, por más de un centenar de estudiantes, integrantes de los colegios Católicos de Mérida, la banda Show del Colegio Arzobispo Silva, alumnos del Seminario San Buenaventura de Mérida, los servidores y servidoras de María.



El padre Leonardo Angulo, director del Departamento Arquideocesano de Educación, detalló, que para dicha actividad religiosa participaron más de 13 colegios católicos del estado Mérida, resaltando, la importancia de integrar año tras año, a los jóvenes en la celebración de la Patrona de los Merideños, incentivándoles así a la predicación de la palabra de Dios.

Eucaristía en honor a la Patrona

La celebración de la Eucaristía Solemne inició con la entrada de la bella y colorida procesión a la Catedral Basílica Menor Inmaculada Concepción de Mérida, en compañía del Obispo Auxiliar, Monseñor Alfredo Torres; el párroco de la Basílica Menor, Luis Enrique Rojas, así como, los integrantes del Clero merideño, quienes acompañaron la bella imagen de la Inmaculada hasta el altar para su celebración.

Al iniciar la Misa, Monseñor Torres, explicó el contenido de la liturgia del día, dedicada a la Santísima Virgen María, bajo el dogma de la Inmaculada Concepción. “este dogma fue proclamado por el Papa Pio IX, hoy aquí le pedimos su intercesión por la paz de Venezuela y del mundo entero; en especial en este tiempo de Adviento por la reflexión y unión de las familias”, resaltó el Obispo Auxiliar.

Por su parte el Párroco de la Catedral, Luis Enrique Rojas, invitó a todos los feligreses a celebrar cada año con mucha más fe y entusiasmo el día de la patrona de los merideños; así mismo, hizo un llamado a las autoridades del estado, solicitando el apoyo para que este día sea decretado de júbilo no laborable, en honor a la Inmaculada.

“sería importante, que este día fuese de júbilo para que sea celebrado esta importante fiesta por todo lo alto, por ser nuestra patrona, todos debemos hacer de este día, un momento especial y de júbilo verdadero, en honor a nuestra Virgen Santísima; hoy especialmente le pedimos su protección y bendición por el mundo entero.

Dogma de la Inmaculada

El Dogma de la Inmaculada Concepción, también era conocida como La Purísima, creencia del catolicismo, que sostiene que María Madre de Jesús, a diferencia de todos los demás seres humanos, no fue alcanzada por el pecado Original, sino que desde el primer instante de su concepción, estuvo libre de todo pecado. 

Este Dogma fue proclamado en el año 1854, por el Papa Pío IX.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.