sábado, 14 de junio de 2014

Samaritanos celebraron Fiesta de Pentecostés en el gimnasio “Papá” Carrillo de Caracas



El coso deportivo fue convertido en un templo para alabar al Espíritu Santo y recordar la importancia de vivir sus dones no sólo en lo personal o dentro de la Iglesia,  sino en todas las situaciones de vida de los creyentes en Jesucristo, a semejanza de los apóstoles.

Ramón Antonio Pérez 
@GuardianCatolic
Fotos Cortesía de: Edison Agro

Caracas, junio de 2014.- La Comunidad Carismática Católica “Los Samaritanos”, celebró el 8 de junio, en el Gimnasio "José Joaquín 'Papá' Carrillo" de Los Dos Caminos, la fiesta de Pentecostés 2014, con un emotivo encuentro que llenó de gozo espiritual el coso deportivo, actividad que inició a las nueve de la mañana y se prolongó hasta las cinco de la tarde, y que contó con la asistencia del fundador de la comunidad, Padre Vicente Mancini.

También estuvieron presentes los sacerdotes eudistas – Comunidad de Jesús y María -, padre Carlos José De Abreu, actual presidente de “Los Samaritanos”; y el administrador de la Parroquia “San Juan Eudes”, padre Pedro José Guerra Martínez, quienes durante el encuentro condujeron las enseñanzas y concelebraro la eucaristía.


Los sacerdotes hablaron sobre la tercera persona de la Santísima Trinidad, es decir: el Espíritu Santo. Recordaron que la Iglesia católica celebra el Pentecostés, cincuenta días después de la Pascua de Resurrección de Cristo.

Tanto Carlos De Abreu como Pedro Guerra en sus intensas predicaciones que motivaron a los asistentes, explicaron el auxilio que representó para los apóstoles la llegada del Espíritu Santo, promesa hecha por Jesucristo antes de subir al Cielo.

Indicaron que la primera experiencia de fuego del Espíritu Santo se cumplió mientras los apóstoles estaban reunidos orando, unidos a María, la Madre de Dios.

El Padre Carlos José De Abreu, sacerdote de la Comunidad de Jesús y María, y actual presidente de  la Comunidad Carismática Católica "Los Samaritanos", durante su intervención.
**********************************
El Espíritu Santo es la fuerza de todos los cristianos, indicaba en medio del escenario Pedro Guerra. Por su parte, Carlos De Abreu, motivó la necesidad de vivir a plenitud cada uno de los siete dones espirituales. 

Cánticos, bailes y presentaciones teatrales de grupos allegados a esta Comunidad Carismática Católica, fueron parte de la celebración que se vivió en el “Papá Carrillo.

El momento más intenso se experimentó durante la exposición del Santísimo Sacramento, mientras la música de fondo y una viva oración acompañaban al padre Vicente Mancini, en su plegaria al Pan de Vida.

¿Qué ocurrió el Día de Pentecostés?


La explicación de lo ocurrido con los apóstoles el Día de Pentecostés la dice el padre Pedro Guerra. “Después de la Ascensión de Jesús, se encontraban reunidos los apóstoles con la Madre de Jesús. Era el día de la fiesta de Pentecostés. Tenían miedo de salir a predicar”, dice.

“Repentinamente, se escuchó un fuerte viento y pequeñas lenguas de fuego se posaron sobre cada uno de ellos”, describe el sacerdote que también es predicador itinerante en la espiritualidad de la renovación en el Espíritu Santo.
“Quedaron llenos del Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas desconocidas”. 

Explica que en esos días había muchos extranjeros y visitantes en Jerusalén. “Venían de todas partes del mundo a celebrar la fiesta de Pentecostés judía. Cada uno oía hablar a los apóstoles en su propio idioma y entendían a la perfección lo que ellos hablaban. Todos ellos, desde ese día, ya no tuvieron miedo y salieron a predicar a todo el mundo las enseñanzas de Jesús”, narra.

Acota que el Espíritu Santo les dio fuerzas para la gran misión que tenían que cumplir. “Llevar la palabra de Jesús a todas las naciones, y bautizar a todos los hombres en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Es este día cuando comenzó a existir la Iglesia como tal”, explica el párroco de San Juan Eudes.

Oración por los 7 dones del Espíritu Santo


Oh Señor Jesucristo, que antes de ascender al cielo prometiste enviar al Espíritu Santo para completar tu obra en las almas de tus apóstoles y discípulos, dígnate concederme el mismo Espíritu Santo para que Él perfeccione en mi alma la obra de tu gracia y de tu amor.

  1. SABIDURÍA: para que pueda despreciar las cosas perecederas de este mundo y aspirar sólo a las cosas que son eternas;
  2. ENTENDIMIENTO para iluminar mi mente con la luz de tu divina verdad;
  3. CONSEJO: para que pueda siempre elegir el camino más seguro para agradar a Dios y ganar el Cielo;
  4. FORTALEZA: para que pueda llevar mi cruz contigo y sobre llevar con coraje todos los obstáculos que se opongan a mi salvación;
  5. CONOCIMIENTO: para que pueda conocer a Dios y conocerme a mí mismo y crecer en la perfección de la ciencia de los santos;
  6. PIEDAD: para que pueda encontrar el servicio a Dios dulce y amable;
  7. TEMOR DE DIOS para que pueda ser lleno de reverencia amorosa hacia Dios y que tema en cualquier modo disgustarlo.
Márcame, amado Señor, con la señal de tus verdaderos discípulos y anímame en todas las cosas con tu Espíritu. Amén.








VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.