sábado, 2 de noviembre de 2013

Iglesia Venezolana agradece por la “Venerable” Carmen Rendiles




El Arzobispo de Caracas, junto a feligreses y la comunidad fundada por la religiosa venezolana, darán gracias a Dios este domingo 3, en la Catedral Metropolitana  por el reconocimiento de las “virtudes heroicas”, que el Papa Francisco halló en Madre Carmen, cuando en julio pasado le otorgó el título de “Venerable”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 02 de noviembre de 2013.- El Cardenal Jorge Urosa Savino presidirá este domingo 3 de noviembre, a las 11 de la mañana, en la Catedral Metropolitana de Caracas, una eucaristía en acción de gracias por las “Virtudes Heroicas” que el Papa Francisco reconoció en la Sierva de Dios, María Carmen Rendiles Martínez. 

El Deán del Capítulo Catedral, Monseñor Héctor Rafael Maldonado Panacci, durante una celebración eucarística, invitó a la feligresía para que acompañen en la acción de gracias. “Extiendo mi invitación al Pueblo de Dios, para que acompañar a las religiosas de la Congregación Siervas de Jesús, a darle a gracias al Padre Celestial porque su fundadora, Madre Carmen Rendiles, fue declarada Venerable por el Papa Francisco”. 

Religiosa Venezolana 

Carmen Rendiles fue una monja venezolana que nació en Caracas el 11 de agosto 1903, y falleció el 9 de mayo de 1977. Desde pequeña se sintió atraída por la vida religiosa y el 25 de febrero de 1927, entró a una comunidad de origen francés conocida como Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento.  

“Tenía 33 años de edad cuando fue nombrada maestra de novicias de la Casa de Caracas, por lo que regresa al país para encargarse de la formación inicial de las aspirantes y novicias”, relata la comunidad en su web site. Posteriormente ocupó otras responsabilidades que le volvieron a llevar fuera del país en diversas oportunidades. En 1947, fue nombrada Superiora de la Casa de Caracas; y en 1951, desempeña el cargo de Superiora Provincial. 

Bajo su responsabilidad provincial, la congregación experimentó una notable expansión de 1950 a 1960. Funda en 1950 una casa en San Cristóbal para que funcione como colegio y en el 1951 sus hermanas comienzan a trabajar en el Seminario Diocesano de San Cristóbal. En 1952, inician labores en Cúcuta; y en 1954, a petición de Monseñor Arias Blanco, las hermanas se ocuparon del Palacio Arzobispal y de la Catedral de Caracas. 

En 1955, se pone en funcionamiento el Colegio Belén de Caracas en un terreno donado por un cuñado a Madre Carmen cuatro años antes; y en ese mismo año, en La Punta, Estado Mérida, comienzan las actividades del Colegio Nuestra Señora del Rosario. En 1959, la Sierva de Dios donará a la Congregación su casa paterna ubicada en El Paraíso, Caracas, para atender la educación de niñas de escasos recursos.

Nace la Nueva Congregación

Relatan en la página web: “en tiempos en que estaba Madre Carmen a la cabeza de la Congregación en América, se suscitaron en Francia importantes cambios que no fueron compartidos por las hermanas de Venezuela y Colombia”.

La Madre Carmen consultó a todas sus hermanas religiosas y a las autoridades eclesiásticas del momento, y procedió a guiar el proceso de separación de la comunidad francesa hasta su culminación, así como la creación de la nueva comunidad religiosa: Congregación de Siervas de Jesús, en el año 1966.
De esta manera fue nombrada superiora General, cargo que desempeñó con dedicación y esmero hasta su fallecimiento, el 9 de mayo de 1977.

Olor a Santidad

La causa por su santidad fue abierta en marzo de 1995, durante el papado del ahora Beato Juan Pablo II. Es un proceso que conlleva varios escalones: el primero es “venerable siervo de Dios”, el segundo “beato” y el tercero “santo”.

Venerable siervo de Dios es el título que se da a una persona ya fallecida a la que se le reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica. Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión. 

En septiembre comenzó el proceso diocesano de un presunto milagro atribuido a la intercesión de la venerable sierva de Dios Madre Carmen y que luego, a finales de año, será llevado a otra fase en Roma, donde será analizado minuciosamente por la congregación de la causa de los santos en El Vaticano. 

Los restos de la Madre Carmen Rendiles, se encuentran en un mausoleo ubicado en el lateral izquierdo en la entrada de la Capilla de “Jesús Hostia” del Colegio Belén, en Caracas, donde pueden llegar los devotos desde las 7 de la mañana hasta las 12 del mediodía.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.