miércoles, 13 de noviembre de 2013

Fray Uruñuela: “Los católicos apostamos por la vida y rechazamos el aborto”



Campaña del Abrazo en Familia y Bautismos Espirituales

La solidaridad material y el ímpetu espiritual unieron esfuerzos durante la campaña el “Abrazo en Familia” en la parroquia “Nuestra Señora de Guadalupe”, para hacer posible una manera concreta de rechazar el aborto y defender la vida. “Queremos que haya cada vez más personas que quieran ver la vida con los ojos de Dios”, dijo Fray Uruñuela.

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 13 de noviembre de 2013.- La Parroquia “Nuestra Señora de Guadalupe”, en la urbanización “Las Mercedes”, fue una de las tantas Iglesias de la Arquidiócesis de Caracas, que este domingo 10 de noviembre, celebró la campaña del “Abrazo en Familia”, impulsada por la Conferencia Episcopal Venezolana, del 3 al 10 de este mes, bajo el lema: “La Familia Esperanza de la Sociedad”.

El provincial de los agustinos recoletos en Venezuela, Fray José Luis Uruñuela Pablo, presidió la eucaristía dominical en un ambiente lleno de cordialidad y alegría. La comunidad parroquial no solo llenó las instalaciones del templo, sino que además participó de manera muy activa en las actividades organizadas por la pastoral familiar bajo responsabilidad de los esposos Pedro Arias Vergara y Victoria Muñoz de Arias.

Durante la homilía el sacerdote de origen español enseñó acerca la solidaridad, la defensa de la vida desde el seno materno y la protección de la institución familiar.

“En medio de la cultura de la muerte, la Iglesia católica, seguidora de la Buena Nueva de Jesús, y nosotros en ella, queremos apostar por la cultura de la vida porque nuestro Dios es un Dios de vivos, no es un Dios de muertos”, dijo con gran entusiasmo.

“En ese contexto, vamos a realizar el hermoso gesto del bautismo espiritual”, dijo refiriéndose a una de las actividades de la jornada. “A través de nuestra oración a lo largo del año, nosotros seguramente habremos conseguido que más de una mamá que tenía pensado abortar cambie de opinión y alumbre, dé a luz a ese bebé”, expresó.

Caso Beethoven


Para afianzar su mensaje pro vida, el sacerdote agustino recoleto, recordó al médico e investigador francés Jerome Lejeune, quien durante una intervención en el senado de Francia en 1991, defendió el derecho a la vida ante un congresista que desde su postura socialista, apoyaba el aborto terapéutico.

“Tenemos un matrimonio en el que el marido es sifilítico terciario incurable, y además decididamente alcohólico. La mujer está desnutrida y sufre tuberculosis avanzada. El primer hijo de esa pareja muere al nacer; el segundo sobrevive, pero con serios defectos congénitos. Al tercer hijo le ocurre lo mismo y se le suma el hecho de ser infradotado mentalmente. La mujer queda embarazada por cuarta vez. ¿Qué aconsejan ustedes hacer en un caso así?”.

Continuó con la lectura: “Un senador del bloque socialista manifestó categóricamente que la única solución para evitar males mayores, era practicar un aborto terapéutico inmediato. Lejeune hizo un largo y notorio silencio; bajó la cabeza por unos segundos en medio de su expectante mutismo; volvió a alzarla y dijo: ‘Señores Senadores, pónganse de pie, porque este caballero que representa a nuestro país, acaba de matar nada más y nada menos que a Ludwig van Beethoven’.

“Permiso, gracias, perdón”


También refirió el encuentro mundial de las familias con el Papa Francisco que se realizó el 26 y 27 de octubre en Roma, bajo el lema: “La familia vive la alegría de la Fe”. Y lanzó la pregunta que le hizo Francisco a los asistentes: ¿Será que es posible hoy vivir esa alegría de la familia desde la fe?

Más adelante reflexionó en su homilía: “Nos pesa, y mucho, no recibir una sonrisa, y ver el silencio en el seno de la familia; pesa, y mucho, haber abortado”, dijo.

Terminó recordando tres palabras que recientemente expresara en una de sus enseñanzas el carismático Papa Francisco. “Son tres palabras claves que no pueden faltar en una familia: permiso, gracias, perdón”.

Jóvenes embarazadas de Caracas


La segunda actividad fue la entrega de canastillas a jóvenes embarazadas procedentes de zonas pobres de Caracas, que llegaron acompañadas de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, siendo responsables de la “Obra Social de la Madre y el Niño” de Artigas y encabezadas por las Hermanas Ángela Gómez y Andreina Zuloaga.

OSMAN es una institución de interés social que alberga a madres adolescentes solteras desde 11 años hasta los 18 años, junto a sus hijos. “Recibimos a jóvenes de todo el país y trabajamos en muchos casos con el Estado Venezolano, en aplicación directa de la Ley Orgánica para la protección de niños, niñas y adolescentes. Les procuramos una atención integral y formación de habilidades para que puedan reinsertarse en la sociedad”, dijo la Hermana Ángela, directora de la obra.

Refirió la religiosa que “el embarazo precoz en muchas de estas jóvenes son motivadas por diversas causas como la falta de comunicación y formación en las familias, muy característico de zonas donde abunda la pobreza material y escasea la formación”. Dijo que en OSMAN “tienen que continuar su preparación académica, terminar su bachillerato o la alfabetización porque muchas llegan sin saber leer y escribir”.

Programa Bautismos Espirituales




Este programa consiste en el cuido espiritual que asumen las familias de niños por nacer, especialmente por aquellos en situación de ser abortados. Durante la gestación rezan por ellos y trabajan en favor de una cultura de la vida que rechaza el aborto.

Consta de cuatro etapas, siendo la primera el Inicio de la Adopción Espiritual. Los promotores pro vida sostienen reuniones con familias que ya están sensibilizadas y les explican los objetivos de manera sencilla.

Aunque se inició por primera vez en mes de enero de 2011, el programa se lanza parroquialmente cada 25 de marzo – Día de la Encarnación - para que coincida con el 25 de diciembre, Nacimiento del Niño Dios. El colegio “Santo Tomás de Villanueva” es un  espacio donde lo ponen en práctica con los alumnos, padres y representantes.

La segunda etapa está vinculada al Seguimiento del Embarazo y se inicia en el mes de febrero. En este lapso la formación de las familias es importante y mediante láminas que muestran el progreso del feto, reciben las explicaciones correspondientes.

El Alumbramiento se convierte en la tercera etapa. La fecha estimada se ubica en los primeros días de noviembre. Significa que al cumplir nueve meses se reúne ropa de bebé y materiales alusivos al programa que serán donados a centros de acogida de niños o mujeres embarazadas; igualmente se entrega a cada padrino o madrina el certificado de nacimiento espiritual durante una ceremonia.

Finalmente, la cuarta etapa es el Bautismo Espiritual, prevista para la primera quincena de noviembre durante la celebración de la Semana del Abrazo en Familia que promueve la CEV. “Se entregan certificados de bautismo espiritual de cada bebé con su nombre y fecha de nacimiento”, dijo el religioso agustino recoleto.

Fray José Luis Uruñuela agradeció a la feligresía guadalupana por su apoyo a las actividades. “La colaboración de cada uno de ustedes hace posible poder entregarles canastillas a estas jóvenes embarazadas provenientes de sectores populares de Caracas y al mismo tiempo participar en el programa de bautismos espirituales”.




 ************************



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.