viernes, 24 de febrero de 2012

Cardenal Urosa pide por la salud del presidente Chávez durante inicio de la Cuaresma


 Las enseñanzas del Cardenal Urosa estuvieron centradas en “tres aspectos básicos para rechazar cualquier tipo de pecado, y que la Iglesia propone como camino para el arrepentimiento: la oración, penitencia y generosidad”.
Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Caracas, 23 de febrero de 2012.- El Cardenal Jorge Urosa Savino, pidió “de manera especial por la salud física del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías”, durante la eucaristía que presidió la tarde del Miércoles de Ceniza en la Catedral Metropolitana de esta ciudad, con motivo del inicio de la época de Cuaresma, llamando además a practicar “la penitencia, oración y caridad durante estos cuarenta días de arrepentimiento y conversión”.

El rogatorio del Arzobispo de Caracas se produjo luego de conocerse en palabras del propio presidente venezolano, la aparición de una “lesión” en el mismo sitio del cuerpo, donde meses atrás fue intervenido quirúrgicamente debido a un tumor cancerígeno.

El Cardenal Urosa estuvo acompañado durante la celebración eucarística por los rectores de los seminarios “Santa Rosa de Lima” y “Redemptoris Mater”, presbíteros José Trinidad Fernández y César Hernández, respectivamente. De igual manera asistieron los seminaristas de estas instituciones religiosas, a quienes fue dirigida gran parte de la homilía;  así como una nutrida concurrencia que llenó el templo motivada por recordar la expresión: “del polvo eres y al polvo volverás”, que marca el inicio de esta época de conversión espiritual. 


Habló de la importancia de confesarse y abstenerse de cometer pecados vinculados a la concupiscencia de la carne. “Hay que aprender a dominar las pasiones carnales, cumplir con grandes sacrificios para dar testimonio de Cristo ante el mundo, y ofrecer la vida de cada uno por las almas como futuros sacerdotes”, dijo al grupo de seminaristas. Además, recordó la obligación de cumplir con los días de ayuno establecidos en el calendario litúrgico de la Iglesia católica, como son el Miércoles de Ceniza y Viernes Santo, “absteniéndose de comer carnes”.
El Purpurado exhortó a intensificar la práctica de la oración. “Dios quiere que nuestra oración sea más viva y para este año la Iglesia propone leer la Palabra de Dios. Pero además debemos asistir a la Santa Misa que es el recordatorio de la Resurrección gloriosa de Jesucristo”, expresó. 
Finalmente, el Arzobispo de Caracas habló de la práctica de la caridad. “A partir del mandamiento de Jesús: ‘Amar a tu prójimo como a ti mismo’, la Cuaresma se convierte en un momento para ayudar a los más pobres y necesitados de nuestra sociedad, como tarea de cada cristiano”.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.