sábado, 7 de enero de 2012

CEV llama a enfrentar la violencia y la inseguridad

En la gráfica se aprecia a la Directiva saliente de la Conferencia Episcopal Venezolana. Al centro: el Cardenal Jorge Urosa Savino y Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera; al lado derecho: Monseñor Baltazar Porras Cardozo y Monseñor Jesús González de Zárate; a la izquierda: Monseñor Roberto Lucker y el Nuncio Apostólico, Monseñor Pietro Parolín.
En el marco de instalación de la XCVII Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana, su presidente, Monseñor Ubaldo ramón Santana Sequera, rechazó el uso “para fines que no fueran estrictamente religiosos” que en la tarde del viernes le dio el presidente Hugo Chávez a la Basílica de Guanare, cuando acudió a “pagar una promesa”.
Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Caracas, 07 de enero de 2012. El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana y arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera, hizo un llamado a luchar contra la violencia y la inseguridad que agobia a los venezolanos, durante la lectura del informe que presentó en la inauguración de la Nonagésima Séptima Asamblea Plenaria Ordinaria del episcopado.
Expresó que esta situación genera “gran desasosiego el crecimiento incontrolable de la espiral de la violencia. Se ha transformado en el problema número 1. Estamos ante una especie de guerra civil camuflada en que bandas de delincuentes, atracadores, ‘pranes’, sicarios, nos agobian. Es indispensable que los venezolanos abandonemos atrincheramientos y divisiones”, dijo.
Por la salud del Presidente Chávez
Según lo establecen los estatutos de la CEV, Monseñor Ubaldo Santana leyó el Informe descxribiendo “un panorama sintético de la situación nacional y eclesial del año 2011, enmarcándolos en algunas consideraciones sobre el contexto mundial”.
Entre los temas, un aspecto que llamó la atención de los medios de comunicación tiene que ver con la salud del presidente Hugo Chávez.
“Como seres humanos sensibles al dolor ajeno y como cristianos debemos orar por su pronta y total recuperación“, dijo el Obispo. Agregó, asimismo, que la enfermedad del presidente, “cualquiera sea su naturaleza y gravedad”, le ha permitido al jefe de Estado poner de manifiesto “su fortaleza y voluntad de luchar para vencerla”.
Un llamado a la paz y cese de la violencia
El mensaje también incluyó un llamado a la paz y al cese de la violencia en el país. “Como primer paso, es importante desarmar a la población civil, luchar más frontalmente contra el narcotráfico y limpiar de corruptos los estamentos públicos“, aunque a criterio de la CEV, estas medidas “no son suficientes” y, “Solo una acción conjunta de todos permitirá salir de tan agobiante laberinto”, asegurando que los obispos quieren ser agentes de paz, reconciliación y entendimiento “en medio de tantos conflictos y controversias”.
Monseñor Santana dijo que pedían por la creación o la reactivación de misiones que atiendan “y resuelvan de verdad” los problemas que afectan a la población. También indicó que la población debe protestar de forma pacífica para que los políticos cumplan con sus responsabilidades.
“Tenemos que alzar la voz pacíficamente para que los políticos oigan al pueblo y se evoquen con seriedad a resolver los problemas de la población”. Sostiene que “debe articularse en torno a la educación, familia, deporte, trabajo honesto, utilización de los medios de comunicación y la plataformas tecnológicas para difusión de los valores, responsabilidad, solidaridad, bien común, cuidado del medio ambiente y convivencia”.
De igual manera indicó en su Informe que ante el aumento de la conflictividad en el país la iglesia quiere ser un agente de paz, de búsqueda del consenso “a través del diálogo positivo para construir un país más fraternal y solidario”.
Rechazó uso político de la Basílica en Guanare

Al ser abordado por los periodistas el Prelado habló acerca del inadecuado uso político que este viernes se experimentó en el Templo de “Nuestra Señora de Coromoto”, en Guanare. “A pesar de no querer adelantar lo que pudiera señalar la CEV cuando presente su informe final al cabo de esta asamblea, mi opinión personal es que evidentemente el Presidente (Hugo Chávez) tiene derecho como todo hombre religioso a pagar promesas, a orar, a pedir la ayuda de Dios por su curación”, dijo.

En tal sentido, exigió en relación a este tema que se debe “tener el respeto por el sentido y el destino de cada uno de los lugares donde actuamos, y creo que para esta ocasión no hacía falta ni una cadena nacional ni el uso de la Basílica de Guanare para otros actos que no fueran estrictamente los religiosos”. 



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.