jueves, 21 de abril de 2011

MIÉRCOLES SANTO.- Cardenal Urosa: “Jesucristo no fue un líder socialista”


El Arzobispo de Caracas exhortó a las autoridades a garantizar a los ciudadanos la paz social y que la violencia no continúe llenando de sangre las calles; además, llamó a reformar el sistema carcelario y brindar condiciones humanas a los venezolanos que pagan condena por diversas razones.
Ramón Antonio Pérez

Caracas, 20 de abril de 2011.- “Jesús es Dios que se encarnó para demostrarnos el camino a seguir. Jesucristo no es ningún líder religioso, cultural o político. Jesús no es socialista, ni liberal, ni republicano. Jesús simplemente es Dios”. De esta manera se expresó el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino durante la eucaristía que presidió este Miércoles Santo en la Basílica Santa Teresa de esta ciudad como parte de las actividades de la Semana Mayor.
Aunque esta frase ya la ha dicho el Arzobispo de Caracas en muchas oportunidades, en esta ocasión reitera las enseñanzas de la Iglesia y le da respuesta directa a los señalamientos que el Domingo de Ramos hizo el presidente Hugo Chávez, quien en la confrontación que mantiene con las autoridades eclesiales y para confundir a la feligresía católica, sostiene que Jesús de Nazaret fue socialista. Otro de los aspectos señalados tuvo que ver con el sistema carcelario. En tal sentido pidió a las autoridades garantizar en estos recintos las condiciones humanas necesarias, ya que los detenidos, “viven en condiciones terribles, y ante ello se debe hacer algo", expresó. Además, el Cardenal pidió por el cese de la violencia en el país. “Pedimos porque cese la violencia asesina en Venezuela. No puede ser que los secuestros terminen en asesinatos”, dijo.
En la Basílica Santa Teresa se realizó un total de 20 celebraciones, una cada cuarenta y cinco minutos, siendo la misa  presidida por el Cardenal Urosa a las doce del medio día y luego a las seis y treinta de la tarde en la Plaza Caracas.
Preguntó en la homilía: ¿Qué nos esta pasando a los venezolanos que llevamos odio en el corazón?”. Debemos sacar la violencia del corazón, le debemos pedir a Dios que nos de fortaleza para no reaccionar mal frente a la agresión”.
De igual manera el Arzobispo de Caracas recordó que este año el Nazareno visitó durante cinco fines de semanas diversos sectores de Caracas como parte de las actividades de la Misión Continental Evangelizadora. Expresó que ben esos recorridos “más de 65 mil feligreses rezaron por la paz del país, la resolución de los conflictos en la nación y en particular por el aumento de la devoción sacerdotal, pues el número de sacerdotes ha disminuido en los últimos años”.

En Plaza Caracas. Este lugar se convirtió en un templo para recibir la imagen del Nazareno de San Pablo, cuya procesión se inició en la Basílica Santa Teresa a las 5 de la tarde, y recorrió algunos espacios de las avenidas Lecuna y Baralt hasta llegar a una tarima en este espacio público.
La misa estaba prevista para las para las 7 de la noche, pero por la situación atmosférica, los organizadores se vieron obligados a realizarla media hora antes, como medidas de protección de las imágenes y para evitar el retiro de la feligresía, cuya cifra estuvo cercana a las 10 diez mil personas según cálculos de miembros de la Iglesia.
El mensaje del Cardenal Urosa nuevamente centró como temática el rechazo de la violencia social que se vive en Venezuela. “La violencia y la delincuencia asesina es una terrible plaga que se ha incrementado en los últimos años con el narcotráfico y el consumo de drogas. No nos acostumbremos a ver las cifras de violencia en los periódicos”, dijo. En consecuencias, agregó que “hay que pedir a las autoridades que cumplan con el sagrado deber de proteger la integridad de cada ser humano", dijo el Cardenal.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.