jueves, 25 de noviembre de 2010

Gobierno de Miranda alerta ante precipitaciones que han dejado dos personas fallecidas


Capriles Radonski recorrió la entidad constatando los daños que causaron las lluvias, especialmente en San José de Río Chico, donde muchas viviendas fueron anegadas con las lluvias más recientes. Prometió restituir ayudas para las familias afectadas.

Ramón Antonio Pérez
Con texto: Hermilet Báez
Fotos: Guillermo Suárez

Persona afectada
por las lluvias
en Barlovento.

Barlovento, 25 de noviembre de 2010.- Desde el pasado domingo y hasta el miércoles en horas de la noche, el balance debido a las fuertes lluvias e inundaciones es de dos personas fallecidas y de 1.188 familias afectadas en todo el estado Miranda, según lo informó el director de Protección Civil de la entidad, Víctor Lira, al diario El Universal. En entrevista telefónica explicó que 1.119 familias pertenecen a la región de Barlovento, "donde el municipio Andrés Bello presenta 631 viviendas afectadas en las comunidades de La Compuerta, La Trinidad y La Amistad".
Indicó que a consecuencia de las lluvias han fallecido dos personas, la primera quedó tapiada por el colapso de su vivienda en el sector La Guairita, Terraza H de Caucagüita, municipio Sucre y la otra persona falleció por inmersión el día de ayer, se lanzó al río Cúpira con una tripa que lo arrastró aguas abajo y fue hallado en el sector Las Mercedes, hacienda Candelaria".

Gobernador recorre y ayuda

Por su parte, el Ejecutivo regional, a través de Bomberos y Protección Civil Miranda, se mantiene en alerta en toda la entidad, principalmente en la región de Barlovento, producto de la contingencia presentada como consecuencia de las constantes precipitaciones de los últimos días. Así lo informó, este jueves, el gobernador Henrique Capriles Radonski, durante un recorrido realizado por la zona de Barlovento. Desde las costas mirandinas, el Mandatario regional señaló que hasta la fecha se han registrado mil 188 viviendas afectadas, siendo el municipio Andrés Bello, la jurisdicción con mayores daños al presentar más de 600 casas anegadas, además del desbordamiento de varios cauces, entre ellos, el Río Cúpira.
Capriles Radonski recordó que la región de Barlovento es la desembocadura de muchas aguas, por lo que cada vez que llueve con mucha fuerza en otra zona del país, hay inundaciones en este sector. “Esto no es un problema de que los drenajes estén tapados, es una situación que depende de la topografía. La mayor parte de nuestras comunidades y caseríos de Barlovento no cuentan con un sistema de drenajes, como lo puede haber en nuestra ciudad capital. Esta situación es característica de cuando hay muchas precipitaciones, se producen inundaciones”.
Precisó que actualmente se está a la espera de que bajen las aguas para determinar los daños presentados en cuanto a enseres. “El agua debe ir bajando en la medida que el tiempo lo permita, y en esa misma medida vamos a poder ir restituyendo algunos artículos de primera necesidad para las familias afectadas. Mientras se mantenga la inestabilidad atmosférica, nos mantendremos en alerta”, dijo.
Capriles Radonski llamó al pueblo a la calma y a la tranquilidad, y aseguró que hasta la fecha no se ha declarado la emergencia en la entidad. Indicó que cualquier contingencia debe ser reportada a los números de emergencia de las empresas de telefonía móvil, quienes direccionan todas las llamadas a los diversos cuerpos de seguridad.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.