domingo, 29 de noviembre de 2009

Católicos defienden Catedral de Medellín ante arremetida de abortistas

.
La convocatoria pro abortista pretendía justificar el accionar anti vida y habían amenazado tomar la Catedral; mientras que el llamado a los católicos estuvo a cargo de la Asociación Privada de Fieles Lazos de Amor Mariano (LAM)

Ramón Antonio Pérez
Video: Cristianos por la Vida (Youtube)


Medellín, 29 de noviembre de 2009.- Un grupo de al menos 700 jóvenes se apostaron en el atrio de la Catedral Basílica Metropolitana de la Inmaculada Concepción, de Medellín, para defender la fe católica ante una convocatoria de grupos feministas que pretendían atacar el templo para manifestar su apoyo al aborto, según reporta la agencia ACIPRENSA.
El hecho ocurrió el jueves 26 de noviembre, en horas de la tarde – noche, y lamentablemente tuvo poca difusión en los medios de comunicación, asunto que no impidió que la comunicación alternativa sí diera cuenta de lo ocurrido.
Uno de estos medios alternativos es la Web Site del Padre Patricio (
http://www.padrepatricio.com/), de donde se recoge el testimonio de lo que allí aconteció, según lo narra Sonia Trujillo, bajo el título Laicos católico defienden su Iglesia.
“Eran las 4:00 p.m cuando un grupo de cerca de 500 ciudadanos católicos de Medellín, Colombia, se reunieron ayer en el atrio de la Catedral Metropolitana, de forma pacífica, ante un grupo de alrededor de 30 feministas, quienes pretendían hacer un acto de apostasía pública, es decir, de negación de la fe”, relata Sonia Trujillo.
Con pancartas que decían: "Amamos a la Iglesia porque la conocemos y por eso la defendemos hasta dar la vida por ella", "nací católico, vivo católico y moriré católico", "no es un lavado de cerebro, menos algo intelectual. A Cristo hay que Vivirlo", entre otros expresiones, el grupo de católicos -conformado principalmente por jóvenes, algunos adultos y niños- manifestó su alegría por vivir su fe. "Queremos demostrar que somos felices de ser católicos, de ser bautizados", señaló Wilson Tamayo, uno de los convocantes a la marcha pacífica.
Por su parte, el grupo de feministas se agolpó frente a la Catedral con letreros alusivos a la "libertad de la mujer" y "al derecho del aborto" con mensajes tales como: "no a la maternidad impuesta ¡aborto!, ¡a solicitud y sin pedir disculpas!". Las feministas quemaron una cruz frente a la multitud de católicos. Con ello imitaban el tipo de protestas anticatólicas que han ocurrido en Latinoamérica, como es el caso de las manifestaciones de Tucumán en Argentina -que se han realizado en repetidas ocasiones en lo que denominan "el encuentro nacional de mujeres"- donde discuten, de manera amplia, temas relacionados con la libertad de género y el aborto.
Mientras ocurrían estos hechos, el grupo de ciudadanos católicos rezó el rosario y ofreció oraciones por las circunstancias del momento. Al final se dispersó el grupo de feministas y los católicos se pusieron de rodillas frente a las puertas de la Catedral para realizar un acto de reparación y de adoración.
La convocatoria a los católicos estuvo a cargo de la Asociación Privada de Fieles Lazos de Amor Mariano (LAM), cuya espiritualidad está orientada a trabajar para que el mensaje de salvación llegue a más hombres de todo el mundo, a través del apostolado y en virtud del bautismo y la confirmación. La Asociación está conformada, en su mayoría, por fieles laicos que, atendiendo el llamado de la "nueva evangelización" que hizo en su momento Juan Pablo II, quieren vivir en plenitud la vida cristiana consagrándose a Jesús y María.
La Asociación también ha participado en diferentes marchas pro-vida en Medellín, como la que ocurrió el pasado mes de octubre y fue organizada por grupos defensores de la vida tales como la Red Futuro Colombia y la Red Antióquia Pro-Vida.

Video de la Defensa de la Catedral de Medellín

(http://www.youtube.com/user/cristianosporlavida)

**************************************************************
“No queremos degradación Moral”

En declaraciones recogidas por ACIPRENSA, Liliana Vélez, una de las católicas que defendieron la Catedral de Medellín, el hecho “demuestra que la fe en ciudad está viva, que los jóvenes amamos la Iglesia y queremos vivir según la doctrina que en la Iglesia el Señor Jesús nos ha dejado”.
Asimismo, recordó que “como católicos merecemos respeto y tenemos todo el derecho de hacernos respetar” así como expresar “que nuestros pastores, sacerdotes y obispos, no están solos, cuentan con un laicado entusiasta y decidido a luchar en contra de la anticultura de muerte que algunos grupos quieren imponer a la fuerza, manipulando datos estadísticos, presionando a las autoridades municipales con organismos internacionales y con amañadas interpretaciones de las leyes y la constitución”.
“Los católicos vamos a defender Medellín y Colombia porque no queremos vivir la degradación social y moral que hoy vive España y Europa en general, queremos ser un país que testimonie al mundo que la familia es fuente vida y amor, que la mujer tiene dignidad, que su vocación a la maternidad y el rol que debe tener en la sociedad debe ser valorado rectamente y que no queremos vivir bajo la oscura y maligna ideología de género”, agregó.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.