sábado, 15 de agosto de 2009

Ivan Simonovis: Los Derechos Humanos en el Comunismo del Siglo XXI

.
“Sobrevivimos en las mismas condiciones que lo haríamos si estuviéramos en un sótano nunca terminado. Sencillamente inhumano. No hay luz. No hay ventilación natural. No existen espacios comunes de recreación, estudio ni trabajo (…) Ya hoy por hoy mis condiciones físicas se han visto notablemente afectadas”.
^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^
Desde el frio calabozo de la injusticia comunista que impera en Venezuela, nos llega este testimonio escrito del Comisario Ivan Somonovis, narrando parte de lo que le toca vivir en su condición de preso político. Es triste leer que en los albores de este Siglo XXI, nuestro país, hasta hace poco bandera democrática de Latinoamérica, repita asquerosas prácticas de las oprobiosas dictaduras de antaño, ahora con el disfraz del Socialismo del siglo XXI.

A continuación el escrito completo que revela la verdadera praxis del comunismo del siglo pasado hoy tristemente repetida en Venezuela.

*************************************************************
Los DDHH en el comunismo del siglo 21

Ivan Simonovis

Como bien es sabido, el primer golpe bajo que me fue propinado fue el 22 de noviembre del 2004, cuando fui detenido sin que sobre mí pesara medida alguna privativa de libertad. La orden de aprehensión fue fabricada dos días después de haber sido detenido para legalizar este abuso. Tal hecho, fue demostrado por mi esposa y abogado Bony de Simonovis. Sumando puñaladas traperas a este proceso que se empeña en hacer parecer “legal”, aunque todos sabemos ilegítimo, el juez de la audiencia de presentación asignado fue el “abogado” Maikel Moreno -quien como recordarán- debió haberse inhibido atendiendo al art. 85 ordinal del COPP por haber sido parte del grupo defensor de los pistoleros de Puente Llaguno.

Vivir en pequeño espacio
El juicio en mi contra se inició en marzo del 2006; es decir, año y medio después de haber sido detenido. La Juez asignada fue la (abogada) Dra. Marjorie Calderón Guerrero, esposa del diputado oficialista por el MVR en el estado Aragua, José Vaamonte, conocido como “El Chino”. Al mismo tiempo, complementan el “dream team de púgiles contra la justicia” asignando a la Dra. Haifa El-Aissami (hermana del actual Ministro del Poder Popular de Interior y Justicia, Tarek El-Aissami) como fiscal líder del caso y encargada de la acusación.
Desde mi detención se acordó como sitio de reclusión la sede central de la DISIP, ubicado en el Helicoide. Una edificación que se inició a construir en 1956 y que nunca fue culminada. Imaginen entonces las condiciones de las instalaciones. Cada calabozo es como un maletero de 2 ½ x 2 ½ m. Sobrevivimos en las mismas condiciones que lo haríamos si estuviéramos en un sótano nunca terminado. Sencillamente inhumano. No hay luz. No hay ventilación natural. No existen espacios comunes de recreación, estudio ni trabajo. Es pocas palabras, no cumple con las condiciones mínimas establecidas por las leyes y protocolos nacionales e internacionales. Y, sin embargo, haciendo caso omiso a ello, cada semana son más los presos políticos que son hacinados en este pasillo.

El juicio más largo
El nuestro ha sido denominado por la prensa alrededor del mundo como el juicio ha sido el más largo de la historia. Suena fácil, pero imaginen el peor de sus días y multiplíquenlo. Piensen en la desesperación que les podría causar ser continuamente hostigado durante 3 años y un mes. Ser víctima de continuas postergaciones, irregularidades, humillaciones.. Ver como se tergiversaron pruebas con total descaro. Presenciar la manipulación de quienes declararon. Recorrer 38.000 Km. con la cabeza en alto a pesar de todas la trabas e incomodidades que acarrea un traslado como detenido en este juicio, para que después nos dieran la pena máxima de este sistema corroído por órdenes superiores.
En diciembre del 2006 y luego de llevar los días de dos años detenido y según lo plantea el articulo 244 de COPP, nuestra defensa solicitó que nos fuera otorgada una medida de decaimiento para continuar el juicio en libertad. Como era de esperarse está nos fue negada ante una aberrante decisión judicial donde se comparó nuestro caso con un juego de lotería.
Ese mismo diciembre 2006, 2 abogados de la defensa, el Dr. Carlos Tamayo y un defensor y amigo Carlos Bastidas, murieron a causa de infartos al corazón.
Nada es casualidad. El juicio a los pistoleros de Puente Llaguno duró 4 meses y fueron totalmente absueltos. Aparte, el 31 de diciembre del año 2007 el Presidente Hugo Chávez otorgó un perdón a través de una sesgada “Amnistía” a 63 pistoleros que desde la parte norte de la Av. Baralt disparaban a la marcha de oposición y a la PM.

Ataques contra la familia
Mi familia ha sido continuamente atacada por la espalda. Ejemplo de ello fue el atentado sufrido contra mi hogar con una bomba molotov. A causa de este acto cobarde se incendió parte del estacionamiento. llí estaban mi esposa y mis hijos, de 14 y 10 años respectivamente, y aún cuando se entregó un video donde aparecía el vehículo desde el cual se lanzó la bomba, este hecho no fue investigado por la Fiscalía.
De igual forma y siguiendo la misma línea oficial terrorista, en abril del 2009, el abogado querellante de nuestra causa -y obviamente oficialista- suministró ante las cámaras de VTV el número del teléfono celular de mi esposa. Más de 200 mensajes fue el resultado. Desde insultos hasta amenazas de muerte para ella y mis hijos. Obviamente, esto tampoco fue investigado.

Sentencia a muerte
Es así como llegamos al 3 de abril del 2009, cuando la Juez Majorie Calderón, dictó una sentencia a muerte, el golpe mayor, el “knock out” a la justicia venezolana: me sentenció a 30 años sin ninguna posibilidad de beneficio. Todo está calculado: a mis 49 años, ¿cómo podría sobrevivir en estas condiciones 30 años más? Ya hoy por hoy mis condiciones físicas se han visto notablemente afectadas.
Luego que este tribunal de injusticia a cargo de la Juez del horror dictara la sentencia, debía publicarla en los siguientes 10 días hábiles (a partir del 3 de abril). Ssin embargo han pasado 4 meses y no lo ha hecho.
Este gobierno comenzó deteniendo a policías y militares para amedrentar y apaciguar cualquier posible intención de levantamiento en su contra. Con el paso del tiempo, integró a empresarios y banqueros. Poco a poco, a medida que el descontento con su gestión se va ampliando, también se amplía el perfil de quienes son detenidos, pasando a las listas de los presos políticos de Venezuela. Los periodistas como Leocenis García y Gustavo Azocar son evidencia de ello. Dentro y fuera de estas rejas, cada vez estamos más y más personas presas. Los medios siendo cerrados, los políticos inhabilitados, los colegios y educadores víctimas de esta pantomima que llaman nueva Ley, los empresarios cuyas fábricas son ocupadas por funcionarios del gobierno, las familias mutiladas a causa de los 140.000 asesinatos que van durante estos 10 años de gobierno, los ciudadanos comunes encerrados es sus casas a causa de la inseguridad, la inflación y el pandemonium en el cual se ha sumergido este país.

Venezuela convertida en cárcel
El mayor logro de este gobierno ha resultado ser el haber convertido a Venezuela en la cárcel más grande del mundo, sólo comparable con Cuba. El gobierno no detendrá su plan de implementación del comunismo del siglo 21. Hará uso de todos los recursos necesarios, incluyendo a sus brigadas de choque al mejor estilo los grandes tiranos de la historia universal, pero en su versión más mediocre. Finalmente y recordando algunas palabras de Dr. Ramón Guillermo Aveledo en su libro “El Dictador” les recuerdo que sólo se pasa a la tiranía o al despotismo por el sangriento túnel del terror, que sólo se llega al reinado absoluto con una fuerza armada transformada en guardia pretoriana, con prisioneros políticos y exiliados, con el control total de las instituciones del estado acallando y cerrando medios de comunicación.

Si nos dejamos, el próximo paso será adoctrinar a sus hijos. Vivir con miedo, no es vivir.

Ivan Simonovis
Prisionero político

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.