lunes, 8 de junio de 2009

Benedicto XVI llama a Obispos Venezolanos afrontar tiempos difíciles

En la etapa final de la visita "ad Limina", el Papa los motivó a incrementar las iniciativas para cumplir con la Misión Continental Evangelizadora y fortalecer la vida espiritual de los sacerdotes, brindándoles una “atención especial”. Así también, invitó a los laicos a fomentar iniciativas de caridad para favorecer a los más necesitados y valoró el trabajo que realizan en un mayor compromiso para la difusión de los valores cristianos en Venezuela
.
*********************************
Ramón Antonio Pérez, con agencia VIS
Fotos Cortesía: Edmondo Lilli (VIS)
"L'Osservatore Romano"

Ciudad del Vaticano, 08 de junio de 2009. El Papa Benedicto XVI se reunió este lunes con los Obispos de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), quienes se encuentran en la fase final de su visita "ad limina", y les formuló un llamado a afrontar los tiempos difíciles que se viven producto de la crisis mundial, según reporta un cable del Servicio Informativo del Vaticano (VIS, por sus siglas en inglés).
En sus palabras, el Papa los motivó a afrontar los retos en su labor pastoral, porque “son cada vez más abundantes y difíciles, viéndose además en los últimos tiempos incrementados por una grave crisis económica mundial”.
“Sin embargo, el momento actual ofrece también numerosos y verdaderos motivos de esperanza” porque “al igual que hizo con los discípulos de Emaús, el Señor resucitado camina también a nuestro lado infundiéndonos su espíritu de amor y fortaleza, para que podamos abrir nuestros corazones a un futuro de esperanza y de vida eterna", dice VIS.

Tarea de Evangelización
El Santo Padre recordó a los obispos que tenían ante sí “una apasionante tarea de evangelización" y que habían iniciado la Misión para Venezuela en línea con la Misión Continental promovida por la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, celebrada en Aparecida, Brasil.
En consecuencia, les animó a “incrementar las iniciativas para dar a conocer en toda su integridad y hermosura la figura y el mensaje de Jesucristo. Para ello, además de una buena formación doctrinal de todo el Pueblo de Dios, es importante fomentar una profunda vida de fe y oración”, indicó el Sumo Pontífice.

Fortaleza Espiritual de los Sacerdotes
Benedicto XVI también hizo hincapié en “la necesidad de la vida espiritual de los Obispos", porque "configurados plenamente con Cristo Cabeza por el sacramento del Orden, son en cierto modo para la Iglesia a ellos confiada un signo visible del Señor Jesús". De ahí que deben mostrar a todos “la importancia capital de la fe, así como la necesidad de poner en primer lugar la vocación a la santidad”.
"Para llevar a cabo una fructífera acción pastoral es indispensable la estrecha comunión afectiva y efectiva entre los Pastores del Pueblo de Dios. Esta unidad, que hoy y siempre se ha de promover y expresar de manera visible, será fuente de consuelo y de eficacia apostólica en el ministerio que se os ha confiado”, agrega la nota de prensa.
En este ámbito, el Santo Padre invitó a los prelados a “prestar una atención especial" a sus sacerdotes”, además de "redoblar los esfuerzos para impulsar el celo pastoral entre los presbíteros, de modo particular durante este próximo año sacerdotal que he querido declarar", subrayó el Papa.

La madurez de los laicos
El Santo Padre, de igual manera tuvo palabras para la feligresía católica venezolana, hablando de la necesidad de “un laicado maduro, que dé testimonio fiel de su fe y sienta el gozo de su pertenencia al Cuerpo de Cristo, al que debe ofrecerse, entre otras cosas, un adecuado conocimiento de la doctrina social de la Iglesia.
“Aprecio vuestro empeño por irradiar la luz del Evangelio sobre los acontecimientos de mayor relevancia que afectan a vuestro país, sin otros intereses que la difusión de los más genuinos valores cristianos, con vistas también a favorecer la búsqueda del bien común, la convivencia armónica y la estabilidad social”, destaca la nota informativa.
De igual manera, el Santo Padre comentó a los miembros de la CEV que les confía de un modo particular a quienes pasan necesidad. “Seguid fomentando las múltiples iniciativas de caridad de la Iglesia en Venezuela, de modo que nuestros hermanos más indigentes puedan experimentar la presencia entre ellos de Aquél que dio su vida en la Cruz por todos los hombres”, concluye VIS.

Audiencias separadas
Cabe informar que en esta fecha, el Santo Padre recibió en audiencias separadas a diez prelados de la CEV, en la fase final de la vista "ad Limina". Allí fueron recibidos el Cardenal Jorge Liberato Urosa Savino, Arzobispo de Caracas, junto con los obispos auxiliares Saúl Figueroa Albornoz, Luis Armando Tineo Rivera y Jesús González de Zárate Salas; además del obispo emérito Pedro Nicolás Bermúdez Villamizar.
De igual manera se entrevistaron con el Sucesor de Pedro: Monseñor Ramiro Díaz Sánchez, vicario apostólico de Machiques; el Obispo de El Vigia-San Carlos del Zulia, Monseñor José Luis Azuaje Ayala; el Obispo de la Diócesis de San Carlos – Cojedes, Monseñor Tomás Jesús Zárraga Colmenare; y el Arzobispo de Mérida, Monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo, junto con el obispo auxiliar Luis Alfonso Márquez Molina.

.
Otros que ya visitaron al Papa

El cuatro de junio también cumplieron sus vistas el Arzobispo Roberto Lückert León, de Coro; Arzobispo Diego Rafael Padrón Sánchez, de Cumaná; el Arzobispo Manuel Felipe Díaz Sánchez de Calabozo, y el Obispo Ulises Antonio Gutiérrez Reyes, O. de M., de Carora, el Obispo Rafael Ramón Conde Alfonzo, de Maracay; el Obispo José Angel Divassón Cilvetti, S.D.B., vicario apostólico dePuerto Ayacucho; y el Obispo Georges Kahhalé Zouhaïraty, B.A., exarca apostólico para losfieles greco-melquitas residentes en Venezuela, reseña VIS.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.