jueves, 23 de abril de 2009

Obispos denuncian inestabilidad social, política y moral de Venezuela

A pocos días para el Primero de Mayo, el desempleo fue uno de los temas abordados de manera amplia por la Conferencia Episcopal Venezolana; también tomaron postura por la incorrecta administración de justicia en el país; y rechazaron el acoso por parte del Gobierno Nacional, a las instancias de poder obtenidas en comicios electorales por factores de la oposición
Ramón Antonio Pérez
Caracas, 23 de abril de 2009. Los Obispos Venezolanos nuevamente tomaron partido abierto por los problemas sociales, políticos y morales que agobian a Venezuela. Este jueves dieron a conocer las conclusiones de la XXXIX asamblea extraordinaria plenaria de la Conferencia Episcopal, con la exhortación “Convivencia Democrática”.
La exhortación fue leída por Monseñor Diego Padrón Sánchez, Arzobispo de Cumaná, en compañía de Monseñor José Angel Divassón Cilveti, Vicario Apostólico de Puerto Ayacucho. Uno de los aspectos enfocados es el asunto social del trabajo. Denuncian los Obispos que el desempleo es “una de las principales causas de la pobreza generalizada y de la delincuencia” en el país, según reza en el numeral once.
Para la CEV los “frecuentes conflictos laborales revelan una aguda crisis económica y social, agravada por la crisis financiera mundial”, y señalan que en los últimos años en el país, “el valor del trabajo humano ha sufrido un notable deterioro”.

"No confundir empleo con subsidio"

Denuncian que se “ha substituido en forma masiva el empleo por el trabajo informal, contratado y temporal, y por la ocupación sin derechos”. Así también, revelan que “la estabilidad laboral ha sido substituida por la subcontratación, inclusive en la administración pública”. Exponen que “no se puede confundir el empleo con un subsidio mensual aportado por el Gobierno, ni con estar subcontratado por el Estado sin estabilidad laboral, sin derecho a organizarse, sin contratación colectiva y sin poder ejercer el derecho a la huelga”.

Rumbo al Primero de Mayo
Considera el Episcopado Venezolano que ciertamente “ha crecido la ocupación, el asistencialismo y el trabajo informal, pero ha caído el empleo estable, productivo y de calidad. Y ante “la cercanía del 1º de Mayo, día del trabajador y fiesta de San José Obrero”, los pastores católicos exhortan “a los responsables del mundo laboral a buscar caminos que conduzcan a la dignificación de los trabajadores y de sus familias”.

Los Poderes al margen de la Constitución

Según el texto de los obispos de Venezuela, "desde el poder se toman decisiones que están al margen o en contra del espíritu y la letra de la Constitución”; se impide o coarta "la acción de autoridades elegidas legítima y democráticamente por el pueblo". Sostienen que “de esa manera se entorpece la existencia de una sociedad plural y se generan dudas sobre la validez y eficacia del voto en los comicios electorales”.
También denunciaron la situación de la administración de justicia y expresaron que en el país “aumentan las críticas a la creciente arbitrariedad en la administración de justicia, en la que no se trata a las personas desde su condición de ciudadanos, iguales ante la ley, sino por su adhesión ideológica o militancia política”.
“Es inaceptable jurídica y éticamente que no se siga el debido proceso, que se apliquen medidas diferentes según el grupo al que se pertenezca, que se difame y condene a las personas antes de ser juzgadas, que se sentencie basados en argumentos que no tienen relación directa con las acusaciones y se condene sin pruebas fehacientes, que se apliquen penas desproporcionadas que manifiestan retaliación política”, denunció la CEV.
****************************************************
El texto completo puede ser leído en la siguiente dirección:
http://www.cev.org.ve/noticias_det.php?id=350

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.