lunes, 11 de febrero de 2008

El padre Jaime Kelly dictó retiro de sanación y liberación en Guatire




El Padre Kelly alternó sus enseñanzas con los testimonios de personas que fueron curadas físicamente y renovadas espiritualmente luego de orar a Cristo. 


Denunció que los ‘Bolívares Fuertes’, son un juego diabólico del gobierno nacional para abrirle las puertas a la santería cubana, manipular a los más pobres, desvirtuar el mensaje de Jesucristo y atacar a la Iglesia”.


Ramón Antonio Pérez

Guatire, 11 de febrero de 2008. Monseñor Gustavo García Naranjo, obispo de la Diócesis de Guarenas, le brindó un efusivo saludo de bienvenida al padre Jaime Kelly, durante la misa efectuada en la Parroquia “Santa Cruz de Pacairigua”, como parte del inicio del retiro de sanación y liberación que dictó el sacerdote de origen irlandés, durante el fin de semana, en Guatire, invitado por la Renovación Carismática Católica de la zona.

La homilía inicial de este encuentro fue compartida por los dos ministros católicos, centrándose la prédica de ambos en la experiencia de Dios en sus vidas, invitando a dar testimonio de la fe en Cristo, amar a la Virgen María y a la Iglesia Católica.


Testimonio de Cristo



Monseñor Naranjo disertó sobre la necesidad fortalecerse en la oración diaria como una relación de mucha fidelidad y confianza entre el hombre y Dios. Motivó asumir un mayor compromiso cristiano en las distintas áreas del quehacer familiar, laboral, vecinal y social, “no sólo de cada miembro de la Renovación Carismática sino de todos los católicos, por encima de las dificultades y necesidades que siempre estarán presentes”.

“Hay que fortalecerse en la oración y en la Palabra de Dios; visitar a los enfermos y orar por ellos; llevarles el consuelo y la fortaleza a los más necesitados, para permitir que se encuentren con Dios, tanto en la sanación física como en la espiritual”, agregó.

Dijo que lo más grave para un hombre es cuando no acepta como necesaria la presencia de Jesucristo en su vida personal, “porque Él es el único en quien debemos creer”.


Sanación y liberación


Por su parte, el padre Jaime Kelly, miembro de la Comunidad de Misioneros del Sagrado Corazón de María y asesor de la RCC de Venezuela, reveló que “no visitaba a Guatire desde hace veinte años, cuando vine acompañando al sacerdote carismático, Emiliano Tardif, hoy fallecido y en camino hacia los altares”.

La introducción de su primera charla fue clave para entender el resto. 

Los siete dones del Espíritu Santo, a saber: sabiduría, entendimiento, ciencia, consejo, piedad, fortaleza y temor de Dios, se anteponen para vencer en Cristo, a los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza con los que tanto daño hacen los líderes políticos, sociales y religiosos a la sociedad”, explicó.

La clave para mejorar esta situación de pecado es pedirle al Señor no dejarse caer en la tentación, y preguntarse: ¿qué haría Jesucristo en mi lugar? Porque si en nuestra vida, en el lugar de trabajo y en el hogar hay desorden, entonces debemos procurar que reine el orden, pero un orden según los preceptos de Dios”, acotó.


Instrumentos de Dios 

Con una experiencia de más 36 años de vida sacerdotal, el padre Kelly habló de las acciones del Espíritu Santo tanto en él como en los cristianos que han sido llamados a ser instrumentos de la gracia de Dios. “La grandeza de la RCC son las sanaciones interiores y exteriores que Dios permite, para llevarles un Cristo vivo a la gente que quiere reconciliarse con Él, en medio del caos en que nos encontramos”.

Destacó que las manifestaciones concretas de Dios en la vida de las personas, “se complementan con la misión que Cristo le dio a los apóstoles de ayer y hoy, de ir por el mundo y predicar el Evangelio, siendo acompañados con señales y bendiciones”.

Fue así como durante el encuentro se pudo entender que entre tales expresiones están “el amor por la lectura de la Biblia, la oración espontánea, el don de hablar en lenguas, la sanación de enfermos, el poder de echar demonios de personas poseídas, anunciar la salvación de Cristo y denunciar las injusticias del pecado que oprime a la sociedad”.

La santería no es cristiana


Con base en diversas citas bíblicas, uno de los temas con que fue más incisivo fue el de la santería, explicando que “esa falsa creencia” ha sido estimulada por el gobierno. “Se identifican con la santería, la brujería, la hechicería y el libertinaje, como mecanismos para confundir y manipular a los más pobres”, dijo.

“Los católicos afianzados en la unción del Espíritu Santo, debemos denunciar estas equivocaciones para evitar que tales creencias encuentren espacio para confundir, manipular y empobrecer cada vez más a nuestro pueblo sencillo”.

“Debemos hacer mucha oración por los santeros, babalawos, paleros, brujos y adivinadores; predicarles el evangelio y liberarlos en el nombre de Cristo de esos altares internos y externos donde mezclan imágenes de seres africanos con santos cristianos y héroes patrios, como un gran negocio para engañar a los más pobres”, denunció.

Testimonios


Muchos fueron los testimonios de sanación y liberación que se produjeron en este retiro. Entre estos cabe mencionar el de una señora que soltó el bastón en que se apoyaba y salió corriendo por la nave central del templo “Santa Cruz de Pacairigua”, sonriente y dándoles gracias a Dios.

También otras personas en el Colegio “Santa María Goretti”, dijeron públicamente que habían llegado con enfermedades concretas en las cervicales, impedimentos en los oídos, maxilares, caderas, rodillas y otras partes del cuerpo, pero sintieron que fueron sanadas luego de las oraciones en círculos de cinco y tres miembros. 

“Estas personas sintieron que fueron curadas luego de las oraciones en círculos de cinco y tres miembros, porque ‘donde hay dos o tres reunidos en nombre de Cristo’, allí está Él en medio de nosotros”, predicó el padre Jaime Kelly.

Videos del retiro

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.