viernes, 15 de febrero de 2008

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela rechaza atentado explosivo contra la Nunciatura Apostólica

COMUNICADO DEL CONSEJO NACIONAL DE LAICOS
a la opinión pública nacional




1.- Rechazamos con indignación y profundo dolor la manifestación de barbarie que se presentó en la madrugada del día jueves 14, contra la sede de la Nunciatura Apostólica (Embajada de la Santa Sede) en Venezuela, al haber hecho estallar un artefacto explosivo que ocasionó serios daños a la casa y puso en riesgo la vida humana del personal de la misma.

2.- Nos alarma esta escalada de violencia incontenida, por parte de los agresores, cuyos fines no visualizamos, y alimentada por la desidia de las autoridades en brindar protección a una sede diplomática que, en poco tiempo, ha sido agredida en repetidas ocasiones.

3.- Queremos resaltar que estos actos violentos no corresponden al sentir del pueblo venezolano, por naturaleza pacífico y tolerante.

4.- Para nosotros católicos, además, este atentado reviste extrema gravedad. Debemos entender que se trata no sólo de la agresión contra una Embajada sino, ante todo, la agresión contra la persona del Santo Padre y de toda la catolicidad, y en particular, de su Representante Pontificio en Venezuela.

5.- Exigimos a las autoridades del país que asuman su responsabilidad de dar la debida protección a las Sedes Diplomáticas, tal como lo establecen los tratados internacionales suscritos por Venezuela y aún vigentes, máxime cuando ante esta escalada de violencia, focalizada en la Iglesia, no se ha obtenido respuesta alguna, con lo que se corre el peligro de que la impunidad estimule nuevas acciones violentas.

6.- Hacemos un llamado a todos los católicos de Venezuela y a todas las personas de buena voluntad, para que tomando conciencia de la gravedad de los hechos, que atentan contra la dignidad humana y contra la Iglesia Católica, asumamos juntos el dolor de esta ofensa y lo vivamos con espíritu cristiano, abierto al perdón y tendente a la reconciliación de todos los venezolanos.

7.- Alentamos al pueblo venezolano a dar muestras de solidaridad ante estos hechos. Exhortamos a intensificar la oración para implorar a Dios el don de la paz y de la convivencia fraterna y, como acto de reparación convocarnos a la celebración de una Eucaristía el próximo miércoles 20, a las 5:30 p.m. en la Parroquia Buen Pastor, Bello Campo, Caracas. Invitamos a que se organicen actos similares en todo el país.

Caracas, 15 de febrero de 2008

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.