domingo, 2 de diciembre de 2007

Guarenas rindió honores a la Virgen de Copacabana

En el contexto de las festividades de la Virgen de Copacabana, patrona de esta ciudad desde el año desde 1621, la feligresía guarenera hizo votos ante la Madre de Dios, para que prevalezca la paz entre los venezolanos

Ramón Antonio Pérez

El pasado 21 de noviembre, la ciudad de Guarenas le rindió homenaje a su santa patrona, la Virgen de Copacabana, festividad religiosa que se inició desde muy temprano con un repique de campanas para darle paso a la tradicional calenda que recorrió las calles del conocido “Pueblo Arriba”, y de esta manera celebrar los 384 años de la llegada de la imagen morena desde Bolivia.
Como todos los años anteriores, el eje principal de estos festejos fue la santa misa, que en esta ocasión fue presidida por el obispo auxiliar de Caracas, monseñor Luis Tineo, en compañía del párroco de la Catedral “Nuestra Señora de Copacabana”, monseñor Benito Alberto Perdomo, y los sacerdotes Freddy Mir Villavicencio, rector del seminario “María Madre de la Iglesia, de Maracay; Miguel Marín; Carlos Frías y Carlos Rosso, además de diáconos y seminaristas de la zona.

Por la paz de Venezuela
Monseñor Luis Tineo, especialmente invitado a esta celebración, pidió en su homilía por la paz de Venezuela, en momentos cuando los estudiantes universitarios y de educación media, transitaban las calles de Caracas midiendo fuerzas a favor y en contra de la reforma constitucional, en la fecha conmemorativa del día del estudiante.
Pero también recordó que la presencia de la Virgen María en la espiritualidad de los cristianos, ha sido posible por el amor de Dios, y por la aceptación que ella hizo para ser la Madre de Nuestro Señor Jesucristo. “María es una madre comprensiva; ella está llena del Espíritu Santo. Además, nunca nos abandona. Con el título que sea, siempre es María la que está allí, en espera de auxiliar a quienes le invocamos”, dijo el prelado.

Templo gratamente adornado
Por su parte, monseñor Benito Alberto Perdomo, ante el majestuoso adorno que presentaba el Templo recordó que desde hace tiempo la familia Canache de esta localidad mirandina, prometió a la Virgen de Copacabana adornarlo durante las festividades, al igual que a la venerada imagen.
También hizo un reconocimiento especial a la Coral “Padre Sojo” de Guatire, por la impecable interpretación de la misa venezolana, así como a la Banda Instrumental de Guarenas, que entonaron el Himno Nacional y las tradicionales canciones “Caminito de Guarenas” y “El Totumo de Guarenas”, que trajeron gratos recuerdos a los fieles devotos y demás parraquianos asistentes a estos festejos.


Oraciones a la Copacabana por la paz de Venezuela

Arnaldo González. Educador y político; en sus riendas estuvo la Alcaldía del municipio Plaza por períodos consecutivos. Considera que la Virgen María bajo la advocación de Copacabana “es el hito más grande que refleja la unidad como símbolo de alegría, historia y de la guarenidad”. Hizo votos “para que el fervor de la se traduzca en términos más determinantes para la paz y la tranquilidad, para Venezuela, Miranda y Guarenas”, dijo.

Fernanda Palacios de Roa. Desde joven ha participado en las festividades y se considera fiel devota de la Virgen de Copacabana. Indicó que “la Virgen fortalece la fe en Dios, en Nuestro Señor Jesucristo y en nuestra Iglesia Católica”, al tiempo que hizo “votos para que la paz sea la que reine entre los venezolanos, en momentos tan cruciales”.
Emiliano Gómez. Reconoció que la Virgen es una Madre que desea la paz para Venezuela. “Le he pedido mucho a la Virgen de Copacabana por la paz del país, y para que reine entre nosotros el espíritu de comprensión y solidaridad que tanto se requiere. En todo momento debemos pedirle a ella, para que arrope con su manto de amor a todas las familias del país”.
Pablo González. Empresario y comerciante de Guarenas, dijo que “hay que tener mucha fe, unión, hermandad y esperanza”. Recordando al Papa Juan Pablo II, precisó que “todos debemos ser una sola familia para la gloria de Dios; que haya paz y no exista más divisiones ni diferencias políticas que puedan causarnos daño a los venezolanos”.


Victoria Zamora. Catequista y miembros de la Renovación Carismática. Estima que los homenajes a la Madre de Dios, en Guarenas, cada son mejores y espera que los seguidores de la Virgen también cada vez sean mejores. “Porque María nos dejó su ejemplo con el don de servicio. Estamos para servir y no para ser servidos; por eso estamos llamados a ser más humildes y sencillos como ella”, dijo Zamora.

La juventud de estos tiempos

Liliam Lander. Brigadista de ordena de la Catedral “Nuestra Señora de Copacabana. Estima que “el mensaje de la Virgen es que nos unamos a su maternal protección, para que estemos felices, llenos de fe y fortalezcamos nuestra creencia católica y seguimiento a Jesús”.

Roymer Gallardo. También integrante de la brigada de orden y del grupo juvenil, expresó que “ante la situación de violencia del país, es importante que mediante la fe se de más testimonio de Cristo”. Considera necesario que los venezolanos depongan actitudes de odio y se unan por la construcción de un mejor país “donde todos tengamos cabida”.












Video de la festividad en honor a la Copacabana en Guarenas


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.