miércoles, 4 de julio de 2018

Monseñor Ubaldo Santana a los jóvenes: “¡No se dejen domesticar por ideologías políticas!”


Durante el décimo tercer encuentro arquidiocesano de jóvenes, el arzobispo de Maracaibo, Ubaldo Santana, se despidió invitándolos también a “estudiar”, “defender la vida”, “la libertad” y “sus sueños”

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Ana María Pérez F. // Arquidiócesis de Maracaibo
Maracaibo, 04 de julio de 2018

Con el lema “Edificado y Arraigados en Cristo nuestra esperanza”, cientos de jóvenes de las distintas parroquias y centros educativos católicos de Maracaibo, se congregaron en el XIII encuentro de jóvenes con el arzobispo de la ciudad, para despedir a Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera, quien hasta el pasado 24 de mayo fuera el arzobispo titular, luego que el Papa Francisco nombrara a monseñor José Luis Azuaje Ayala como nuevo arzobispo de Maracaibo, y quien el 28 de julio, tomará posesión del cargo.

El encuentro se cumplió el sábado 30 de junio, en la cancha deportiva del colegio Los Maristas de la capital zuliana, donde una de las actividades fue denominada “Conociendo a Monseñor”. 

El Prelado alentó a los jóvenes “a estudiar” y no ser “espectadores pasivos” de la realidad que los envuelve. “Involúcrense en acciones constructivas que están a su alcance, que tienen impacto positivo sobre sus hermanos, que dan respuesta a situaciones concretas”, pidió a la juventud venezolana.

También les invitó a “no dejarse domesticar por ideologías políticas ni de ningún tipo, defiendan la vida, la libertad, defiendan los sueños (…) en el sacerdocio encontré la eterna juventud nunca he dejado de ser joven y si vuelvo a nacer elijo ser quien soy”.

En contacto con las Redes Sociales

Ubaldo Santana respondió algunas preguntas que previamente le realizaron a través de las redes sociales, muchas enmarcadas en el tema de la esperanza en medio de la crisis que atraviesa el país. 

“A los jóvenes que me han formulado preguntas, es importante hacer preguntas, este hábito es fundamental en todas las etapas de la vida, es importante también estar atentos y saber escuchar para recibir respuestas”, expresó.

“¿Cómo mantener motivado desde la fe a un joven venezolano ante todo lo que estamos viviendo como sociedad? ¿Cómo podemos hacer los jóvenes de ahora para no perder la fe? ¿Qué podemos hacer los cristianos para conseguir la alegría de Cristo en la desesperanza de la situación del país?”, fueron algunas de las preguntas de los jóvenes.

Refirió que “el tema bíblico escogido para este encuentro nos brinda el motivo principal, el motivo fundamental: nosotros estamos enraizados y fundamentados en Cristo Jesús, las situaciones, las realidades que se presentan en la historia actual de nuestro país son otras tantas llamadas e interpelaciones que Dios nos está haciendo para que respondamos responsablemente, la mejor manera de no perder la fe es pedírsela constantemente al Señor en la oración, es cultivarla poniéndola en acción, ustedes saben muy bien que lo que no se practica se olvida”.

¿Emigrar o quedarse en Venezuela?

“¿Qué se debe aconsejar la Iglesia a los jóvenes ante la realidad del país: emigrar o quedarnos?”, fue otra pregunta de los jóvenes emitidas a través de las redes sociales. 

El obispo respondió: “lo que no podemos hacer desde el punto de vista cristiano, es seguir al montón sin pensar en lo estoy haciendo y sus consecuencias, decir me voy porque los demás se van; porque mis amigos se van”, dijo en primera instancia.

“Lo que no podemos hacer es irnos por puros motivos económicos, pensando en recuperar bienestar, comodidad y vida fácil. Ante esta encrucijada, para discernir y tomar la buena decisión debo hacer recuento de los principios y valores por los que debo regir mi vida que es lo primero, lo segundo, lo demás. En toda vida sana hay un orden”, agregó en su mensaje el arzobispo saliente de Maracaibo.

Mons. Azuaje: “Cuenten conmigo”

Limber Soto, coordinador de la Pastoral Juvenil de Maracaibo, manifestó que “este encuentro de jóvenes se realiza en medio de dificultades, con sencillez, pero con la alegría de la juventud que nunca se apaga a pesar de las dificultades”.

Añadió que “en esta oportunidad se realizó la despedida de los jóvenes a Monseñor Ubaldo, quien pasa a ser arzobispo emérito, también se realizo un refrescamiento del logo de la pastoral Juvenil en Maracaibo para avivar un poco más el entusiasmo de los chicos y chicas que desean servir a Dios desde su juventud”.

Limber aseguró que se encuentra “expectativos ante la llegada de Monseñor Azuaje” aunque manifestó estar seguro de “que contaremos con él, con su apoyo, con su acompañamiento y cercanía; aprendiendo uno del otro”.

Alberto Albarrán, joven de 18 años perteneciente a la parroquia Perpetua Socorro, dijo sentirse “feliz por participar y con ello compartir con muchos jóvenes de otras parroquias que me enseñan que no soy el único que alaba a Dios desde mi juventud y con eso me anima a seguir sirviendo a la iglesia que es joven y alegre”.

Como cierre del encuentro se proyectó un video en el que Monseñor José Luis Azuaje Ayala invitó a los jóvenes a “seguir con la misma alegría”, y manifestó su “acompañamiento a la juventud de Maracaibo desde el 28 que tomare posesión de la arquidiócesis. Cuenten conmigo y cuento con ustedes”.

Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera, nació en Cagua, estado Aragua, el 16 de mayo de 1941. El 4 de abril de 1990, el Papa Juan Pablo II lo nombra Obispo Auxiliar de Caracas, recibiendo la Ordenación Episcopal el 27 de mayo de ese año. El 2 de mayo de 1991 fue nombrado Obispo de Ciudad Guayana. Luego, el 11 de noviembre del año 2000, es nombrado Arzobispo de la Arquidiócesis de Maracaibo donde tomó posesión el 13 de enero de 2001.


Texto del Twee