viernes, 13 de julio de 2018

Cardenal Urosa inaugurará un nuevo templo parroquial en barrio Kennedy



El cardenal Urosa, en su condición de Arzobispo Emérito, presidirá la ceremonia de consagración de esta iglesia parroquial

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 13 de julio de 2018

Para este sábado 14 de julio de 2018, a partir de las 10 de la mañana, está prevista la consagración e inauguración del templo parroquial “San Francisco de Asís”, en el sector Agua China de la urbanización Kennedy, un proyecto que lleva por nombre: “Una iglesia para Kennedy”, y que cuenta con la autorización de la Arquidiócesis de Caracas.

El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo emérito de la ciudad, será el encargado de presidir la misa y bendecir el recinto religioso, en el que estarán los obispos auxiliares, entre estos monseñor Jesús González de Zárate, quien fungió como responsable pastoral de la zona y desde agosto próximo asume la Arquidiócesis de Cumaná.

El padre Jaime Villamizar, párroco de esta comunidad, contó que la capilla se encontraba deteriorada y no cubría las necesidades de la feligresía. “Tenía un techo de asbesto con grandes orificios que traspasaba la luz y cuando llovía parecían cascadas de agua que caían dentro de la capilla”, narró.

“Fui maquillando la pequeña estructura con algunos arreglos de pintura e impermeabilización, pero esto no era suficiente”, dijo el padre Jaime quien cuenta con 9 años al frente de la parroquia “San Francisco de Asís”, en Kennedy-Macaro.

“La comunidad de feligreses seguía creciendo, y a la vez, niños y adolescentes se fueron acercando para recibir la catequesis y confirmación. Eso me motivo a pensar y a soñar; a buscar un espacio más digno y mejor ambientado para todos ellos”, expuso.

Con apoyo de todos

La estructura está asentada en un terreno de 1.110 metros cuadrados, aproximadamente, y cuenta con una planta de 372 metros cuadrados. “Contará, además, con salones, oficinas, baños, jardines y áreas de circulación”, indicó Villamizar.

El presbítero agradeció a Dios y a San Francisco de Asís por todas esas personas que de buena voluntad lo han apoyado en este proyecto.

“Estamos seguros que será de gran bendición y provecho para la comunidad necesitada de formación en valores, y para quienes hambrientos de la palabra de Dios, sueñan con un futuro mejor”, dijo el sacerdote.