jueves, 21 de diciembre de 2017

La Madre Carmen Rendiles será beatificada durante la segunda mitad de 2018


El Cardenal Urosa dijo que “es un reconocimiento de que los venezolanos somos capaces de hacer el bien”, y la fecha de la ceremonia, en Caracas, será escogida de común acuerdo con el Vaticano

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 21 DICIEMBRE 2017

La Madre Carmen Rendiles Martínez sigue siendo noticia en Venezuela, y la Iglesia, en medio de la alegría que la embarga, afina detalles para la ceremonia de su beatificación. Será la tercera beata del país y la primera nacida en Caracas. 

El Papa Francisco firmó el 18 de diciembre el decreto aprobando un milagro atribuido a la fundadora de las Siervas de Jesús, ocurrido en la doctora Trinette Durán de Branger, el 18 de julio de 2003, cuando sanó su brazo derecho de manera “instantánea, perfecta, estable y duradera”.

El cardenal Jorge Urosa Savino recordó estos detalles durante la rueda de prensa ofrecida el 20 de diciembre en la Conferencia Episcopal Venezolana. 

Allí estuvo acompañado de la Madre General de las Siervas de Jesús, hermana María Eugenia Noreña; la vice postuladora de la causa, hermana Rosa María Ríos; monseñor Tulio Ramírez, obispo auxiliar de Caracas; y la doctora Trinette Durán de Branger.

Una mujer dulce pero con carácter. “Como ya es de conocimiento público, el Papa Francisco firmó este 18 de diciembre el decreto por el cual se aprueba un milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Madre Carmen Rendiles. Ya hace  4 años, el Santo Padre Francisco había reconocido las virtudes heroicas de la religiosa venezolana, con lo cual se le da el título de Venerable”, indicó el arzobispo de Caracas.

“Con este decreto, que el Papa firmó junto a otros once decretos más, relacionados con personas que están en proceso de beatificación, determinó declararla Beata, lo cual se hará en una ceremonia solemne, que se celebrará en Caracas hacia principios de la segunda mitad del año 2018, una fecha que se determinará de común acuerdo con el Cardenal Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos”, dijo.

Durante su intervención, Urosa describió algunos rasgos de la nueva beata venezolana: “fue una mujer de gran personalidad, de intensa piedad y ardiente caridad”; “descolló en la humildad, la fortaleza y el amor a la Eucaristía”; “de mucha dulzura de carácter fue también firme y determinada, así como de gran capacidad de organización”.

Recordó que la primera mujer venezolana que subió a los altares fue la Madre María de San José (Agustina Recoleta), cuya ceremonia de beatificación se cumplió en el Vaticano, el 7 de mayo de 1995. 

La beatificación de la Madre Candelaria de San José ocurrió el 27 de abril de 2008, en estadio de béisbol de la UCV, en Caracas, que no se dio abasto para recibir a los devotos y hubo que habilitar el campo de fútbol anexo.

Un regalo de Dios para Venezuela

Por su parte, la hermana María Eugenia Noreña, en nombre de las Siervas de Jesús, hizo extensiva esta alegría a todos los venezolanos, y “de manera especial a aquellos que hacen vida en nuestras obras de apostolado, a nuestros laicos afiliados que comparten con nosotros la espiritualidad y el servicio que prestamos a la iglesia”.

Sostuvo la Hermana Noreña que “la familia consanguínea y la familia religiosa, agradece a Dios por este regalo que nos da la iglesia para el pueblo de Venezuela, a su vez agradecemos a todas las personas que de una u otra forma han colaborado y participado en este proceso de beatificación”. 

La religiosa solicitó unirse en oración “con deseos de paz”, “pidiendo a la nueva beata venezolana interceda por nosotros”.

Conmovido testimonio de Trinette

Entretanto, la doctora Trinette Durán de Branger ratificó ante los medios el impresionante milagro que eleva a los altares a la Madre Carmen Rendiles, luego que el 20 de mayo de 2003, en el hospital “Miguel Pérez Carreño” de Caracas, sufriera un accidente mientras operaba a un paciente de tumor de colon como cirujano principal.

Narró con detalles que en el quirófano del centro médico, se desprendió un cable sin protección que estaba pegado a la mesa quirúrgica, recibiendo una fuerte descarga eléctrica en el brazo derecho que quemó su guante y los dedos índice y pulgar.

Sin embargo, como responsable de aquella cirugía, la valerosa mujer continuó con esa y otras operaciones, a pesar del “corrientazo” recibido. Desde ese día, Trinette sufrió un dolor intenso en todo el brazo, pérdida de fuerza y quedó totalmente inmovilizado. Tres dedos de su mano derecha también estaban paralizados.

Detalló los sufrimientos padecidos, la petición ante un cuadro de la Madre Carmen Rendiles en el Colegio Belén de Caracas, y su inmediata curación, justo el 18 de julio de 2003 cuando iba a ser intervenida. “Estoy perfectas condiciones. He seguido operando y pintando después de muchos años de esto, tengo mi mano derecha perfecta y realizando todos los trabajos que hace la madre de un hogar y un médico”, concluyó.

¿Dónde enviar los favores recibidos? Las Siervas de Jesús ruegan a las personas que reciban favores o milagros de parte de la Madre Carmen Rendiles, enviarlos al correo: mer77sj@yahoo.es o llamar a los números: 0212-8621071 y 02122859840. 

También recomiendan acudir directamente al lugar donde reposan los restos de la Beata, en la Quinta Avenida con Calle 10 de Los Palos Grandes, Colegio Belén de Caracas.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.