jueves, 30 de noviembre de 2017

Iglesia Venezolana define “líneas de acción pastoral” para el Trienio 2018-2021


Venezuela desde una visión pastoral fue el tema del encuentro de vicarios de pastoral y directores de la CEV

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Nota de Prensa y Fotos: @CEVmedios
Caracas, 30 NOVIEMBRE 201.- Del 28 al 29 de noviembre de 2017 se realizó en la casa Monseñor Ibarra, sede de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), el encuentro de vicarios de pastoral en conjunto con los directores de los diversos departamentos del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano (SPEV), organizado por el Consejo Asesor Nacional de Pastoral (CNP).

Según lo publica la oficina de prensa de la CEV, ante la crisis que vive el país y en reconocimiento que “somos una Iglesia, con dones, talentos, ministerios y muchas habilidades”, es necesario e importante “ofrecer un aporte significativo y colectivo para el accionar pastoral futuro de nuestra Iglesia”.

Este encuentro define orientaciones pastorales que renuevan el caminar y serán de marco para el plan trienal 2018-2021, a la luz de las propuestas de la Asamblea Nacional de Pastoral.

En la mañana del 28, durante la primera sesión de trabajo, varios expertos expusieron una visión de la realidad país, titulado: “Una mirada a la situación de Venezuela” y la “Venezuela del 2018. Desde una visión pastoral”. Luego de las diversas presentaciones se realizaron mesas de trabajo para presentar las prioridades de la realidad en una plenaria.

La tarde inició con una presentación del licenciado Alexander Campos quien expuso sobre la “Realidad Cultural. Opciones de la Iglesia”, según relata la oficina de prensa.

Expresó Campos que “el estado de anarquía generalizada y que abarca todos los ámbitos sociales e individuales van produciendo una especie de suspensión de las reglas asumidas por el hombre para poder sobrevivir en civilización y eso nos va dejando con la violencia como único y último recurso”, producido por el sistema político actual.

Por su parte, el padre Alfredo Infante destacó la importancia de restablecer la confianza en el país a través del fortalecimiento del sujeto personal y comunitario. 

“La Iglesia tiene algo importante que es la fe, no es una respuesta ideológica sino relacional”, es fundamental en el proceso de recuperación de la confianza, “necesitamos profundas raíces y flexibilidad para poder ayudar a resolver la situación”.

Posteriormente monseñor Mariano José Parra Sandoval, arzobispo de Coro, presidente del Consejo Nacional de Pastoral (CNP) y monseñor Raúl Biord Castillo, obispo de La Guaira, vice-presidente, hicieron un repaso de las propuestas surgidas de la Asamblea Nacional de Pastoral realizada en el 2015.

Con ello buscaban  seguir orientando “el trabajo y precisar los compromisos e instancias asumidas como discípulos misioneros miembros de la Iglesia en estado permanente de misión”, dice la nota de prensa de la CEV.

Durante la jornada conclusiva del 29 de noviembre, se definieron “opciones” para dinamizar procesos de animación, coordinación y organización que impulsen en los miembros de la Iglesia la conciencia de ser y actuar como discípulos misioneros. Esto ayudó a determinar las líneas de acción que se tomarán en cuenta para la realización del Plan Trienal 2018-2021 de la Conferencia Episcopal Venezolana.






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.