lunes, 25 de septiembre de 2017

Nuevo obispo venezolano: “Todos nos hemos copiado del Papa Francisco”



Helizandro Emiro Terán fue consagrado quinto obispo de Ciudad Guayana y el primero de la Orden de San Agustín en Venezuela, teniendo por lema: “Da lo que pides, Señor, y pide lo que quieras"

Ramón Antonio Pérez // Fotos: @GuardianCatolic
Caracas, 25 de septiembre de 2017

Quiero darle gracias al Santo Padre Francisco, ya personalmente tuve la oportunidad de dárselas la semana pasada, pero quiero hacerlo también públicamente, por haber confiado en mi persona encargándome este ministerio”.

De esta manera se expresó monseñor Helizandro Emiro Terán Bermúdez (Orden de San Agustín, OSA), este 23 de septiembre en la iglesia “Nuestra Señora de Coromoto”, en la urbanización El Paraíso de Caracas, luego de ser consagrado por el cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, como el quinto obispo de la Diócesis de Ciudad Guayana.

Monseñor Helizandro Terán, se convirtió además, en el primer obispo de la OSA en Venezuela, razón por la cual también manifestó su acción de gracias a Dios y a la máxima autoridad de la iglesia. 

Quiero manifestar mi acción de gracias, ante todo a Dios Padre, que en su Hijo Jesucristo, por su Espíritu, me ha constituido Sucesor de los Apóstoles con la hermosa tarea de pastorear la Diócesis de Ciudad Guayana”.

Al estilo del Papa Francisco

El nuevo obispo venezolano reveló que durante la reciente visita del Santo Padre a Colombia, tuvo una breve conversación con él. 

Yo le dije al Papa Francisco, -porque tuvimos allí una oportunidad brevemente de dialogar con él- yo le dije: Santo Padre, todos nos hemos copiado de Usted. El me preguntó: ‘¿Cómo es eso?’ – Le respondí: “Porque todos le pedimos a la gente que rece por nosotros como lo hace Usted”.  “El Santo Padre se echó a reír”, dijo Helizandro Terán, generando a su vez, mucha alegría y entusiasmo entre los que asistieron a su ceremonia de consagración.

El nuevo prelado nacido en Maracaibo (Zulia) el 7 de junio de 1965, agradeció a la feligresía de Ciudad Guayana y San Félix que asistieron a la ceremonia de consagración. “San Agustín tiene una frase muy hermosa, pero al mismo tiempo, bien dura: No quiero salvarme sin ustedes”, citó al fundador de su orden religiosa.

“Ojalá sea ese mi empeño con ustedes, querida comunidad aquí presente. Ojalá podamos salvarnos juntos, y salvarse significa que podamos experimentar el amor de Dios a plenitud como una única comunidad eclesial”, dijo. “Espero, pues, tener de ustedes no solo el mejor recibimiento sino lo más importante: su afecto y su oración”.

Obispo número 202 de Venezuela



El cardenal Baltazar Porras recordó en su homilía que con monseñor Helizandro Emiro Terán, en Venezuela, durante casi quinientos años de la creación de la diócesis madre de Coro (Falcón) hasta hoy, son 202 obispos que han sido portadores de la buena nueva.

Casi la cuarta parte, 52, han pertenecido a diversas órdenes y congregaciones religiosas. El resto forma parte del clero secular o diocesano”, indicó Porras Cardozo.

Nos sentimos dichosos de estar en esta casa del Señor, acompañando al primer obispo venezolano de la Orden de San Agustín”, anunció el purpurado. “Fueron los frailes agustinos de los primeros evangelizadores del occidente andino, del piedemonte llanero y de la Cuenca del Lago de Maracaibo”, agregó el arzobispo de Mérida.

También dijo que los religiosos agustinos trabajaron hasta la fundación de 91 pueblos de los cuales 68 aún subsisten. “Huellas perennes son devociones y tradiciones sembradas por ellos, con un sistema evangelizador que comportaba la presencia de laicos, familias enteras, portadoras de la cultura hispana y del buen vivir cristiano, para que cundiera el ejemplo en las numerosas etnias que poblaron aquella región”.

El arzobispo de Mérida invitó a monseñor Helizandro Terán, cuya toma de posesión será el venidero 7 de octubre en Ciudad Guayana, a aferrarse del nuevo impulso que el actual Sumo Pontífice le está dando a la iglesia católica en todo el mundo.

Francisco no cesa de invitarnos a la alegría del Evangelio, a la fuerza de la misericordia y el perdón, a estar en salida en la búsqueda de los excluidos y los pobres, desdeñados por quienes usan el poder para servirse de ellos y no para darles su justo puesto”, concluyó el cardenal Baltazar Porras. 

Bien acompañado y bien cantado


Monseñor Helizandro Emiro Terán Bermúdez, fue acompañado durante la ceremonia de ordenación episcopal, por el nuncio apostólico de Su Santidad en Venezuela, monseñor Aldo Giordano, y 21 Obispos de las distintas Diócesis de Venezuela, según refirió en su portal la Conferencia Episcopal Venezolana; además de una gran cantidad de sacerdotes, religiosos de distintas partes del país.

Los cantos fueron dirigidos por el sacerdote y religioso redentorista, Aly Villegas

Una bendición especial para el Coro", mejor dicho, para los dos coros, porque se han unido el "del Santuario Nuestra Señora de Coromoto y del Colegio Santa Mónica" de los agustinos. "Y han visto qué maravilla. Muchas gracias”, expresó el Prelado, que luego posaría junto a estos coristas

Entre las personalidades que se acercaron a felicitar al nuevo pastor de Ciudad Guayana se pudo observar al presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, de quien fue su profesor en el ITER, además del concejal de Caracas, abogado Fernando Albán. 

Finalmente, es digno de mencionar la actuación de la Guardia Nacional Bolivariana, que custodió y acompañó la procesión sacerdotal desde el Colegio San Agustín de El Paraíso hasta el Santuario de la Virgen de Coromoto.










VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.