sábado, 23 de julio de 2016

Venezuela: ¡Bienvenida la mediación del Vaticano!





La mención del Papa Francisco, de la Iglesia católica y los obispos venezolanos estuvo presente en cada reunión política que se realizó el 21 de julio en Caracas, y por ser una institución de alta credibilidad, todo indica que seguirá presente durante mucho tiempo, dado el papel que jugará en el dialogo entre el gobierno y la oposición.

Primero le correspondió a la Mesa de la Unidad Democrática compartir ideas sobre el diálogo con la comisión que integran Ernesto Samper, secretario general de UNASUR y los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos. Luego, la misma comisión se reunió con Nicolás Maduro y algunos de sus allegados.

Alrededor de las seis de la tarde del mismo 21 de julio, llegó el humo blanco. “En muy pocos días tendrán la noticia de que se inicia el diálogo en Venezuela”, dijo Samper desde el Palacio de Miraflores y a través de Venezolana de Televisión.

Hemos encontrado una aceptación en las partes para que esta tarea, se vea acompañada por el Vaticano. Me parece que es una buena noticia que haya una aceptación conjunta de esta solicitud”, dijo el ex presidente de Colombia.

Esta participación nos va a enriquecer espiritualmente y políticamente”, añadió.

Dada la importancia de este hecho noticioso, el viernes 22 de julio, tuvo entre sus primeros intereses informativos conocer quién sería ese representante del Vaticano y qué dirían los obispos venezolanos en torno a las tentativas del diálogo.

Bienvenida la mediación del Vaticano


La prudencia aconsejó a los prelados venezolanos esperar la decisión sobre el representante del Vaticano que corresponde tomarla al Santo Padre, no obstante; dieron la bienvenida a su participación y hablaron sobre las condiciones del diálogo.

Así, el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino considera que “el diálogo requiere de condiciones especiales como el reconocimiento de la persona con quien se está dialogando, una temática común y en este caso una base común: la Constitución”, como lo dijo el miércoles 20 de julio en una rueda de prensa.

En ese sentido. Urosa exige que “se debe tener en cuenta, la consulta popular prevista a mitad del periodo presidencial como es el referendo revocatorio”.

Por su parte, arzobispo de Mérida, Baltazar Porras Cardozo, sí habló este 22 de julio, y razonó que esta iniciativa de incluir a la Iglesia en el diálogo Gobierno y oposición es “esperanzadora”, según relató al canal de noticias Globovisión.

“Se ha pedido la presencia pues de la iglesia y a través del Vaticano. Bienvenida sea, no para ser mediadores sino lo que es nuestra función permanente como hijos de la iglesia  que es la de ser facilitadores entre quienes no quieren ni siquiera sentarse”.

De igual manera, expresó que “la presencia de la iglesia atempera los espíritus para que pueda haber un diálogo sincero, cordial y respetuoso entre unos y otros”.

Otro de los obispos que expuso su parecer fue el obispo de San Cristóbal, en el estado Táchira, Mario Moronta, considerando que el proceso de diálogo traerá múltiples beneficios para la población venezolana.

No conocemos detalles, pero me imagino que si el Vaticano va a aceptar la mediación, es porque sabía que ambas partes habían aceptado”, expresó Moronta. “El Vaticano tendrá que ver la forma en la que participará, y yo imagino, que el nuncio apostólico dirá cuáles son las directrices que se recibirán de la santa sede al respecto”.

Finalmente, Moronta se atrevió a enumerar algunas características: decidir el lugar del encuentro y detalles sobre el papel que jugará la iglesia; y realizar con el mayor de los respetos a la dignidad de cada uno de los participantes y de la gente.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.