viernes, 8 de julio de 2016

Obispos: “La democracia en Venezuela está resquebrajada”





Acatar la decisión del pueblo es un imperativo moral que no puede ser soslayado por ninguna autoridad”, expresó este 7 de julio, el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón Sánchez, durante la instalación de la centésima sexta asamblea ordinaria plenaria del episcopado en Caracas.

El arzobispo de Cumaná precisó que cuando se vive una situación como la actual, hay que acudir al poder ordinario que está en el pueblo, destacando que  “las inquietudes de la población son compartidas por muchas instancias nacionales e internacionales”.

En un mundo globalizado no podemos estar ajenos a los problemas del pueblo venezolano”, agregó, lamentando se haya resquebrajado la democracia en el país.

En relación con el deficiente trabajo por la seguridad ciudadana que mantiene a Venezuela con una de las cifras más altas del mundo en muertes violentas, puntualizó que en 17 años el gobierno revolucionario no ha logrado controlar la delincuencia, con lo cual no está en condiciones de asegurar tranquilidad.

Los intereses del Gobierno no son los intereses del país, de su gente”, expresó el prelado, y recordó además, que la Constitución Bolivariana establece mecanismos pacíficos y electorales para salir de la crisis. “El referendo revocatorio empezó el 6 de diciembre (2015) con la manifestación de cambio que expresó el pueblo”, dijo.

La Iglesia como mediadora


Diego Padrón, en nombre de sus hermanos obispos, ofreció a prestar sus servicios para que se produzca el diálogo entre el Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática con el fin de lograr una solución que resuelva la crisis que atraviesan los venezolanos.

Reiteramos el llamado al encuentro, al perdón y a la reconciliación, ofrecemos nuestros buenos oficios, para facilitar y ganar ese diálogo”, dijo en su mensaje.

Igualmente manifestó esta disposición de la Iglesia pese a que el Gobierno Nacional, se ha “negado a que las instituciones religiosas presten su concurso para aliviar las penurias y dolencias del pueblo”.

Desde este jueves 7 y hasta el martes 12 de julio se realizará esta asamblea de la CEV, en la cual los obispos analizarán la delicada situación por la cual atraviesa el país, desde el ámbito político, económico; y fijarán posición ante la vida nacional.

Reconoció que están preocupados por la agudización del desabastecimiento alimentario y de medicamentos que ha puesto en peligro la salud y la vida de los venezolanos, y que se engloban en la “crisis humanitaria” que requiere vías de ayuda.

Jornada de Misericordia

Por su parte, el obispo auxiliar de Caracas, José Trinidad Fernández, anunció que para el 10 de julio, la CEV tiene previsto desplegarse en más de cuarenta parroquias de la Arquidiócesis de Caracas con el fin de acercar el Jubileo de la Misericordia convocado por el Papa Francisco, a los sectores más afligidos y necesitados, donde llevarán el sacramento de la penitencia, celebrarán la eucaristía y llevarán un mensaje de paz.

Según el coordinador de esta actividad, “los obispos queremos para manifestar ese deseo de unirnos más a Dios, y que los feligreses estén más unidos a sus pastores, y de esta manera también el pueblo en general tenga vida en abundancia como señala el Evangelio de San Juan”.

Finalmente expuso que “la Misericordia es la que nos lleva en estos tiempos a reconciliarnos para vivir el Evangelio de Jesucristo que alegra y llena de esperanza en medio de las dificultades que experimenta el ser humano como son las guerras, el terrorismo y el hambre”.

https://drive.google.com/drive/my-drive 


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.