sábado, 18 de junio de 2016

¡Iglesia en Cojedes! A Dios rogando pero obrando y luchando


"Cientos de personas son atendidas diariamente" por una iglesia que entiende y vive la relación “oración-acción”, y que el 25 de junio recibirá a su nuevo obispo, monseñor Polito Rodríguez, cuya ordenación episcopal será este 18 de junio en Barinas. A continuación el segundo trabajo elaborado por la oficina de prensa de la iglesia cojedeña 
Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Margit Pérez // Prensa Diócesis de Cojedes
Diócesis de San Carlos, 18 de junio 2016.- La Iglesia Católica es el refugio espiritual y de consuelo por naturaleza, sin embargo no es su única función, las obras espirituales van unidas a la acción social que ayuda a cientos de personas diariamente, acción ésta que se ha fortificado en este siglo;  en el mundo, en Venezuela y también en Cojedes, pese a la crisis actual.
La Diócesis de San Carlos ha estado trabajando arduamente para lograr beneficiar a un gran número de personas con ropa, comida, ayudas médicas, y oración por todos los necesitados y enfermos que existen en la región, un trabajo notorio que se ha encaminado a través de la Pastoral Social Cáritas Diocesana y gracias al apostolado de muchas personas que sirven desde las 19 parroquias y la vicaría que conforman la Iglesia Particular de Cojedes.
Isabel Cristina Hernández, directora encargada de Cáritas Diocesana recalcó que Cáritas no es una organización o asociación, sino un Organismo Pastoral de la Caridad de la Iglesia que estimula a crecer como “comunidad de amor”.
Dijo que Cáritas Diocesana tiene activos los programas de comedores para los más necesitados, la Casa Hogar Madre Teresa de Calcuta para la atención de ancianos en situación soledad o que deambulan por las calles; las 19 Cáritas Parroquiales y la Pastoral de la Salud, brindando una atención integral que va desde la prevención hasta la ayuda con medicinas.


Servicio de atención a la salud



Hernández explicó que la Pastoral de la Salud tiene 3 líneas de acción, la primera es el trabajo que diariamente se realiza en el Hospital Egor Nucete, donde existe un voluntariado que está diariamente allí apoyando a los enfermos que no tienen familia.
“Son los que llamamos casos especiales, esas personas que están solas y no tienen quien los bañe, los cuide, los atienda, a ellos los ayudan los distintos grupos de la renovación carismática, cursillistas, catecúmenos, se turnan, oran, les brindan aliento y los atienden directamente como un miembro más de su familia”.
Asimismo, refirió que la segunda línea de acción es la de Salud Integral; en esta área tienen prevista la creación de la Casa de Misericordia Monte Horeb, que aunque no tiene espacio físico ya se iniciaron las acciones con retiros de ayudas terapéuticas.
Al consultarle en qué consisten las ayudas terapéuticas manifestó, que se trata de retiros donde se les enseña a las personas como comer sanamente y usar medicina natural. “Nos ayuda el sacerdote Manolo Moreno, quien es sacerdote Carmelita, médico naturista y psicólogo, él enseña como desintoxicarse y les brinda ayuda psicológica”.
Finalmente, la tercera línea de acción es la Oficina de recepción y distribución de medicamentos, los cuales se van clasificando y distribuyendo de acuerdo a las reales necesidades de las personas, aunque esta última línea de acción se ha ido mermando este año, porque cada vez es menor la ayuda que llega, sin embargo se intenta apoyar al mayor número de personas.
Por otra parte, en Tinaquillo, bajo el patrocinio de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús nació el Centro Médico San Martín de Porres, que se inició en la década de los 90, en los salones parroquiales de Nuestra Señora del Socorro, donde médicos de distintas especialidades daban consultas a muy bajo costo e incluso gratuitas.
Con el tiempo y luego de diligencias y donaciones se creó el Centro Médico Social “San Martín de Porres” ubicado en la calle Principal, frente a la Plaza Bolívar de Tinaquillo, donde un laboratorio y médicos de las distintas especialidades, esperan a los pacientes de menos recursos de la colectividad puesto que las consultas tienen un descuento de un 50% comparado con los precios comerciales.
Entre los servicios ofrecidos se encuentran laboratorios bacteriológicos, pediatría, ginecología, oftalmología, fisioterapia y una especialista en diabetes, que brindan atención diariamente para que los menos favorecidos tengan la oportunidad de tener servicios de  calidad.


Comen, Rezan y Sanan


En cuanto a los comedores, existen dos obras relevantes el Comedor San Francisco de Asís que funciona en San Carlos y en Tinaquillo el Comedor Clara Bianco, ubicado en el  sector Guarataro, donde más de 30 niños en edad escolar comen diariamente, gracias al apostolado que ideó y estableció el Presbítero Pío Lázaro.

El Padre Pío Lázaro, quien en la actualidad tiene un frágil estado de salud, hace 6 años soñó dar comida al hambriento en las zonas más necesitadas y aunque en un principio pudo establecer varios comedores, por diversas razones tuvo que cerrarlos, sin embargo en el Clara Bianco, comen todos los días niños entre 2 y 14 años de edad, incluso existen 5 niños que son de una misma familia, lo cual permite que tengan una escolaridad constante.
Los chicos almuerzan y siguen a sus distintos colegios, esto gracias al trabajo que hace el Padre Pío, quien ha buscado la ayuda de benefactores para mantener a flote este hermoso proyecto donde la familia Delgadillo funge como cocineros y también se benefician de esta alimentación. El comedor se mantiene abierto todo el año de lunes a viernes y los chicos aprenden el valor de la solidaridad y el amor al prójimo.


Una experiencia Parroquial



En Tinaquillo la Cáritas Parroquial que funciona en la Iglesia Nuestra Señora del Socorro lleva 2 años de organizada, aunque muchos más prestando la debida atención social. Fue de dos años para acá que llegaron a canalizar una oficina encargada de distribuir ropa y medicinas, previas visitas sociales que se hacen para controlar que los artículos lleguen a quienes más lo necesitan.
Gladis Landaeta, encargada de esta Cáritas Parroquial manifestó que las donaciones cada día eran menores, sin embargo hacían el mayor esfuerzo por entregar distintas ayudas.
Llena de asombro saber que sólo subsisten de donaciones de personas de buena voluntad, por lo cual Landaeta manifiesta existen benefactores específicos y donaciones que se hacen en días especiales como San Antonio o San José. “Con eso podemos comprar comida que vamos entregando a los más necesitados, aunque por supuesto, cada vez es más difícil por la escasez”.
Asimismo al final del año se hacen cenas y se entregan juguetes a los niños más pobres de  diversas comunidades, lo cual permite llevar alegría a los distintos rincones del municipio. Semejante trabajo existe en las restantes parroquias de la Diócesis.
Una acción social comprometida de laicos y sacerdotes es lo que encontrará el nuevo Obispo de la Diócesis de San Carlos, Monseñor Polito Rodríguez, quien tomará posesión de la Iglesia cojedeña, el próximo 25 de junio “bendito el que viene en el nombre del Señor” Mateo 21, 9.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.