sábado, 7 de mayo de 2016

Cardenal Urosa: “Sería un gravísimo error impedir el revocatorio”


El arzobispo de Caracas exige que el referéndum debe hacerse “en el lapso previsto”, y llama al CNE a no extender los tiempos de “una manera artificial”

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 07 de MAYO de 2016

“Sería un gravísimo error del gobierno impedir el revocatorio porque eso va causar un mayor disgusto y un mayor enfrentamiento; y eso ciertamente, con las consecuencias que pueda haber, será responsabilidad del Ejecutivo y del Consejo Nacional Electoral”.

De esta manera se pronunció el cardenal Jorge Urosa Savino, el viernes 6 de mayo, ante la negativa de Nicolás Maduro de realizar la consulta del revocatorio presidencial este año, luego que fue solicitado ante el CNE por la Mesa de la Unidad Democrática en nombre de los venezolanos.

“Yo creo que debe darse”, dijo el arzobispo de Caracas a la emisora Unión Radio.Esa manifestación de más de dos millones de personas que superó más de diez veces el número de personas que debían firmar para activar el revocatorio, debe darse”, reiteró.

No obstante, aclaró que aunque Maduro está en su derecho de nombrar una comisión para observar la veracidad de las rúbricas, la revisión de las cajas que las contienen sólo corresponde al poder electoral.

“El presidente puede nombrar una comisión pero eso no tiene ningún carácter oficial, porque los que tienen que revisar el contenido de esas cajas de firmas son los funcionarios del CNE y no personas del Partido Socialista Unido de Venezuela”.

Urosa no se niega a que revisen las firmas, sin embargo, pide “que lo hagan rápido y en el lapso que está previsto”; y que no se extiendan “de una manera artificial”, porque estarían “jugando con fuego”.  

Diálogo y negociación…


En relación con la posición de la iglesia desde Roma, consideró atinadas las declaraciones del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, en las que propuso el diálogo como única vía para resolver la crisis en Venezuela.

“Yo creo que eso es muy acertado, primero porque el cardenal Parolín conoce muy muy bien la situación de Venezuela, ya que estuvo aquí más de cuatro años; (…) y sabe el cardenal que la situación del país es muy crítica, y tiene que haber diálogo, y algo todavía más complicado que es la negociación, es decir tenemos que negociar para que se resuelvan los problemas del país”, aseveró.

En ese orden, Urosa Savino habló de la escasez de alimentos y medicamentos que afecta a los venezolanos, y recordó la negativa del gobierno revolucionario para impedir se reciba ayuda humanitaria a través de Cáritas y otras organizaciones como denunció recientemente el Episcopado.

“No es posible que cada día haya más escasez de medicinas, comida, que los precios sean más altos y esto requiere que el gobierno, la oposición y el empresariado resuelvan los problemas. Eso es lo que significa negociar”, resaltó.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.