sábado, 12 de marzo de 2016

Iglesia clama por respuestas inmediatas en el caso de la "Masacre de Tumeremo"


El Episcopado reitera su “cercanía y solidaridad con los padres, madres, familiares y compañeros de los 28 mineros desaparecidos, y pide a Dios que les de fortaleza para continuar en la lucha, con miras a que pronto quede esclarecido el paradero de sus seres queridos”, dice un comunicado firmado por monseñor Roberto Luckert

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Caracas, 12 de marzo de 2016.- La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) lamentó este viernes 11 de marzo, la “ola de violencia” que se vive en el país, específicamente el caso de los 28 mineros desaparecidos en la localidad de Tumeremo, estado Bolívar, para el que pidió solución inmediata, y no se convierta “en un hecho más sin solución en la historia de Venezuela”.

A través de un comunicado firmado por monseñor Roberto Lückert León, arzobispo de Coro y presidente de la comisión de justicia y paz, la iglesia denunció la falta de respuesta ante la desesperación de los familiares, quienes “merecen acciones eficaces y respeto”.

Asimismo, criticó la represión a las protestas suscitadas por el suceso y la censura de las denuncias que el mismo ha generado, ante lo cual “se debe recordar que rigen las garantías a la libertad de manifestación pacífica y a la libertad de información y expresión”.

El Episcopado exhorta a las autoridades a “investigar exhaustivamente y de forma inmediata, oportuna e imparcial, para que se conozca con certeza lo que sucedió” y se sancione con toda la ley a los involucrados.

De igual forma, pide a las fuerzas políticas, de cualquier índole, abstenerse de formular declaraciones que “estigmaticen o inculpen a las víctimas y a sus familiares”; a los órganos del Poder Público a crear una comisión de la verdad que esclarezca, con imparcialidad, los hechos acaecidos.


A continuación el comunicado integro emanado de la CEV:




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.