jueves, 21 de enero de 2016

Fallece Pedro Moreno, fundador de Radio María Venezuela



Este viernes 22 de enero, Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, celebrará una eucaristía en la capilla de Radio María a las 6 de la tarde, por el descanso de su alma”, dijo en un mensaje Gladys Bermúdez

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

“Ha fallecido cristianamente, luego de una penosa enfermedad, Pedro Raymundo Moreno, miembro fundador de Radio María Venezuela, sus restos serán velados en Margarita. Dios misericordioso tenga piedad de su alma. Q.D.E.O”.


La noticia la conocimos este lunes 21 de enero de 2016, en el perfil de Facebook de Glady Bermudez. Muchos conocíamos que estaba luchando tenazmente para que su cuerpo no sucumbiera, pero en la medida que se lo tragaba la enfermedad, Pedro Moreno fortalecía su espíritu y su fe en Jesucristo y, especialmente se aferraba a esa “Virgencita Linda” que siempre mencionaba entre quienes compartimos con él.


Confieso que nunca conocí su familia, pero con cuanto amor siempre lo escuché hablar de ellos. La primera vez que tuve intercambio con Pedro fue en el Encuentro Nacional de Laicos que se realizó en la UTAL, en San Antonio de los Altos, en el año 2004, cuando se conformó un interesante equipo que pretendía darle forma a sueños de que en nuestra Iglesia Católica Venezolana tuviera efectivos medios de comunicación. Precisamente, ese año, oficialmente, Radio María comenzaría a establecerse para brindar una alternativa a los creyentes. 


Luego, nos volvimos a ver en Cantaura, durante un taller que le dictó al servicio de medios de comunicación de la Renovación Carismática Católica. El encuentro me permitió acercarme mucho más a su sabiduría comunicacional y especialmente conocer de esa fe cristiana y ese amor mariano que siempre demostraba. 


Era un hombre sencillo, entusiasta, emprendedor y con una chispa que no se apagaba ni con los años ni con la enfermedad, así lo describo luego de hablar las veces necesarias con él. Un comunicador siempre agudo, con puntos de vista muy propios de nuestra condición de hombres laicos cristianos y de estos tiempos que corren en Venezuela.


Compartí con Pedro, vía Skype, en varias ocasiones para su programa: “El Laico en la Iglesia”, que todavía a pesar de su declarada enfermedad transmitía por Radio María desde la Isla de Margarita donde se residenció en los últimos años. 


La partida de Pedro Moreno hacia la Casa Celestial es el transitar de un comunicador, un radiodifusor que se entregó en Cuerpo y Alma a darle forma a una de las iniciativas informativas más importantes de la Iglesia en nuestro país: Radio María Venezuela.


Pedro Raimundo Moreno se convirtió en el fundador y primer presidente de Radio María Venezuela, 1450 AM, que salió por primera vez al aire el 1 de noviembre de 2004. Junto a Gladys Bermúdez (secretaria) hizo realidad el sueño de una emisora mariana que revoloteaba desde 1997. Salió bajo el eslogan: “Una radio católica en tu casa”, que luego cambiaría a “Una espiritualidad hecha radio”.


En un documento facilitado por María Elena Barrios, actual presidenta de la emisora, comentaba que luego de los trámites ante la World Family Radio María, su aprobación y constitución de la primera junta directiva, la emisora sale al aire en la misma frecuencia en la que anteriormente existía una de corte seglar.


“De inmediato los radioyentes con el cambio de programación llamaron a la estación protestando, maldiciendo, profiriendo obscenidades, groserías, amenazas, insultos, diciendo que éramos unos locos”, dice él. El espacio estaba ocupado por un programa en el que se emitía “música alegre, horóscopos, juegos de lotería y caballos, y consultas esotéricas”, indica. 


Posteriormente, durante las transmisiones, los operadores cortaron el rezo del Rosario, evitando escuchar las ofensas del primer día, pero ocurrió algo, según contaron a los fundadores: “el día que se cortó el Rosario, las mismas personas llamaron para reclamar lo sucedido”. “¿Cómo es posible que corten el Rosario?”, alegaban los oyentes.


Ese fue el Pedro Moreno que conocí, un ferviente hombre de oración, un enamorado de la radio, y un gran comunicador. Hasta siempre hermano. Dios te reciba en esa Gloria a la que todos aspiramos. Que En Paz Descanses.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.