miércoles, 3 de junio de 2015

PUBLICADO en @AleteiaES: Una mujer al frente del laicado venezolano




Fotos en Facebook / @GuardianCatolic
La profesora de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) de Caracas, María Elena Febres-Cordero, es la primera mujer que asume la presidencia del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, resultando electa durante el cierre de la asamblea que del 29 al 31 de mayo se realizó en la sede del Episcopado Venezolano, en Caracas.
La asamblea nacional de laicos tuvo por temática la “Dimensión social y política del Evangelio”, y se produjo en un contexto nacional marcado por las exigencias de los presos políticos Leopoldo López y Daniel Ceballos, quienes se declararon en huelga de hambre desde el pasado 23 de mayo, y cuyas peticiones abarrotaron las calles del país. 

María Elena, quien es miembro activo del movimiento Athletae Christi, es también integrante del Centro de Investigación y Formación Humanística de la UCAB, habló sobre la realidad del país y expuso que “la primera tarea la creación de la red de defensa de los derechos humanos”

Voy a dar lo mejor posible y con humildad para seguir aprendiendo”, destacó, asumiendo para sí misma, un mensaje que en su momento expresó el Nuncio Apostólico en Venezuela y ahora Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolín, a la junta directiva saliente. “La Iglesia quiere laicos que caminen al lado de sus pastores, no detrás”. “Eso no lo voy a olvidar”, parafraseó la investigadora e historiadora.

Explicó que durante la gestión pasada en el CNL no solo funcionaba la junta directiva sino también se impulsaron actividades desde varias comisiones como la de formación, política y familia, pero ante la realidad del país, se demandaron otras acciones.

“Creemos que es importante hacer florecer esas comisiones porque son las que dan espacios para los miembros de las asociaciones y consejos diocesanos de laicos que no están en Caracas y que tienen tanto que dar”.

Comunicación al Papa Francisco


Una de las tareas que asumirá el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, es estar en contacto directo es el Papa Francisco, y ello lo realizarán, primeramente, con el envío de una carta en nombre del laicado nacional, anunció María Elena Febres-Cordero.

“Queremos expresarle al Papa Francisco: aquí está este consejo de laicos de Venezuela como un cuerpo que se mantiene en comunión” con las autoridades de la Iglesia; “dar a conocer los frutos de esta asamblea con un tema que ha sido excelente y del cual todos estamos contentos, como lo es la dimensión social y política del Evangelio”.

El tercer aspecto que informarán al Papa Francisco es la conciencia que tienen en el CNL, acerca de la exhortación pastoral del Episcopado: “Renovación ética y espiritual sobre la crisis de Venezuela”, en la que se trata “sobre la realidad nacional y sus dimensión pastoral y evangelizadora, haciendo referencias a puntos clave”.

El cuarto aspecto desean mostrarle a Francisco la “preocupación que sentimos por nuestro país”; y solicitar “su intervención como Pastor de la Iglesia en el necesario diálogo” para “establecer los puentes y alcanzar la paz ante las preocupaciones mostradas por los presos políticos, la corrupción, la democracia”, entre otros temas.

“Nosotros como laicos hemos visto la poca importancia y marginación que desde el gobierno le dan a la Iglesia y a nuestros pastores de la Conferencia Episcopal que se merece todo el respeto del país y del gobierno”, acotó María Elena Febres – Cordero.

El acto de bendición de la nueva junta directiva estuvo a cargo de Monseñor Luis Armando Tineo, obispo de Carora y presidente de la comisión episcopal de laicos de la Conferencia Episcopal, teniendo como testigos de excepción a Monseñor Ovidio Pérez Mortales, obispo emérito de Los Teques, y al ingeniero Mario González Casado, expresidente y uno de los fundador de este organismo.


María Elena Febres-Cordero estará acompañada para el período 2015-2018, por el anterior presidente, Manuel Ignacio Arcaya en la primera vice presidencia. La segunda vicepresidencia fue asumida por Arellis Mejías; mientras los directores son: Mary Cruz Hernández, Virginia Rivero, Carlos Capriles y Nora de Albarrán.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.