lunes, 15 de junio de 2015

¡ALEGRES DE SER CRISTIANOS! Resumen del segundo y tercer día de la Visita Pastoral del Cardenal Urosa a la parroquia Santa Teresa de Caracas



En el marco de la Santa Visita Pastoral que el Cardenal Jorge Urosa Savino, realizó del 11 al 14 de junio a la parroquia “Santa Teresa” de esta ciudad, también realizó la celebración eucarística en honor al “Sagrado Corazón de Jesús”. A continuación parte de las actividades durante el viernes 12 y sábado 13 de junio de 2015

Noemí Figueredo / El Guardián Católico
**************************************

SEGUNDÍA DÍA DE LA VISITA PASTORAL: Fiesta del “Sagrado Corazón de Jesús

La parroquia “Santa Teresa no recibía una Visita Pastoral desde el año 1991, cuando entonces regía la arquidiócesis de Caracas, el cardenal José Alí Lebrún Moratinos. El pasado viernes 12 de junio, el cardenal Jorge Urosa Savino comenzó la homilía dando la bienvenida a todos los asistentes en especial a los miembros de los movimientos, asociaciones y cofradías que hacen vida en la céntrica parroquia caraqueña.


“Hoy celebramos la solemnidad del “Sagrado Corazón de Jesús”, recordando su gran amor ya que murió por nosotros para nuestra salvación. 

Recordamos las palabras de  San Pablo: “Me arrodillo ante Dios Padre para que su Espíritu les fortalezca interiormente”, indicó el arzobispo de Caracas. “Tenemos que comprender el amor de Cristo, sentirlo y experimentarlo”.

“Se trata de experimentar el amor de Dios, que es el amor de Jesucristo lo que adoramos cuando oramos a su sacratísimo corazón. Para que podamos corresponderle con nuestro amor. 

Esta celebración tiene que ver con la Misericordia de Dios hacia nosotros. Recordemos la parábola del Hijo Prodigo; él se arrepiente y regresa, su padre lo perdona. Jesús perdona a María Magdalena que era adultera, cura a leprosos, ciegos y mudos. Es la Misericordia lo que recordamos y festejamos en esta solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. El mayor mandato del amor es amar al prójimo. El amor que es total. Así debemos los cristianos dar amor a todos en nuestra vida cotidiana”.

Prosiguió el cardenal Urosa: “En esta Visita Pastoral quiero recordar la importancia  de vivir la caridad como hermanos tal como nos lo recuerda el Papa Francisco: “Debemos aprender a perdonar, sacar de nuestro corazón los resentimientos, la envidia, el rencor, el odio, tenemos que tratar de evitar estos malos sentimientos y procurar tener los sentimientos de Bondad y de Amor hacia nuestros hermanos”.

Debe haber armonía entre los miembros de cada asociación, entre todos. Debe haber armonía entre los cristianos católicos, debemos amarnos unos a otros. Nuestro Señor Jesús en la última cena lo dijo: “En esto conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”.

Se trata de dejar al lado las rencillas y rencores del pasado. Tenemos que creer en la práctica del mandamiento del amor. Quiero encomendar al Sagrado Corazón de Jesús el aumento de las vocaciones sacerdotales y la vida consagrada. Pedir a Dios que actué en nuestros jóvenes. Damos gracias al Señor nuestro Dios.

Seguidamente se dio inicio a la lectura a las Letanías al Sagrado Corazón de Jesús y   a  la  bendición de las  imágenes para la posterior Entronización.

TERCER DÍA DE VISITA PASTORAL: Encuentro con niños y visitas a colegios parroquiales


El sábado 13 de junio en horas de la mañana se realizó el encuentro con los niños de Primera Comunión y jóvenes de Confirmación acompañados de sus padres y catequistas. En este encuentro, muy dinámico, los niños tuvieron la oportunidad de dirigirle algunas preguntas al Cardenal Jorge Urosa, quien respondió muy amablemente a todas sus inquietudes y curiosidades.

Por ejemplo ante la pregunta: ¿Qué acontecimiento importante ha vivido usted como Sacerdote o como Cardenal?, respondió: “Para ser sacerdote se necesita amar a Dios y querer servir a los demás y para ser Cardenal solo hay que esperar que Dios lo llame a realizar este servicio”. “Tiene muchos recuerdos buenos cuando realizaba visitas a los sectores populares a dos señoras de edad avanzada que no podían asistir a la misa y les llevaba la comunión. Le complacía ver la felicidad que les producía recibirla”.

En el horario de la tarde se reunió con los miembros de los diferentes movimientos, asociaciones y cofradías que hacen vida en la parroquia, a quienes dirigió palabras de agradecimiento, actividad que se cumplió en el Colegio “Nuestra Señora del Pilar”, que dirigen las Hermanas de la Caridad de Santa Ana.

Resaltó la labor que desempeña en la parroquia “Santa Teresa” monseñor Adán Ramírez, haciendo énfasis en el hecho que el párroco es representante del Obispo, y un buen párroco es la persona que suscita a las personas que hagan cosas importantes para la parroquia. 

Debemos ser levadura y fermento para ayudar a los fieles a vivir su vida cristiana. Los colaboradores tienen que ser personas que hagan vida cristiana virtuosa, para que la gente no diga cosas negativas de los demás miembros de la Iglesia. Se deben evitar los escándalos”.

Recordó el Evangelio: “No todo el que me dice Señor, Señor entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”.

Tenemos que procurar hacer la voluntad de Dios, es nuestro compromiso de vida cristiano. Nuestra gloriosa condición cristiana es ser Hijos de Dios, somos discípulos de Jesucristo porque pertenecemos a la Iglesia Católica. Seguimos a Cristo nuestro divino salvador. Tenemos los 7 Sacramentos, especialmente el Bautismo y la Sagrada Eucaristía, tenemos los Santos y la oración del Padrenuestro. Somos miembros de la Iglesia Católica.

A continuación dio inicio el diálogo con los asistentes los cuales intercambiaron ideas con el Cardenal sobre temas que ameritan atención en la parroquia. Las respuestas redundaron en la necesidad que existe en cada uno de nosotros ser promotores de la unidad. Recordando las palabras de Jesús a sus apóstoles en la última cena: “Que todos sean uno como tu Padre en mí y yo en ti”.

“Entre nosotros debe haber armonía y fraternidad. Aunque todos somos distintos podemos trabajar por la unidad y por el entendimiento entre todos. Existen normas y actividades de conducta, debemos observar reglamentos para llevar las cosas de manera positiva. Tratar de no crear problemas con habladurías, hay que descartar actitudes conflictivas. Buscar resolver los problemas, tener la actitud de no crear problemas sino de resolver problemas. Participar en los diferentes Movimientos no solo en Semana Santa. 

Uno de los llamados del Cardenal Urosa a los laicos comprometidos de la parroquia “Santa Teresa” fue encontrar las vías para llevar el mensaje de Jesucristo a los nuevos vecinos de Santa Teresa, que no asisten a la Basílica.

“Llegar a los jóvenes y a todos. Hacer trabajo misionero, no sólo lo que me toca sino todo lo que pueda ayudar. Es necesaria una Iglesia que camine que salga, tenemos que evangelizar en las plazas, en los medios de comunicación como Radio María, con cantos y música con contenido de calidad.

Destacó que la Iglesia Católica en Venezuela se enfoca en la búsqueda de soluciones a los problemas y obstáculos que se presentan en el sistema educativo. “Tenemos que seguir intentando que se permita la enseñanza del Catecismo y la educación católica en nuestras escuelas y lograr la evangelización de los privados de libertad ya que actualmente tenemos Capellanías pero no pueden entrar a los centros de reclusión para atender las necesidades espirituales de los internos”.

Resaltó que ante las interrogantes sobre la situación actual del país el Episcopado ha dejado claro que la situación es difícil y la Iglesia Católica ha levantado la voz ante la crisis porque le duele la situación de los DDHH que viven las personas en Venezuela.

Fiesta en honor de San Antonio de Padua


Para concluir las actividades el día sábado 13 de junio el monseñor Adán Ramírez celebró la Eucaristía en Honor a la solemnidad del Inmaculado Corazón de María y San Antonio de Padua.

Expresó que la Iglesia Católica coloca el Día del Sagrado Corazón de Jesús y seguidamente el Inmaculado Corazón de María. Tenía fe y esperanza en el Señor, primero concibió en su corazón y luego en su vientre.

Los cristianos debemos limpiar nuestro corazón, sanear nuestro corazón de los sentimientos desordenados, tenemos que revisar nuestro corazón, así como nuestro Médico nos  recomienda revisar nuestro corazón así también a nivel espiritual y quitar todo aquello que no nos hace feliz. A veces tenemos un mal concepto de Dios, creemos que el todo el tiempo nos vigila para castigarnos, pero Dios nos ama con todo el corazón, es expresión de la vida y del amor.

El amor de Dios limpia nuestro corazón de odios, rencores y  envidias. Dios quiere que perdonemos y  olvidemos. Como ha expresado el Señor Cardenal recordando las palabras de Jesús “Felices los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen”.


Seguidamente procedió  a bendecir la unión de tres parejas en Matrimonio a petición de sus hijos para darles ejemplo y consolidar la familia en el nombre del Señor y a bendecir los panes como es propio en la Tradición Católica.

****************************************
Noemí Figueredo/Guardián Católico
figueredonoemi@hotmail.com



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.