lunes, 15 de junio de 2015

PUBLICA @AleteiaES - Santa Rita de Casia: Las mujeres siguen llevando las riendas en la sociedad



“La mujer es constructora de paz, reconciliación, amor y dialogo”, considera el provincial de los agustinos en Venezuela

Glyderbis Suárez / Santa Rita de Casia

Nunca es tarde para celebrar y enaltecer el papel de la mujer en la sociedad, valorar sus actitudes por el bien de los demás y el trabajo que realiza en función de la familia. Más, si estas cualidades coinciden con las de una de las grandes santas de la historia: Rita de Casia, nacida en Rocaporenna (Italia) en 1381, y cuya festividad celebran cada 22 de mayo.

Santa Rita fue una mujer que se dedicó a la siembra de la reconciliación, del diálogo, de la unidad y pacificación, valores tan actuales hoy como lo fueron en su tiempo”, expresó el padre Helizandro Terán, vicario provincial de la Orden San Agustín (OSA) en Venezuela, en el marco de la festividad de la “Patrona de los imposibles”, realizada en Caracas.

La fiesta tuvo como escenario la parroquia que lleva su nombre en la urbanización Caricuao, al suroeste de la capital venezolana, festejos a los que se sumó el obispo auxiliar de Caracas, Monseñor Jesús González de Zárate, siendo recibido por el párroco del lugar, padre Oscar Moreno (OSA), además de otros sacerdotes y seminaristas de la orden.

La mujer es constructora de la paz


Como debía esperarse todas las palabras coincidieron en valorar el papel de la mujer a la luz de la vida de santa Rita. El padre Terán expresó: “la mujer de hoy, en nuestra sociedad venezolana, está llamada también como mujer cristiana, a ser constructora de paz, constructora de reconciliación, de armonía”. Indicó, además, que la delicadeza, finura de pensamiento y de tacto, hacen a la mujer “una alta protagonista de reconciliación, de amor, de dialogo, comenzando por su familia y el entorno donde se desenvuelve”.

Haciendo referencia al Evangelio según Juan que rezaba: “No hay amor más grande que dar la vida por los amigos…”, el padre Terán refirió que contextualizar esta frase en la Venezuela actual es una toma de conciencia. “Todo tenemos que pasarlo por el prisma del Amor (…) Jesús, le da plenitud al quinto mandamiento de la ley, “No matarás” porque la vida es sagrada, es un Don de Dios y pertenece a Él”, indicó.

“Ninguna sociedad va a comprender inmediatamente, que estamos llamados a dar la vida por el otro, si antes no ha pasado su conciencia o su vida por el prisma del Amor, esto lo podemos internalizar, vivir y llevar adelante en una sociedad donde se respete la vida pero el problema es que en nuestra sociedad hoy, la vida no se respeta ni vale”.

El padre Oscar Moreno también enalteció el papel de la mujer. “Si bien se dice que la historia es machista, yo creo que ha sido feminista. Detrás de cada personaje importante siempre habido una mujer. Detrás de Jesús estuvo María; detrás de San Agustín, estuvo Santa Mónica; detrás de un esposo tan violento como lo tenía Santa Rita, estuvo ella. Actualmente, las mujeres siguen llevando las riendas de la sociedad y de la familia”, dijo.

La gente sigue sufriendo y llevando el estigma que santa Rita tuvo, en las situaciones de violencia, de hambre que hay en nuestra sociedad, de la falta de solidaridad e intolerancia que reina”, indicó el sacerdote agustino.

“La gente padece y vive el sufrimiento que estos santos tuvieron hace mucho tiempo, sin contar cuantas madres que pierden a sus hijos por causa de la violencia. Santa Rita es ejemplo vivo de la persona que confía en Dios y espera su justicia, así como muchas madres en Venezuela esperan la justicia de Dios”, acotó el padre Moreno.


Monseñor González de Zárate valoró la vida de Rita como madre, esposa, religiosa y santa. Resaltó la importancia de la vida religiosa y dijo a los sacerdotes y seminaristas: “deben sentirse contentos con la vocación y valorar lo que hacen pues la Iglesia tiene como misión hacer presente los valores del Reino de Dios y su justicia”.

Precisó que el amor de Dios llena la vida y transforma a todo aquel que quiere seguirlo. “Pedimos la intercesión de Santa Rita por los consagrados, porque vivimos tiempos difíciles para que siga suscitando, en nuestra Iglesia, muchas y santas vocaciones”.

**********************
La escasez de vocaciones es un desafío

Glyderbis Suárez

La tarea es que el joven pueda experimentar a Cristo como algo fundamental en su vida, como valor fundamental, como aquel en quien puedo ir a abandonarme, no habrá ninguna convivencia vocacional que arrastre”, dijo el sacerdote agustino, párroco de Santa Rita de Casia.

Para los Agustinos, el año de la Vida Consagrada, decretado por el Papa Francisco, debe significar un esfuerzo, una toma de conciencia de los sacerdotes formadores ya que para ellos lo importante es el joven de hoy descubra y se deje seducir por Cristo.

Padre Óscar Moreno: "La palabra clave es responsabilidad"

El Padre Oscar Moreno, recibió con alegría a los feligreses mientras disfrutaban del “Museo de Santos y Beatos Vivientes Agustinos”, donde los jóvenes de la Pastoral Juvenil caracterizaron a San Agustín, Santa Rita, Santa Mónica, San Nicolás de Tolentino, Santa Clara de la Cruz, Santa Magdalena de Magasaki, Beata Cristina de Spoleto (Agustina Secular), Beato Anselmo Polanco (Obispo y Mártir) y recitaron a los asistentes una breve historia de su vida.

El padre Moreno, dejó una frase de San Agustín: “Nada está perdido mientras haya ilusión por encontrarlo”. 

Es por ello que “la palabra clave es responsabilidad en cuanto al poder de decisión que tomemos, no dejarnos manipular por una situación que estemos viviendo y creer que no hay salida, siempre hay salida para las cosas. La posibilidad de cambiar las cosas están en las propias decisiones que se toman es por eso que los venezolanos tenemos que decidir, no perder la esperanza y saber que la responsabilidad está en nuestras manos”.

“Dios siempre envía ángeles para demostrarnos que no estamos solos”, así se refirió a una familia que fue parte importante en la remodelación del Altar y el Ambón, y la construcción del Confesionario. Esta familia, la cual se mantuvo en reserva, se acercó al Padre y se pusieron a la orden para ayudarle y apoyarle en las necesidades de la parroquia. 

“La primera necesidad era el confesionario que estaba funcionando frente al Santísimo y era incomodo ya que el ruido de la feligresía no permitía intimidad; luego la remodelación del Altar y el Ambón”. 

Agradeció a la familia por su generosidad, quienes quieren retribuir a Dios sus bendiciones apoyando a la Iglesia. Con respecto al apoyo que tuvieron los grupos parroquiales para la festividad de la patrona se refirió que “cuando la gente se une por un mismo proyecto las cosas salen muy bien y donde hay unión habita el espíritu de Dios”.






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.