jueves, 30 de abril de 2015

Monseñor Moronta inauguró II Congreso Vocacional de la Diócesis de San Cristóbal




El Obispo del Táchira impartió la charla inicial titulada: “Llamados para llamar”, exponiendo los desafíos para la pastoral vocacional en tiempos de Nueva Evangelización, y bajo las líneas del Papa Francisco

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Prensa DiócesisSC

Con la presencia de 400 congresistas y más de treinta organizadores, quedó instalado este jueves 30 de abril, el segundo vocacional diocesano con el lema «llamados para llamar», en el Seminario “Santo Tomás de Aquino” de Palmira, con la participación, ha reportado la oficina de prensa de la Diócesis de San Cristóbal.

La charla inaugural fue impartida por el obispo de la diócesis Mario Moronta, titulada “Llamados para llamar”, exponiendo los desafíos para la pastoral vocacional en tiempos de Nueva Evangelización. 

El Obispo hizo un análisis de la pastoral vocacional y el papel predominante de la misma e invitó a que el segundo congreso vocacional diera frutos, pero en el marco de la nueva evangelización como lo propone el papa Francisco.

Monseñor Moronta indicó que la tarea inicial que constituye el hilo conductor de toda pastoral vocacional es la conciencia de sentirse «llamados para llamar». Luego agrego: “cualquiera que sea nuestro puesto dentro de la Iglesia hemos sido llamados para convocar a otros hermanos a la santidad, a participar en la vida eclesial, a conocer el Evangelio”, y añadió que “la pastoral vocacional es el alma de todas las pastorales”.


Moronta usó los verbos que emplea el papa Francisco para orientan sobre el cómo poder realizar una pastoral vocacional en tiempos de “nueva evangelización”: primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar, indica la nota de prensa.

De cada uno de estos verbos, el Obispo diocesano hizo un desglose, definiéndolo vocacionalmente, observando el cómo se está viviendo en la diócesis, iluminándolo con la Palabra de Dios y sacando del mismo, compromisos respectivos, refiere.

Invitó a ser una Iglesia en salida para llamar, ser eco de la llamada de Dios. Para animar, acompañar y apoyar a quienes son llamados, para celebrar y conmemorar, pues la Iglesia de San Cristóbal debe tener las puertas abiertas, lo que implica que se trabaje en una «cultura vocacional», que supere los obstáculos que se presentan como la indiferencia de algunos sacerdotes, religiosos y religiosas y agentes pastoral, la poca importancia que algunos párrocos le dan a los centros vocacionales y a la promoción de animadores vocacionales parroquiales, el pensar que la obra de las vocacionales y su acompañamiento es propia sólo del seminario, la falta de una cultura vocacional en las escuelas católicas, sitios estupendos para el acompañamiento vocacional y la acción proselitista de alguna congregación que viene a buscar vocaciones con ánimo más de reclutamiento y que acuden al Táchira para captar candidatos para su congregación.

La actividad es coordinada por el padre Erwing Alberto Guerrero Apolinar, secretario diocesano de pastoral vocacional, y se extenderá hasta el domingo 3 de mayo, explica la nota informativa de la diócesis tachirense.

El padre Erwing ha desarrollado todo un trabajo previo para realizar este congreso, que se iniciaron con la convocatoria, concurso del logo, el himno, reuniones previas con las diferentes comunidades religiosas, elaboración de la base de datos de los congresistas junto a una preparación logística. También realizaron los cuadernos-cuestionario con la metodología pastoral del Ver, Juzgar y Actuar correspondiente a la discusión de cada día del congreso.
El sacerdote dijo que para la elaboración de este congreso vocacional, se contó con la ayuda las comunidades religiosas masculinas y femeninas, así como con los Seminarios que hacen vida en el estado, las casas de formación sacerdotales, las 90 parroquias, rectorías, además de la colaboración de bienhechores.

PRIMERA PONENCIA:- La primera ponencia estuvo a cargo del padre Luis Enrique Blanco Contreras, formador del seminario mayor “Santo Tomás de Aquino”, titulada “toda vida es una vocación”, basada en textos del beato Pablo VI, que puede ser resumida recordando, que cada cristiano debe vivir su vocación y ser feliz.

MESAS DE TRABAJO:- En horas de la tarde, las mesas trabajo fueron divididas por vicarías y arciprestazgos, aproximadamente de 35 personas, integradas por sacerdotes, religiosas, seminaristas y los promotores vocacionales de cada parroquia.

Para este viernes Primero de Mayo, se tendrá como ponente al obispo de Cúcuta, monseñor Julio César Vidal  y será tratado en los grupos de trabajo, el «Juzgar», para que el día sábado se proceda a revisar el «Actuar». 

     Recordando el Primer Congreso

Entrega de reconocimiento a Monseñor Moronta
Hoy día se está celebrando el segundo congreso vocacional, lo que implica el recuerdo del primero, que fue celebrado desde el 08 al 12 de marzo de 1967, es decir hace 48 años.  Aquella reunión fue convocada por monseñor Alejandro Fernández Feo, con motivo de la celebración del año Mariano y en acción de gracias por la creación de la nueva sede del seminario en Palmira. 

Participaron allí, el cardenal José Humberto Quintero, diversos obispos, el gobernador del estado Táchira doctor Juan Antonio Galeazzi Contreras, sacerdotes, religiosas y religiosos, seminaristas, militares, medios de comunicación social y pueblo de Dios en general.

Este primer congreso tuvo una convocatoria abierta y por el gran número de asistentes tuvo que celebrarse en la plaza Juan Maldonado de San Cristóbal, donde fueron tratados temas como la juventud, la familia y el pueblo tachirense.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.