miércoles, 25 de febrero de 2015

Papa Francisco nunca ha querido herir al pueblo mexicano



 La Santa Sede hace aclaración sobre e-mail informal del Papa usando la expresión “mexicanización” para referirse al narcotráfico en Argentina

El Papa Francisco no tenía absolutamente la intención de “herir los sentimientos del pueblo mexicano, que ama mucho, ni desconoce el compromiso del Gobierno para combatir el narcotráfico”, indicó el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, Federico Lombardi, este 25 de febrero en un comunicado. 

El padre Lombardi informó que la Secretaría de Estado ha entregado un mensaje al embajador de México ante la Santa Sede, Palacios Alcocer, para aclarar la situación.

En una reunión de 35 minutos, el embajador Alcocer dialogó con el subsecretario para las Relaciones con los Estados, de la segunda sección de la secretaría de Estado de la Santa Sede, Antoine Camilleri, para ‘apagar el fuego’ y reiterar el buen estado de las relaciones bilaterales. 

El portavoz del Pontífice, al referirse a las palabras usadas por el Papa, contextualiza que han sido hechas sin ánimo de ofender ni al gobierno ni al pueblo mexicano, y han sido escritas en un e-mail privado e informal dirigido a un amigo argentino comprometido en la lucha contra el narcotráfico en Buenos Aires.

En el mensaje, se aclara que el Papa lo que pretendía era manifestar la gravedad del fenómeno del narcotráfico que golpea a México y otros países de América Latina.

Lombardi afirmó que "es precisamente esta gravedad la que determina la lucha contra el narcotráfico como una prioridad en los programas del Gobierno mexicano; estos tienen como objetivo combatir la violencia y devolver la paz y la tranquilidad a las familias mexicanas, incidiendo sobre las causas que originan dicha plaga social". 

Como otros problemas de Latinoamérica, el narcotráfico ha sido un tema tratado en los "encuentros con los obispos" en los cuales, "el Santo Padre ha llamado la atención sobre la necesidad de adoptar a todos los niveles políticas de cooperación y concertación”, añadió Lombardi. 

Controversia por un e-mail privado del Papa

Todo inició porque el Papa, antes de partir a sus ejercicios espirituales el pasado domingo, respondió a un correo electrónico de un amigo personal, Gustavo Vera, diputado por Buenos Aires y líder de la organización no gubernamental “La Alameda”.

La relación personal de Vera y Bergogoglio viene desde sus tiempos pastorales porteños. El cardenal Bergoglio apoyó a “La Alameda” en Buenos Aires por su compromiso en detener la trata de seres humanos y denunciar el narcotráfico.

De hecho, el Papa responde a Vera en el e-mail de la polémica: “Querido hermano: Gracias por tu correo. Veo tu trabajo incansable a todo vapor. Pido mucho para que Dios te proteja a vos y a los alamedenses. Y ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización”.

Y añade: “Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror. Mañana me voy, por una semana, a hacer Ejercicios Espirituales con la Curia Romana. Una semana de oración y meditación me hará bien. Te deseo cosas buenas. Saludos a tu madre. Y, por favor, no te olvides de rezar por mí. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente, Francisco”.

El gobierno mexicano envía una nota a la Santa Sede

Después de la publicación del e-mail privado, la expresión del Papa sobre la “mexicanización” de Argentina ha causado, según dice el gobierno mexicano, ‘tristeza’. 

Entretanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, a través de su titular, José Antonio Meade, envió una breve nota diplomática al Vaticano. Luego anunció una reunión con el nuncio apostólico en México, monseñor Christophe Pierre, y expresó preocupación por las declaraciones del Pontífice.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.