miércoles, 3 de septiembre de 2014

Venezuela: Los católicos exigen que se respete el Padre Nuestro



El Arzobispado de Caracas mediante un comunicado que dio a conocer este 3 de septiembre, le dijo al gobierno nacional: “Los católicos exigimos que se respete el Padre Nuestro”. 

@GuardianCatolic

No ha dejado de reaccionar la iglesia católica de Venezuela, ante la versión del “Padrenuestro” que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dio a conocer en una de sus actividades el pasado fin de semana, dedicado al fallecido presidente Hugo Rafael Chávez Frías, antes que a Dios, y que denominaron “La Oración del Delegado”.

El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, junto a sus obispos auxiliares: Monseñor Jesús González de Zárate, Monseñor Fernando Castro Aguayo, Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, y Monseñor José de la Trinidad Fernández Angulo, denunciaron la aberrada versión de la oración más conocida del cristianismo, en los siguientes términos: “En estos días se ha dado a conocer una nueva versión de la oración más universal del cristianismo: ´el Padre Nuestro´. Pero “la plegaria se dirige al difunto Presidente Chávez en lugar de a Dios, nuestro Padre Celestial”, acotaron.

Explicaron que el Padre Nuestro, “la oración por excelencia de los cristianos del mundo entero, proviene de los mismos labios de Nuestro Señor Jesucristo en el Sermón de la Montaña (Mt 6,9-13), y por ello es intocable”. De igual manera agregaron las autoridades eclesiásticas: “Así como a nadie se le permitiría cambiar la letra del Himno Nacional para honrar a una persona, tampoco a nadie es lícito cambiar el Padre Nuestro o alguna otra oración cristiana, como el Credo”.

Con mucha fuerza exigieron respeto: “los símbolos, oraciones y elementos religiosos católicos se deben respetar”. Y de manera directa, les pidieron a los dirigentes del Gobierno y del PSUV “evitar la difusión de esa supuesta oración, para que no haya otro motivo de división del pueblo venezolano”.

No obstante, las autoridades de la Iglesia en Caracas no se quedaron en la sola exigencia a los miembros del gobierno nacional y del partido socialista, también alertaron a la feligresía católica: “Quien dijera esa versión nueva e indebida del Padre Nuestro ateniéndose al texto literal estaría cometiendo el pecado de idolatría, por atribuir a una persona humana cualidades o acciones propias de Dios”.

El Arzobispado de Caracas recordó que el “Padre Nuestro” es patrimonio de los cristianos. “Respetando el afecto que muchos venezolanos sienten por el difunto Presidente, es preciso recordar que el Padre Nuestro forma parte del patrimonio sagrado de la Iglesia Católica y de todas las Iglesias Cristianas, en el mundo entero. No es lícito modificarlo, manipularlo, instrumentalizarlo”. Luego añadieron de manera muy categórica: “Los católicos exigimos que se respete el Padre Nuestro”.

Finalmente expresaron sus deseos de unir a los venezolanos en torno a la verdadera oración del Padre Nuestro. “Bajo la protección de nuestra madre amorosa, la Virgen de Coromoto, unámonos todos en torno a Jesucristo, Dios y hombre verdadero, rezando el auténtico Padre Nuestro, para pedir a Dios la paz y la concordia en nuestra querida Venezuela”, dijeron los miembros del Arzobispado de Caracas.

El Obispo de San Cristóbal, Monseñor Mario Moronta, a quien algunos sectores  consideraron como “muy amigo” de Hugo Chávez, también ha reaccionado en contra de esta versión del Padrenuestro de los cristianos.

El Padrenuestro es insuperable, no puede ser trastocado, porque sencillamente es una oración dirigida a Dios, inventada por el enviado de Dios, su hijo redentor que se hizo hombre”, dijo al conocer la noticia.

Cabe explicar que el domingo pasado en un taller sobre la ideología socialista que contó con la asistencia del presidente Nicolás Maduro y parte de su tren de gobierno, fue presentada la “Oración del delegado”, en la que le piden al fallecido presidente Hugo Chávez: “No nos dejes caer en la tentación del capitalismo, mas líbranos de la maldad de la oligarquía”. La oración, a todas luces, es un parafraseo descarado del “Padrenuestro” que es parte de la simbología del cristianismo.

En lugar de colocar a Dios como centro al que va dirigido todo el contenido de la plegaria, pusieron a Hugo Chávez, trastocando el sentido de la misma, lo cual redunda en una ofensa para los cristianos, y de manera muy especial para los católicos.


La “supuesta oración”, como la catalogan desde el Arzobispado de Caracas, comienza con la frase “Chávez nuestro que estás en el cielo”. Ha  generado reacciones en contra, no sólo en el seno de la Iglesia sino de la sociedad venezolana, con lo cual no se descarta que para los próximos días se realicen acciones concretas por este agravio.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.