domingo, 18 de mayo de 2014

Nuncio Recibe Estudiantes Universitarios y Escucha sus Inquietudes sobre Venezuela - MUD suspende Diálogo con el Gobierno


El Nuncio Apostólico recibió a los estudiantes quienes presentaron un conjunto de peticiones entre las que se encuentran la liberación por motivos de salud de Iván Simonovis, liberación de los estudiantes detenidos durante las protestas, así como de otros dirigentes políticos, y la elección de nuevas autoridades en algunos poderes públicos, coincidiendo con la presentadas por la MUD que declaró suspendido el diálogo con el gobierno.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 18 de mayo de 2014.- El Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano, compartió este 18 de mayo con un grupo de estudiantes universitarios que participaron en una eucaristía presidida por el representante papal en la sede de la Nunciatura en Caracas.

El encuentro se realizó previo a la reunión que sostuvo Monseñor Aldo Giordano con cancilleres de UNASUR y representantes de la Mesa de la Unidad Democrática que, a pesar de los esfuerzos, anunciaron la suspensión de las conversaciones con el gobierno debido al incumplimiento de las peticiones hechas por los dirigentes opositores.

“Él sabe que en Venezuela no hay respeto por los derechos humanos, que hay una arremetida brutal por parte del gobierno. Él nos pidió no perder la fe y continuar en la lucha pacífica”, expresó Rolando Antivero, estudiante de la Universidad Santa María.

Los estudiantes preguntaron al Nuncio cuál es el propósito de una mesa de diálogo si el gobierno no cede en nada, mientras Monseñor Aldo Giordano les dijo: “siempre se debe apostar al diálogo para conseguir la reconciliación”.

Señaló Antivero que “nosotros estamos dispuestos a dialogar si el gobierno nos respeta como el futuro del país y toma en cuenta nuestras exigencias que son para beneficio de toda la sociedad. Nosotros respetamos a quienes desde la MUD se sientan a dialogar, pero consideramos que esas conversaciones solo han sido un debate que no ha traído beneficios a la sociedad”.

Cabe indicar que durante la reunión de los estudiantes con el Nuncio, éstos le obsequiaron una franela vinotinto con la inscripción: “Reconciliemos el País, Recuperemos la Democracia”. Pero además, le entregaron un documento mediante el cual presentaron sus peticiones como parte importante de la situación de crisis que atraviesa Venezuela.

La actividad se realizó momentos previos a la reunión pautada por la MUD con los cancilleres de UNASUR que impulsan el diálogo entre sectores  del gobierno y la oposición que esta semana fue declarado “congelado” por Ramón Guillermo Aveledo y otros dirigentes políticos de la oposición.

Al salir de la reunión, el secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unión Democrática, Ramón Guillermo Aveledo, informó que entregaron un informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela a los cancilleres de UNASUR. Asimismo, consignaron un documento con las exigencias necesarias para retomar el diálogo.

Explicó que no existe un tiempo específico para restablecer la mesa y recalcó que “ahora la pelota está en la cancha del Gobierno”. “Los cancilleres escucharon nuestros puntos de vista, la relación caso por caso y ellos ahora van a hablar con el gobierno”, explicó el dirigente opositor.

Reiteró que el diálogo es necesario "por la situación del país" y que no piden "nada fuera de la Constitución" al Ejecutivo. Aveledo insistió que el Gobierno debe tomar "en serio el diálogo".

Uno de los puntos que destacó el secretario de la MUD fue "revisar el caso de los presos políticos, de este año y de años pasados, estamos planteando todos estos casos, también el de los estudiantes aprehendidos, que el Gobierno escuche los planteamientos de la dirigencia estudiantil", dijo.

Más temprano, el dirigente opositor Roberto Enríquez señaló que “Ya lo que queda es esperar que la comisión de Unasur y el Vaticano logre que se desatranque el proceso de diálogo y nos lleve a una solución que al país le dé esperanzas”, dijo antes de ingresar a la reunión celebrada en la sede de la Nunciatura Apostólica de Venezuela en Caracas.

Enríquez, presidente del partido Copei y miembro de la comisión de la MUD, indicó que a los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas y al Nuncio Apostólico en Caracas, Aldo Giordano, que han acompañado el proceso de diálogo les debe dar "una mala noticia" pues, "el Gobierno no está honrando su palabra".

Apuntó que la MUD no está dispuesta a aceptar que lo acordado durante estas conversaciones con el Gobierno "se desconozca".

"Podemos entender que hay que avanzar en muchísimas cosas para lograr acuerdos en base a la Constitución y los derechos humanos, lo que es inaceptable es que aquello que se anunció al país delante de los cancilleres y el nuncio no se cumpla, eso me parece que es un irrespeto con toda Venezuela", dijo.

Sin embargo, y pese a las críticas, Enríquez señaló que la oposición "quiere y cree" en el diálogo "como mecanismo para resolver las diferencias".

Dijo, además, que la oposición no ha pedido, en esa mesa de diálogo, "nada distinto" a lo establecido en la Constitución y a los derechos humanos y que precisamente esas conversaciones solo buscan "restituir el orden" constitucional.

"Nosotros no estamos planteándonos ir a jugar dominó o tomarnos un cafecito con el presidente no, esto es un asunto en el que se ha acabado ya con la vida de 42 compatriotas, en donde hay mucha gente sufriendo, en donde hay presos, torturados, para que ahorita convirtamos el diálogo en una (...) tertulia, no es una tertulia, es un diálogo político", dijo.


El proceso de diálogo que se inició el pasado 10 de abril entre el Gobierno y la oposición para tratar de aliviar la crisis política que atraviesa el país fue suspendido el pasado martes a petición del bando adversario a la gestión de Nicolás Maduro por considerar que el oficialismo no ha cumplido con sus compromisos.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.