miércoles, 28 de mayo de 2014

Cardenal Urosa solidario con estudiantes que han sido “atacados por bandas armadas”


Foto Cortesía de la UCAB.

El Arzobispo de Caracas, presidió una eucaristía en la Universidad Católica Andrés Bello – UCAB – ratificando su llamado por la paz a los distintos sectores políticos y sociales de Venezuela, al tiempo que rechazó “la violencia venga de donde venga”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 28 de mayo de 2014.- “Los cristianos católicos”, en Venezuela, “no pueden ser indiferentes a los problemas del país. Estamos llamados a trabajar por la paz. Mientras más capacidad, talentos y recursos tenemos, mayor es nuestra obligación de trabajar por la paz, promover y defender la dignidad de las personas”.

De esta manera lo expresó el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino,  durante una eucaristía que presidió este miércoles 28, en el Aula Magna de la UCAB, acompañado del rector presbítero Francisco José Virtuoso y otros sacerdotes de la Compañía de Jesús que lideran esta casa de estudios.

El Cardenal Urosa indicó que no puede haber paz en una nación donde reina la inseguridad pública y la injusticia sin libertad. 

“Los obispos venezolanos en varios comunicados emitidos en los últimos meses, hemos insistido en el respaldo a las exigencias del movimiento estudiantil, y en la necesidad de que el gobierno nacional escuche sus planteamientos y les dé solución a los problemas del país”, dijo recordando las fechas del 14 y 26 de febrero, el 7 de marzo, y el 2 de abril.

Acotó que los obispos venezolanos rechazan la violencia que se ha producido “venga de donde venga, tanto de algunas acciones de la oposición, como de la actuación represiva de los cuerpos de seguridad del Estado”.

De igual manera ratificó su “solidaridad con la Universidad Católica Andrés Bello, con nuestra Universidad, y con los  estudiantes atacados en dos ocasiones por bandas armadas”. El Purpurado elevó sus oraciones por las 44 personas que han fallecido durante las protestas que iniciaron el 12 de febrero pasado, en todo el país.

Por su parte, el padre José Virtuoso pidió por la universidad, los estudiantes universitarios que han sido injustamente detenidos, por sus familiares y por quienes se han convertido en los defensores de sus derechos.

El sacerdote jesuita pidió a los ucabistas “seguir trabajando para culminar con normalidad el año académico y proseguir en su misión de compromiso con el país”.

Lamentó que la violencia, que también repudia” venga de donde venga, haya ganado más terreno que el diálogo”. Exhortó a los líderes políticos a “hacer esfuerzos para que se concreten soluciones a la crisis” que vive el país.


Foto Cortesía de Profesora María Naranjo.

Como un gesto de cordialidad y solidaridad los estudiantes de esta casa de estudios superiores le entregaron una franela al Arzobispo de Caracas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.