sábado, 8 de marzo de 2014

VENEZUELA:- La Iglesia católica comenzó la Cuaresma con llamados a la Paz, Reconciliación y Conversión



Monseñor Adán Ramírez Ortíz presidió la eucaristía este Viernes de Ceniza, en el Palacio Arzobispal de Caracas, y recordó a los asistentes algunas características propias de la Cuaresma: “ayuno, penitencia, oración y limosna”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 08 de marzo de 2014.- La Iglesia Católica en Venezuela comenzó la etapa de la Cuaresma en medio de un ambiente de marcada preocupación por la violación de los derechos humanos por parte del gobierno nacional, y el enfrentamiento de sectores políticos que ha dejado al menos veinte personas asesinadas, centenares de detenidos y un considerable número de desparecidos como consecuencia de las protestas ciudadanas que se mantienen desde hace un mes.

En ese contexto, las celebraciones eucarísticas del Miércoles de Ceniza y días subsiguientes, han estado marcadas por intensos llamados a la paz y al respeto de los derechos humanos; pero también, al acercamiento a Dios y a la conversión personal como una manera de cambiar primero al hombre, y luego a la sociedad.


En la Parroquia “Jesús Obrero” de la urbanización Los Naranjos, en Guarenas, el Presbítero Miguel Marín presidió la eucaristía y entre las peticiones hizo una intensa oración por las personas fallecidas como consecuencia de las protestas.

“Los cuarenta días son para ayudar y amar al prójimo; para mortificar el cuerpo, que no necesariamente significa dejar de comer, sino contrariamente, no comerse al hermanos con la lengua, hablando mal de él o por medios de la violencia”, dijo. 

También habló de la Campaña Compartir que la Conferencia Episcopal Venezolana para este año dedicó al tema de la alimentación, precisamente, uno de los aspectos que han marcado la protesta debido a la escasez de alimentos en la población.


Por su parte, este viernes 7 de marzo, en la capilla del Palacio Arzobispal de Caracas, Monseñor Adán Ramírez Ortíz centró sus enseñanzas en el cambio que se debe generar primero en la persona para luego hacerlo en la sociedad. “Para cambiar al mundo primero tenemos que cambiar nosotros mimos. Si primero cambiamos al hombre, luego podremos cambiar a la sociedad”, alertó.

También recordó que la Cuaresma tiene varios elementos que centran la piedad de los feligreses en su proceso de conversión durante estos cuarenta días.

“Tenemos que ser muy sinceros con el ayuno que no es necesariamente olvidarnos de comer, sino de abstenernos de aquello que causa placer en nosotros”. Luego acotó que se deben cumplir las penitencias impuestas en el proceso de conversión, y realizar “mucha oración a Dios”. Y en cuanto a la  limosna, recordó el deber  de ser “caritativos con los más necesitados”.

Cabe mencionar que el Arzobispo de Mérida, Monseñor Baltazar Porras Cardozo denunció en un comunicado que en la Iglesia parroquial “Santa Bárbara”, mientras se oficiaba la eucaristía del Miércoles de Ceniza, “un grupo armado y encapuchado” irrumpió de “manera violenta” al recinto religioso, pero no pasó a mayores debido a la acción del celebrante que llamó a la feligresía a “no moverse de sus puestos”.


La denuncia la hizo Monseñor Porras Cardozo en el contexto del llamado hecho por las autoridades para la Conferencia de Paz Regional, a la que se negó asistir indicando varias razones entre las cuales destacó no conocer “a qué se compromete previamente el ejecutivo que garantice, al menos que hay una voluntad firme y concreta de buscar la paz ciudadana”, dijo en el comunicado.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.